Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

ESTA WEB ha sido sido intervenida por HACKERS que con malicia han conseguido evitar que se pudiese
comprobar el gran exito de este pequeño apostolado seglar, que se podía apreciar en los perfiles de FACEBOOK,
evitando a su vez poder compartir por controles sociales este espacio de cultura y pontificación.

+ INFO +

   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

 

 

 

 

 

Entonces Dios dijo: «Hágase la luz». Y la luz se hizo (Gn. 1:3)

 

 

Benjamín Solari Parravicini
Vidente argentino
1898-1974    

 

 

El 2 de abril de 2014, este documento tuvo entrada en la Diócesis de Alcalá de Henares, para su correspondiente valoración eclesial, por medio de D. Javier Ortega, Vic. Ep. y actual Director del Seminario Mayor Justo y Pastor, con el fin de hacer constar que en este documento no se afirma nada contrario a la fe.

 

 

Prólogo

Biografía breve de Benjamín Solari Parravicini

El «hombre gris»

Psicografías clave para comprender el Misterio de la Cruz Orlada

El renacer de la Cruz Orlada por B.S.P

Introducción

Breve testimonio


Discernimiento y contraste


Foto de mi parroquia


Visión de una lluvia


Referencias electrónicas citadas

Dibujos proféticos sobre la Cruz Orlada (Tomo IV)

 

 

 

 

 

Prólogo

De aquel conocido personaje que nos anticipa el vidente argentino Benjamín Solari, bajo el pseudónimo de «hombre gris», se ha escrito mucho, pero que se hable o se escriba mucho de algo o en este caso de alguien que pueda ser objeto de interés para toda una sociedad, como viene a ser en este caso para el pueblo argentino, desgraciadamente no son precisamente fuentes fiables que nos aporten un conocimiento veraz y profundo en esta materia. Esta afirmación se justifica porque de lo poco que se puede sacar en común son pensamientos muy dispares, excepto una opinión muy particular en la mayoría, que dice que si el «hombre gris» llegase a ser reconocido por el pueblo argentino, logrará pacificar y hacer progresar a la Nación. Por tanto, la misión del pueblo argentino en estos momentos más delicados para la humanidad, será agudizar ese instinto, que a mi opinión sólo puede llevarse a cabo bajo la asistencia del Espíritu Santo. Cierto es que el Altísimo ha confiado al pueblo argentino ésta labor y en parte debe de ser responsable.

Ciertamente considero que esta responsabilidad es grande y los demás pueblos amigos, debemos de aportar nuestras ideas, dones y todo lo bueno para poder ayudar a Argentina a encontrar a este hombre. He aquí mi pobre, torpe y limitado intento, para poder aportar por mi parte este documento, que trata de dar un poco más de luz a estos capítulos del futuro que sabemos que están ahí, pero que es necesario comenzar con madurez a darles la luz que necesitan. El presente documento es una aportación personal que bajo mi humilde opinión considero muy original, porque me sirvo en primer lugar de varias psicografías de B.S.P, de datos históricos, de muchas conexiones históricas y personales que van conformando una pieza única. Todo ello con el fin de anunciar el lugar y la manera donde tendrá su comienzo la verdadera Nueva Evangelización.

Personalmente para este servidor lejano de aquellas arenas argentadas, no por curiosidad ni por ese azar caprichoso que muchas personas de nuestra sociedad en general casi vienen a valorar como su propia «virtud teologal», semejante a la luz de la fe que nosotros los cristianos ciertamente gozamos con más o menos brillo, todo tuvo su comienzo cuando tuve la necesidad de estudiar primeramente algunos dibujos proféticos, relacionados especialmente con la «Cruz Orlada».

En el suceso de este estudio, nunca cesaba mi admiración e incluso en muchas ocasiones mi consternación por ser un testigo, casi en silencio, al comprobar la paridad entre lo que conocemos como «Cruz Orlada» y el estudio de investigación en el que estaba inmerso en aquellos momentos. Primero debo de decir que venía a ser como una llamada de atención, que me suscitó a un profundo discernimiento y tras un tiempo de serenidad, fui consciente con gran asombro que mi estudio de investigación sobre el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, que tuvo comienzo en el año 2008, venía a ser en la actualidad, aunque para diferentes fuentes en materia, forma y tiempo un mismo y único elemento, es decir, que realmente venimos a hablar de lo mismo, pero con diferentes denominaciones.

