Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

 
   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

 

 

Pag. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 »

Nº 5

 

 


 

EL REMEDIO DEFINITIVO

Si quieres poner fin a tu pasado, cura tus heridas.
Si quieres vivir bien el presente, alimentate.
Si en verdad te preocupa tu futuro, formate.

 

 

LA HUMILDAD

La humildad es el calibre para medir nuestros
defectos, pero también de nuestras virtudes.

Muchos son aquellos que al obrar no saben que portan una carga de defectos personales y muchos somos conscientes de que no actúan en consciencia porque ellos no se ven a sí mismos. Desde fuera podemos actuar con indulgencia sin tener en cuenta las posibles ofensas a nuestra persona si somos conscientes de que estas personas no gozan de ningún grado de humildad, primeramente hacia ellos mismos, por ello no pueden verse sus propios defectos. En el caso contrario se puede decir que la humildad sitúa en el lugar correcto a todas las virtudes de las que podemos gozar, por lo cual el calibre que mide tanto los defectos como las virtudes es propiamente aquello que llamamos humildad.

 

 

 

LOS MATICES DE LA VERDAD

La verdad es como la luz, es única,
pero tiene muchos matices.

 

 

 

EMBRIAGADOS DE AMOR

El mundo está embriagado de un amor que
no es sobrio ya que este no conoce la libertad..


Un amor que no se fundamenta en la libertad no es un amor sereno. Si en una amistad entre un hombre y una mujer surge el deseo de poseerse el uno al otro el amor pende del hilo del interés por buscar el placer personal, donde se deja de pensar en la otra persona para emprender una búsqueda individual y egoísta del placer. De esta manera el amor en la amistad deja de preservarse y comienza a corromperse. Llagados a este punto, mas tarde o más temprano comienza en la pareja la resaca y con ello vienen los momentos de pensar en que nos equivocamos de botella creyendo erróneamente que la solución está en beber de otra nueva, sin pensar casi nunca en que el problema esta mas bien en nosotros. Como podemos ver, seguimos prostituyendo los conceptos que son vitales para nuestras vidas, pues hoy un volumen importante de la sociedad cree incluso que la fornicación es amor.

 

 

LA CARTA DE LA CARIDAD

Yo me lo juego todo a una carta; la carta de la caridad.

 

 

 

MARIONETAS DEL ENEMIGO

El enemigo común de Dios y de los hombres es tan buen ventrílocuo que cuando
decimos que hacemos lo que nos da la gana sorprendentemente e incluso nos lo creemos.

El planteamiento que hacemos es tan sencillo que lo puede comprender un niño cualquiera, pues una pequeña dosis de soberbia nos hace ser esclavos de nuestro propio engaño. Si un conductor determina en un momento dado hacer lo que le da la gana sin respetar las señales de tráfico que regulan y ponen orden en la circulación, este hombre negligente se convierte en un suicida peligroso para sí mismo y para la sociedad. Este conductor en un juicio se declara como inocente ya que alega que actuó libremente. Con una conciencia medianamente formada podemos saber que obró mal. La libertad se fundamenta en esencia del orden en este caso interior en todos los aspectos y en su defecto podemos decir que no existe una libertad verdadera, pues creemos ser libres, pero nuestro concepto esta deforme, por lo que muchos pasan toda su vida siendo manejados por el mal.

 

 

 

LA FE DE MANTEQUILLA

Dicen que cuándo un sacerdote no es bueno te arrebata la fe, pero en
verdad el problema no es el sacerdote, sino nuestra fe de mantequilla.

 

 

 

DECÁLOGO DE LA SABIDURÍA








Dice el Señor: Si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio (1 Co 3:18). Lo que si debemos de tener claro es que fuera de la Barca de Pedro, como mucho podemos aspirar a la sabiduría de este mundo. Por ello propongo un cuaderno de Bitácora desde nuestra Barca con uno de los cientos de decálogos que podríamos hacer sobre la sabiduría, siendo este presente mucho más mejorable. Podéis proponer o comentar si lo deseáis.

 

 

LA FE; EL SENTIDO DE LAS COSAS.

La fe es el sentido de tosas la cosas que pueden ser razonadas.

 

 

 

DESFRAGMENTADOR PERSONAL

Cuanto parecido tenemos con la herramienta más útil que el hombre ha "creado". Por norma general el hombre es muy semejante a la memoria volátil que posee el ordenador ya que pronto se olvida de lo bueno recibido, haciéndonos unos perfectos ingratos ante el Señor. Por otro lado, el tiempo y el pecado nos fragmenta hasta el punto de tener un interior muy desordenado que nos conduce a la perdición. El ordenador posee una herramienta de mantenimiento que se denomina "desfragmentador" y su efecto produce una agilidad notable de todo el sistema. En nuestro caso esto es posible por medio de la oración y la frecuencia de los sacramentos y solo aquellos que lo viven con fervor y pasión pueden notar sus favorables resultados para proceder con nuestro quehacer diario.

