Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

 
   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

La Santa Cruz en la composición de las notas musicales

 

 

 

 

 

La base de todo fundamento musical tiene su origen en el ritmo, pues podríamos decir que los primeros instrumentos musicales con los que ya comenzaba a disfrutar el hombre, fueron los instrumentos de percusión, ya que la misma Naturaleza tuvo la cortesía de donarnos, por ejemplo, un tronco seco o la piel de un animal, para ir marcando ya los primeros compases. El resto de los instrumentos que surgieron en lo sucesivo, por expresarlo de una forma gráfica, fueron adornando a lo largo de la historia estos primeros instrumentos más naturales, que sin duda llegaron a ser las razones que motivaron el desarrollo, para poder seguir innovando en este campo.

 

El hombre va descubriendo los efectos de la música en su entorno, por lo que la música no es invención del hombre, aunque en verdad, la música va más allá de ser un don de la Naturaleza, por muchos motivos, de los cuales algunos iremos detallando a continuación. Nos debe de suscitar ya a una reflexión profunda, cuando el refranero nos dice que, quien canta, su mal espanta.

 

La música, como toda moneda, posee dos lados diferentes. La primera acuñación de esta moneda, está fundamentada en el entretenimiento, en la diversión o distracción de nuestros sentidos. Viene a ser una forma natural para poder evadirnos de la realidad, recomendable en algunos casos, siempre y cuando este entretenimiento sea un medio, sin llegar a convertirlo nunca en un fin. Pero la acuñación que le da su verdadero valor es la que resulta para el hombre rehabilitadora, es decir, la que nos ayuda directa o indirectamente a nuestra necesidad espiritual para poder purificarnos, es decir, para ordenarnos, liberarnos y fortalecernos. Es así que, la música puede ser el medio que nos puede servir de revulsivo o por lo contrario, puede tener fines destructivos, como podría ser la búsqueda de placer a modo de pasatiempo, una forma de evadirnos temporalmente de nuestros problemas, en vez de querer afrontarlos con la madurez humana. Con ello podemos afirmar que ya en los albores de nuestra historia, la música resultaba ser una de las primeras drogas adictivas, que nos anulaban e inhibían de la realidad, llegando al éxtasis de los sentidos, pero no de esta manera al éxtasis del alma, como pocos hombres han podido llegar a experimentar.

 

Cuando el hombre fricciona un cuerpo en un estado neutro, en primer lugar, desprende calor. Esta acción, desde el punto de vista molecular, provoca un mayor movimiento entre los átomos que componen dicho cuerpo. Dependiendo del material que vallamos a frotar, en ocasiones se crea un campo eléctrico, que comúnmente se le conoce como fuerza electroestática. La música actúa en el hombre de forma análoga, pues dependiendo del estado anímico, de lo receptivos que podamos estar, puede poner en movimiento nuestro cuerpo, pero solo por medio de nuestro interior, de nuestra alma. Así como el resultado de la fricción en los cuerpos es el movimiento, la música da como resultado en el hombre, la danza. . 

Es por ello que la música, al igual que el médico se vale del fonendoscopio para valorar el sonido del corazón de un paciente, para comprobar en el último de los casos la vida de una persona, es uno de los útiles que nos muestra en este caso particular la vida o la existencia del alma humana.

 

El hombre descubre la belleza y la utilidad de su hueco interior, de su alma, como en el caso de la guitarra española, cuando se le permite al Artesano que rasgue nuestras cuerdas. Ahora ya sabemos que el frotamiento de un cuerpo, provoca un movimiento molecular de forma análoga a la música, que causa también un movimiento en el interior de nuestro ser, que nos hace entrar en calor, que consigue hacernos vibrar.

Nos serviremos en esta experiencia de la gama temperada, que viene a ser una serie de sonidos armónicos puros, utilizados como base en una determinada tradición o cultura musical, para poder demostrar, en nuestro caso, la presencia del modelo matemático universal de la Santa Cruz en las notas musicales, que vienen a ser la base y fundamento de toda composición musical (Mendoza, 2014). Ahora podremos saber que las notas musicales, que en esencia son frecuencias audibles, equivalen a una fracción de valor numérico, siendo ahora más conscientes de la excelsa belleza de la música, ya que de forma real, la Santa Cruz de esta manera se imprime en nuestro interior por medio de los sentidos. Se cumple así, como en el resto de los fenómenos físicos que vamos conociendo, que en la música existe de igual manera un conocimiento, un orden, unas simetrías y por ello, una belleza para nuestra alma que nos hace deleitar.