Más adelante, al comprobar esta conexión tan hermosa e impactante, sin querer meterme de lleno, por diversas circunstancias, quise centrarme en ese hombre enigmático conocido como el «hombre gris». Pues bien, quizá lo que se le ofrece al lector en este breve documento, además de lo que he citado anteriormente, será poder conocer una hipótesis aún sin exponer, al menos en los debates digitales, pues desde estos momentos deberíamos de aceptar la posibilidad, por los diferentes argumentos que se expondrán en este documento, que el «hombre gris» pudiese tener una estrecha relación con la «Cruz Orlada». Estas conexiones nos podrán introducir a lo que serían los primeros signos cercanos para el pueblo argentino, con el fin de poder comenzar a reconocer «el instante del hombre gris».

Si existe otra razón interesante por la que recomiendo leer este documento, es por la fácil comprensión en su lectura, para interpretar algunas de las psicografías que se han considerado más relevantes en este aspecto. Pero no solo eso. Hasta el momento, muchos han sido los que se han proclamado como el «hombre gris», y aunque de antemano este servidor afirma no serlo, con libertad, humildad y respeto me propongo, me sugiero y de alguna manera no me cierro a la posibilidad de poder llegar a serlo, en el caso de que pudiese ser reconocido. De antemano creo que no les será fácil, porque gracias a Dios mi pluma ha hecho correr mucha tinta, pero esto no sería motivo de agravio, sino en todo caso de garantía.

Por último concluiremos este documento con un estudio de discernimiento y contraste del Misterio de la Cruz Orlada y el estudio de investigación del Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, para que con unas psicografías que he considerado claves, se pueda ver que el brillo entre un Misterio de Dios y el otro, viene a ser el mismo. Bajo mi humilde opinión, en este documento se prescinde de muchas psicografías que podrían ayudar a dar más luz, pero tengo confianza en que esta pequeña aportación que comparto, pueda ser como la chispa de una bujía, que siendo pequeña e insignificante, es la que enciende el motor, necesario para que nos podamos poner todos en movimiento, pero en esta ocasión excepcional, deberá ser en una sola dirección; aquella que está más allá de nuestros cortos sentidos.

 

 

 

 

Benjamín Solari Parravicini
Biografía breve

Benjamín Solari Parravicini, nació el 8 de agosto de 1898 en Buenos Aires. Artista y clarividente, miembro de una distinguida familia porteña de artistas y hombres de ciencia. Fue director del Museo de Bellas Artes de la Municipalidad de Buenos Aires.
Dotado de excepcional sensibilidad psíquica, realizó cientos de dibujos proféticos, que constituyen un monumental panorama anticipado de los acontecimientos colectivos entre los años 1935 y 2002; muchos de los cuales ya se han cumplido.

Llevaba una vida disipada e irresponsable hasta que, a los 32 años, según narra Justino, su hermano menor, una noche se le manifestó violentamente la aparición de una fuerza extraña.

      El mismo Parravicini narra en sus escritos cómo recibió la misión:

Un domingo de tarde la «vocecita» dijo al joven de Leo interrumpiéndole el piano: «Deja ya por hoy tu música y toma un lápiz y un block, juntos en él dibujaremos. Te enseñaré a realizar trazos rápidos y seguros; te acostumbraré a jugar con la línea curva y la línea recta.

Te demostraré cómo simplificar temas dentro de una única dimensión y te haré comprender el simbolismo plástico, con sus misterios abstractos. Poco tiempo necesitarás para llegar a dominar todo lo dicho, y cuando hayas adquirido práctica comenzaremos a encuadernar en nuevas carpetas los trabajos que a nuestra consideración convengan ser guardados; además, te entregaré en mayoría,  simbólicos dibujos traduciendo profecías al llegar. Debes saber, criatura, que ya es cercano el «final de finales». Llega ya la hora de las controversias, de las guerras, de las pestes, de la ceguera, de la fatuidad, del afán del oro, del crimen, del robo, del suicidio, de la indignidad. Llega al mundo la muerte, llegado es el caos.