 

 

 

LA VERDADERA LIBERTAD

La ley del mundo es hacer siempre lo que nos da la gana. La ley
de Dios consiste en hacer lo que se debe, para poder ser libres.

 

 

 

CRISIS O EGOISMO

Por favor, ¿Alguien puede explicarme porqué ahora al egoísmo le llaman crisis?





No es necesario hacer balances para poder llegar a esta conclusión, pues esta crisis siempre ha estado patente en el ser humano. En verdad, como muchos de los conceptos de la propia vida, la crisis es un eufemismo del egoísmo. Si lo pensamos un poco, preferimos verlo así que de la otra manera, para evitar poner remedio definitivo, por ello, la crisis será lo que es hasta que nos llegue el día del Juicio. 

 

 

 

SÉ DUEÑO Y SEÑOR DE TI MISMO

La mejor corona que puedes ponerte en esta vida
es la que te sirve para ser dueño de tu propio reino.

 

 

 

PASAPORTES PARA EL CIELO

El dolor y enfermedad son
pasaportes para ir al cielo.


Si sondeásemos mejor lo que significa el dolor y la enfermedad nos podríamos dar cuenta que más que un agravio realmente son los pasaportes para llevarnos al País de la Vida. Estas palabras deben de ser conocidas por aquellos seres cercanos que más lo padecen para que puedan ver el enfoque real de sus experiencias. Este pasaporte no tiene ningún valor si los dolores y sufrimientos no son ofrecidos al Señor, como cuan sello de aduana se tratase, pues solo de esta manera podemos comprender la verdadera utilidad del dolor y del sufrimiento en esta vida que vendría a hacernos mucho más humildes, virtud clave para poder comprender mejor cualquier cuestión personal y ajena, siendo este el requisito indispensable para poder acercarnos más a la Presencia de Dios.

 

 

LA PATRIA CELESTIAL

Yo en este mundo soy extranjero.
Mi verdadera patria es la celestial.

 

 

 

LA VARA DE MEDIR.

Un verdadero cristiano no es un radical. El problema es que la referencia
de medida empieza en aquellos que dicen serlo y en verdad no son nada.



Ante la injusta crítica de ser una persona radical o mejor definido como fundamentalista religioso, debemos de dar dos respuestas al respecto. La primera respuesta se basa en la idea de que el problema no reside en nosotros, sino más bien en la sociedad con una fuerte tendencia de laxitud. Por otro lado parte de la culpa recae en aquellas personas que dicen ser cristianos y que en verdad no son nada, bajando la medida de referencia hasta el punto de hacer creer a la sociedad que estas personas son los verdaderos modelos de creyentes.

 

 

 

EL BIEN Y LA SANTIDAD

Busca el bien para los demás y tendrás amigos. Procura
el bien supremos para ellos y los tendrás como enemigos.

 

 

 

EL DIA MÁS IMPORTANTE DE NUESTRA VIDA

El día más importante de nuestras vidas es el día de nuestra muerte; en ese día se nos revelará la verdad, tan amada por unos y tan despreciada por otros, pues de nosotros depende que ese día sea el primero o el último.

El día más importante de nuestras vidas es el día de nuestra muerte; en ese día se nos revelará la verdad, tan amada por unos y tan despreciada por otros, pues de nosotros depende que ese día sea el primero o el último. La muerte que conocemos es fin de trayecto para nuestros sentidos, pues la muerte que verdaderamente debemos de temer es aquella en la que Dios ya no guarda memoria de nuestro ser. Dicen que aquellos que han sabido vivir bien esta vida no tienen ningún temor a que les llegue este momento. Debemos de estar preparados para nuestro gran día y solo de esta forma sabremos apreciar mejor lo que nos queda de esta. 

 

 

DEJA QUE DIOS ESCRIBA TU HISTORIA

Si has gastado mucha tinta y papel escribiendo tu vida, deja
a Dios ser tu autor para que haga contigo la mejor historia.

 

 

EL TÍTULO DEL FILÓSOFO

Al filósofo no lo hace un título,
sino que lo hace la propia vida.

 

 

 

LA CARIDAD

Del manantial de la caridad beben todas las virtudes del hombre.

 

 

 

 

LA HUMILDAD

No llevo nada en el zurrón para el camino,
solo fe y humildad para poder tenerlo todo.

 

PRIMERO FUE EL GALLINERO

Muchos aún no saben que lo primero no fue ni el huevo ni la gallina, sino
que fue el gallinero. En el principio creo Dios el cielo y la tierra (Gn 1:1).

 

Pag. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 »

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).