 

Si valoramos estos primeros principios y causas de la música, no podemos dejar pasar la oportunidad de afirmar algo que ha pasado inadvertido, tal cual lo ha sido con nuestras propias matrices modelo. Teniendo en cuenta este estudio, no debemos de permitir seguir ignorando que la cruz es una fuente natural de armónicos, aunque no son audibles a nuestro sentido. Esta afirmación sería comparable si diésemos un salto hacia atrás en la historia del hombre y anunciásemos, por ejemplo, que la piedra de cuarzo es un elemento que tiene propiedades eléctricas, que genera una gama de frecuencias de forma natural. Hoy en día, sabemos que esta propiedad eléctrica del cuarzo es aprovechada para generar un pulso de reloj, es decir, que todos los dispositivos digitales que conocemos, disponen necesariamente de un cristal de cuarzo, con el fin de sincronizar todos los sistemas electrónicos.

 

Los pitagóricos fueron los primeros en sus observaciones, en sus estudios, que nos hablaron de la música de las esferas. Esta definición hacía referencia a los tonos emitidos por los planetas, que según ellos, dependían de las proporciones aritméticas de sus órbitas alrededor de la Tierra, de la misma forma que la longitud de las cuerdas de una lira determina sus tonos. A lo largo de la historia, el estudio de la música de las esferas, ha sido tanto cuestionado como valorado, pero en la actualidad, se rompe con todo género de duda gracias a las sondas de la NASA (21, 2004) y, que ahora nos confirman estos hechos. Por ello, de no tener en cuenta estas premisas, podría ser muy atrevido anunciar que la Santa cruz genera de igual manera una serie de armónicos, siempre que tengamos en cuenta ―como seguiremos profundizando en adelante― esta analogía entre esta figura geométrica sagrada con el circulo u esfera. Por ello, la Santa Cruz, es una fuente musical, semejante a los armónicos que emiten los objetos celestes y que ahora podemos estudiar mejor gracias a la tecnología.

 

Cierto es que existen en la Naturaleza una multitud de frecuencias que no son audibles por el hombre, aunque otros seres vivos si las pueden oír. Que el hombre no pueda oír algunas frecuencias no quiere decir que no las pueda percibir, es decir, que no tenga unos efectos sobre nuestro cuerpo, mente y/o alma. Conociendo la respuesta entre un hombre que puede ser amigo o enemigo de la cruz, es decir, dependiendo del estado del fuero de la conciencia de los hombres, ésta puede ser para nosotros una armonía agradable o de lo contrario, un sonido estridente. Aunque esta afirmación pueda pertenecer para algunas personas al campo de las conjeturas, conociendo ahora un poco más de cerca el comportamiento de los hombres ante este símbolo sagrado y, de su valor físico y transcendente en toda la creación por medio de la ciencia. No podemos negar ya la influencia que supone la presencia de la cruz en muchas de las dimensiones de la esencia humana.

 

 

 

n

Nota

2n/12

Fracciones reducidas

Aprox.

1

α

1

1

= do

2

γ

1,1225

9/8,55/49,1714/1527…

≈ re

3

ε

1,2599

4/3,5/4,29/23…

≈ mi

4

ζ

1,3348

3/2,4/3,295/221…

≈ fa

5

θ

1,4983

3/2,442/295,2213/1477

≈ sol

6

κ

1,6818

5/3,37/22,3002/1785…

≈ la

7

μ

1,8877

15/8,17/9,168/89…

≈ si

8

ν

2

2

= do

 

Tabla. 16.0. Correspondencias matemáticas con las notas musicales.

 

 

 

do

re

mi

fa

 

sol

la

si

do

 

Tabla 16.1.1. Correspondencias de las notas musicales.

1

9/8

4/3

3/2

 

3/2

5/3

15/8

2

 

Tabla 16.1.2. Correspondencias en fracciones.

 

 

 

1

1,125

1,33333333

1,5

 

1,5

1,66666667

1,875

2

 

            Tabla 16.1.3. Correspondencias numéricas finales.

          ( V )   =   1,125 + 1,875 =  3

          ( H )   =   1,5 + 1,5         =  3

 

          ( D1  ) =  1 + 2               =  3

          ( D2  ) =  1,333 + 1,666 =  3

 

 

 

12 Se dice aquí que la música tiene sus fundamentos en el MisterioTrinitario, porque como comprobaremos en esta experiencia todos los resultados, con independencia a la disparidad entre los diferentes términos, obtendremos como resultado común el número tres (3).  

 

 

Comprobación en hoja de cálculo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).