Y llegado es; porque el confusionismo aprisiona los hogares, deforma los hechos morales, encumbra la pornografía, mastica los sexos, enferma las mentes, desata el equilibrio de la religión católica. Nuevas ideas jóvenes en el sacerdocio. Nuevos conceptos, el papado temblará, se extraviará la fe, el materialismo será en triunfo con la mediocridad endiosada. Será en el mundo el «anti - Cristo».

Hijo: se acerca la hora de la explosión. Se acerca la obscuridad final; se aproxima el fuego de los fuegos. Se escucha ya la voz del cataclismo - aguas - llamas - desmoronamientos - destrucción de ciudades - nuevas tierras - nuevos mares - nuevas montañas - ciudades muertas y el lodo universal de cadáveres terminados.

Inútil será pregonar hijo mío, esta verdad dicto. La encumbrada mediocridad materialista y atea correrá tras la impudicia y el deshonor, por lo tanto nada escuchará. ¡Nada nadie comprenderá! ¡Estarán ciegos!

Y en ese tiempo - tiempo de tiempo sin tiempo - bajarán al mundo convulsionado desde el astral lejano: naves interplanetarias, con inteligentes navieros tratarán de explicar el peligro de la fuerza térmica del núcleo fuerza, con que el hombre cuenta para su futura guerra de poderío mundial.

Los Navieros inteligentes serán atacados y no escuchados; no se les creerá seres vivos y como tales se les desechará.

También el humano ser, titulándose superior, se lanzará en viajes al espacio y llegará sin llegar. Verán sin ver, regresarán sin regresar mas sí, palparán la realidad de los astros, navegos astrales y callarán.

Más tarde ¡ la explosión ! y el silencio será silencio... por silencio de tiempos los que serán tres.

¡ Y bien hijo ! He dicho en un más o menos el futuro de la Tierra, para que te forjes una idea general de los trabajos que haremos con los trazos prometidos. Cada uno de ellos llevará un epígrafe explicativo a su pie y como ya dije y repito, una vez terminados, los clasificarás correlativamente y como siempre los encarpetarás y archivarás hasta el día primero de los días en el final. Después ellos harán bien en luz, otorgarán luz en bien y el bien en luz y la luz en bien...

¡Salvarán al que vio!

 

 

Referencias periciales sobre su vocación

Alejandro Erú, quien obtuvo el título de profesor de psicología y ciencias de la educación en la Universidad de la Plata, para luego profundizar sus estudios en parapsicología en la Universidad de Duke (Carolina del Norte, EEUU) dedicó, allí por el año 60, un pequeño librito sobre las evidencias de Benjamín Solari Paravicini. Recogemos algunas anotaciones de este libro para compartirlas a continuación:

     Los dibujos proféticos de benjamín Solari Paravicini son únicos y no tienen similar en toda la historia de la profecía.
Pero el punto esencial, además de su indudable contenido artístico, de su sorprendente originalidad y sentido de síntesis, es que están avalados por algo rotundo y terminante: hasta este momento y en un periodo de aproximadamente 30 años, todas las predicciones se cumplieron matemáticamente.
Tenemos en nuestro poder muchas de estas maravillosas creaciones, que hemos estudiado con detención durante varios años y ni una sola ha fallado; ni en los hechos ni en las fechas.
Esto es ciertamente asombroso, pues ni los más notables dotados clarividentes o telépatas, registran aciertos del 100%.
Los dibujos premonitorios de Solari Parravicini, se refieren a cuestiones tan complejas como el destino de los pueblos, naciones, cambios geográficos, sociales, cataclismos geológicos, viajes interplanetarios, progresos de la ciencia, nuevas formas de vida, etc.

      A pesar de poseer una experiencia de 20 años en la investigación parapsicológica y en el estudio de destacados sensitivos, confesamos no haber jamás observado nada parecido.
Solari Parravicini es un hombre sencillo, caritativo, bondadoso, católico, sincero y practicante de su religión. Es ampliamente conocido en la Argentina y países del extranjero por sus relevantes cualidades como pintor, escultor y artista.
Los trazos y sus sorprendentes mensajes son percibidos por él en estado perfectamente lúcido y consciente. Su mano, aparentemente es «llevada» por otra mano más sabia, que con gran rapidez lo hace ejecutar los rasgos.

Otra faceta importante es que «recibe» psicografías en cualquier momento del día o de la noche. En algunas ocasiones es despertado de madrugada y teniendo siempre un blog con hojas de papel al lado de su cama, los ejecutaba en plena oscuridad; es decir, aún sin ver lo que realizaba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Desde que el pueblo de Israel tomó conciencia como pueblo y se fue consolidando, el Señor, por la ceguera y el ofuscamiento provocado por la adoración a multitud de ídolos y la misma obstinación de sus propios pecados, envió para cada momento clave de su historia hombres de Dios, personas con sus defectos y virtudes, pero que en su vocación profética Dios los fue acrisolando en muchas y diversas pruebas. Entre muchas de esas pruebas, estos hombres siempre padecían un gran rechazo por parte de su pueblo e incluso entre sus más cercanos y amados. Este rechazo era prefiguración del rechazo que más adelante tendría que padecer el Mesías como Sumo Sacerdote, Profeta y Rey. Prácticamente todos los profetas del A.T fueron poco a poco presentando a Cristo, anunciando su venida, para poder llegar a liberar al hombre más adelante de la esclavitud del pecado, al precio de la preciosísima Sangre del Cordero que Dios dispuso para nuestra redención. Cierto es que a pesar de esta anunciación, la mayoría de los hombres del pueblo de Israel, divagaron en sus interpretaciones. Esta divagación y distorsión de la verdad, hizo que cuando Cristo estuvo entre nosotros, supuso que no supiésemos reconocerle, hasta el punto de procurarle un trato inmensamente cruel, empujándole de igual manera al Madero que le llevó a la muerte.

Dice san Pablo que Cristo «siendo de naturaleza divina no alardeó de su dignidad, sino que prescindiendo de su categoría de Dios, tomó naturaleza de hombre» (Flp 2:6). Y añade san Pablo que Jesucristo «no consideró usurpación el ser igual a Dios» (Flp 2:7), pues ya lo era por naturaleza. Por eso, al hacerse también semejante a los hombres, «se anonadó a sí mismo», es decir, que se rebajó para asumir la naturaleza de hombre, siendo Dios como era.

Con esta breve introducción, lo que se quiere hacer resaltar es que Cristo, siendo el Mesías esperado, predicaba que el Reino de Dios estaba cerca, pues Él mismo se puede decir que era el mismo Reino, pero no predicaba o hablaba abiertamente de su persona, excepto a sus Apóstoles, especialmente cuando tuvo ya muy cercano su Calvario, por tanto poco antes de su despedida de este mundo al Padre.

Personalmente, teniendo en cuenta esta forma de proceder del Maestro, a cualquier persona que goce de un poco de la luz del Espíritu, le debe de ser chocante que hayan surgido personas que se hayan autoproclamado en Argentina, en los medios, como el «Hombre Gris». La persona con este seudónimo viene a ser desde hace décadas, uno de los personajes más enigmáticos que se presentan en las psicografías del vidente argentino Benjamín Solari Parravicini (B.S.P) y, que se han llegado a convertir incluso en unas de las más populares. Aunque sabemos que esta forma de actuar podríamos afirmar que ya data de la época de Jesucristo, porque ya desde aquel momento existía este fenómeno, pues muchos se autoproclamaban o se llegaban a jactar en este caso como que eran el Mesías esperado.

Todo lo que viene de Dios, con independencia a que este posible sujeto tenga consciencia o no de ser un hombre de Dios o lo que es lo mismo, tener plena consciencia de que dispone de un tiempo para cumplir una misión, no puede llegar a autoimponerse a los demás, pues no por ello este supuesto sujeto no puede ejercer una autoridad por su propia voluntad, sino que en todo caso, es el pueblo quien debe de reconocerle y es así como en este caso lo marca directa o indirectamente la primera psicografía que vamos a discernir. En todo caso, este supuesto sujeto tendría la obligación y el deber de sugerirse, de proponer, de ofrecerse en el último de los casos, pero de una forma semejante a la que lo hizo Cristo en su vida pública a ser posible a su más estilo puro, porque el ideal del cristiano es imitar a Cristo, con la mayor fidelidad y con toda la pasión posible.

Es ahora cuando invito a proponer una de las pocas psicografías que se conocen de B.S.P que hacen referencia a esta introducción y que personalmente me ha servido de inspiración, para poner un comienzo a esta sugerencia, propuesta y ofrecimiento que le hago personalmente al pueblo argentino a modo real o de ensayo, pues sois vosotros ahora los que os encontráis en la situación de tener que reconocer a una persona, que nuestro querido B.S.P denominó en este caso como el «hombre gris» y que es mi deber como hombre que trata de proceder de buena voluntad, dar luz a una serie de signos y mensajes que tanto se han distorsionado por el pecado del hombre y por el devenir de los tiempos que tanto fluctúan, siendo este otro detonante que nos conduce al error, a la confusión y a un ovillo de falsedades que hay que decir que, en muchas ocasiones no se hacen con una plena consciencia.

 

La Argentina tendrá su revolución francesa - en triunfo - puede Ver.
sangre en las calles. si no ve el instante del hombre gris -

 

De partida, sea este servidor o cualquiera el supuesto «hombre gris», teniendo en consideración esta psicografía que propongo, debe de sentir cierta responsabilidad y sólo esta responsabilidad podría llevar a este hombre que buscamos a proponer este tipo de sugerencias, pero siempre desde la libertad, el respeto y la humildad. Creo que al «hombre gris» debería de moverle esta profecía, porque al parecer, nos sólo nos estamos jugando vidas, el bienestar de un pueblo entero, sino que además nos estamos jugando que otros pueblos puedan tener al pueblo argentino como referencia. Por otro lado, esta psicografía a mi entender, está sugiriendo una pista que en este caso puede tener un doble sentido, ya que la encontramos entre comillas, pues bien sabemos que los entrecomillados dan más de sí que lo que se puede leer en su propio texto. Al respecto podemos decir que Francia es un país limítrofe con España. De partida parece que la siguiente afirmación que vamos a proponer no tiene mucho sentido, pero en adelante vamos a procurar sacarle mucho más brillo, porque el resto de la psicografías, invitan a reflexionar que la procedencia del «hombre gris» pudiese llegar a ser de España, tierra de Sta. María.

Existe mucho debate en esa puerta abierta que Dios en el Apocalipsis, nos dice que nadie podrá cerrar (Ap. 3, 8), que sin duda viene a ser «la comunicación azul» que B.S.P menciona al «caminante», un azul donde se deduce que navegamos, pues por esta relación sabemos que este medio es Internet. Ciertamente con gusto he tenido que estudiar los comentarios de muchas personas, para poder asimilar y dimensionar más adecuadamente este esfuerzo por poder dar más luz, dentro de mis pobrezas, torpezas y limitaciones. Cierto es que no tengo necesidad de hacer un estudio muy profundo de lo que pueda opinar el resto de las personas interesadas en adquirir un conocimiento más profundo sobre esta materia en cuestión, porque en un principio puedo decir que su luz, sus conocimientos, no son mi fuente.

 

 

Nuevo sol. Nueva Luz. El árbol seco de la Argentina sabrá de una era nueva de lluvia. Llegará hacia el suelo la bendición luego de luchas serias, de encuentros y desencuentros, de soberbios en grito y de gritos vencidos. Llegarán tres jefes y dirán. No serán, más después serán en fuerza y verdad. Ellos llamarán al hombre a ser y este será. El será un hombre gris. (Profecía año 1938).

 

Nos introducimos más al conocimiento de quién es este sujeto, pero más importante aún para nosotros debería de ser ahora, ¿Qué nos traerá el «hombre gris» para que el pueblo argentino lo pueda valorar o reconocer? Pues mi primera hipótesis pone de manifiesto que el «hombre gris», como veremos en la última psicografía con más claridad, tiene que tener una relación muy estrecha con el Misterio de la «Cruz Orlada.

La inteligencia humana, como don natural, sólo puede planear sobre el conocimiento. El segundo grado, es decir, la inteligencia como don del Espíritu, sabe moverse mejor sobre esta superficie, es mucho más ágil, pero es solo la humildad la que puede llegar a descubrir, porque es como un prisma que se ha pulido y se ha abrillantado, para que la Luz pueda penetrar por él. Con esto quiero afirmar que cuando estudiamos el pensamiento de la mayoría de las personas que debaten o especulan sobre este personaje, lo hacen apenas con el primer grado de inteligencia, que para colmo, la mayoría de las veces esta manchada por la impureza y la fornicación. Por esta razón, entre otras, Dios nos impide poder reconocerle en su creación, pues ya lo dice el Señor en el Evangelio, «bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios» (Mt 5: 8). Con esto rompemos esta barrera, para que a nadie le coja de sorpresa, porque a Dios ya se le comienza a conocer con cercanía en esta vida, si uno goza de esta disposición.

Es por ello que cuando se habla del «hombre gris», cierto es que se demuestra esta inteligencia manchada cuando muchos, a pesar de que claramente B.S.P lo llega a definir como un hombre, neciamente se termina pensando en un marciano, en un ser que no es de este mundo, etc. En fin, no quisiera enumerar la cantidad de disparates que mucha gente tiene en su pobre mente, pero adelanto que esto es bastante preocupante. Si Benjamín hubiese definido a este hombre desconocido como el «hombre plátano», os aseguro que prácticamente todos se hubiesen quedado en la cáscara, es decir, que hablarían de su forma, de su color y muy pocos tendrían los dones de Dios para quitarle la cascara a este misterio, para por fin darle un mordisco y poder quitarse el hambre; el hambre de poder llegar a conocer, porque el conocimiento es otro alimento más que el hombre tiene necesidad, pues como hijos de la Luz que tenemos consciencia de ser, definitivamente no podemos negar que somos seres de luz.

Es así que la mayoría se queda solo en el significado de este color y es que en verdad, cuando se habla del color gris, se puede decir que este color da mucho de sí, cuando conseguimos romper la cáscara y tenemos la gracia de profundizar un poco más. Para ello, considero esencial en algunas ocasiones, que ciertas psicografías deban de tratarse como las piezas de un puzle, pues el comienzo de esta psicografía no cabe duda que hace referencia a muchas de las psicografías de los Dibujos Proféticos del Tomo IV, que hacen referencia en este caso a la «Cruz Orlada». Por ejemplo, esta psicografía comienza hablando de un «nuevo sol», que hace referencia a una nueva fuente. Si nos fijamos en la palabra «Luz», en mayúscula, nos está diciendo que esta luz hace referencia al Conocimiento de Dios, por lo cual este «nuevo sol», será un pueblo renovado por esa «nueva Luz». Esto se deduce fácilmente, porque las 12 estrellas que coronan a la Reina del Cielo, representan los doce pueblos, que son las doce Tribus de Israel. Si se me permite una pequeña depuración, la palabra «nueva», al menos cuando se refiere al Conocimiento de Dios, sería más correcto y más prudente ser tratado no como un conocimiento «nuevo», sino como un conocimiento más profundo de algo. Este «algo» esta solapado a la hipótesis que ya he compartido, que se fundamenta en que el «hombre gris», en este caso, nos presentaría un Conocimiento más profundo de Dios, por medio de la «Cruz Orlada», que es la denominación con la que B.S.P define a mi entender, lo que vendría a ser el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, que es un conocimiento del Misterio de la Santa Cruz más profundo, que conoceremos más adelante de una forma más amplia y detallada.

El conocimiento es necesario, porque aquel que no conoce, no puede amar, pues de aquí podemos deducir que el amor, el verdadero amor repele la ignorancia. Este es el árbol seco del pueblo argentino, pues a medida que el amor ha mermado, la ignorancia ha crecido y el árbol además de tener mal aspecto, de tener una apariencia enferma, se ha secado por la ausencia de los valores que solo pueden edificar al hombre y que hacen brotar las hojas de las virtudes, tan necesarias para el desarrollo humano, tan necesarias para que respire nuestra madurez. En cierta manera esta descripción vendría ser sin duda un patrón o un modelo para todos los pueblos del mundo. Si, ciertamente esta lluvia vuelve a conectarnos con los dibujos proféticos que hacen referencia a la «Cruz Orlada». Si recordamos aquel dibujo profético del Tomo IV que nos comunica que «Si el pájaro de la paz no llegara a la hora de la hora, en la hora de la luz – el pájaro será destruido y la lucha sin luchar, será lucha hasta el pájaro en regreso. ¡Regresará!». Es por ello que ese pájaro posado en el pueblo argentino, viene a ser en este caso el «hombre gris». Este árbol seco solo podrá ser restaurado por el Árbol de la Vida, que representa la Santa Cruz. Aquí la conexión a los dibujos proféticos del IV Tomo que hacen referencia a la «Cruz Orlada», vienen a ser bastante claros y sugerentes. Como vemos en esta última psicografía, hace referencia a una lluvia, al agua de las aguas que tantas veces cita reiteradamente B.S.P haciendo referencia a la «Cruz Orlada», es decir, que la lluvia que tiene que caer, vendrá a ser la predicación del Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, que hace referencia, como acabamos de decir, a un conocimiento más profundo de la Santa Cruz en la creación, por tanto viene a ser un conocimiento más cercano de Dios del que podamos llegar a tener en la actualidad.  

En el segundo párrafo de esta psicografía, encontramos un nudo y un desenlace, pues parece que el pueblo argentino, termina reconociendo a este hombre. Podemos observar según este anuncio, que las fuerzas de este mundo no podrán imponerse ante la fuerza de la verdad, cumpliéndose las palabras del Señor «porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille será ensalzado» (Lc 14: 11). Termina afirmándose en esta psicografía que de la forma que proceda, llamarán al hombre a ser y este será.

Hasta este punto se puede deducir con claridad, que de alguna manera el «hombre gris» será un candidato entre quizá muchos que tengan sus deseos más o menos puros, para poder convencer al pueblo argentino de que ciertamente es el «hombre gris». Lo que no debe de quedar duda es que el «hombre gris» de alguna manera y en algún momento ha debido de mantener o mantendrá sus primeros contactos, para que más adelante una multitud tenga plena confianza de que el «hombre gris» no venga a ser otro impostor más.

Si se me permite poder comentar la hermosa coincidencia personal en relación con esta psicografía; pues de madera era la Santa Cruz donde murió Ntro. Señor Jesús, de madera seca es este árbol que representa a Argentina y de madera viene a ser mi primer apellido, pues «del Pino», tiene su origen familiar en el sur de España.

Creo que merece la pena ahora, después de estas sencillas interpretaciones que nos introducen un poco más al conocimiento y misión de la figura del «hombre gris», hacer mención al Libro de Daniel, capitulo 12, con el fin de contrastar estos principios con la Revelación Pública, que en verdad vendrían a dar un grado de garantía a todas las revelaciones privadas, como pueden ser en este caso las que nos deja Benjamín Solari Parravicini:

2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y desprecio perpetuo. 4 Pero tú, Daniel, guarda en secreto estas palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y el conocimiento aumentará. 10 Muchos serán purificados, emblanquecidos y refinados; pero los malvados actuarán con maldad, y ninguno de los malvados entenderá, pero entenderán los entendidos.

Los que duermen en el polvo de la tierra, es decir en lo seco, en lo árido de este mundo, dice que serán despertados ¿Cómo se despertarán? Pues como despierta el Señor los campos a su tiempo, es decir con la lluvia, con el agua. Esta agua como ya he dicho, representa no solo la predicación de la Santa Cruz, sino la invitación a las multitudes a que acepten su Sello en su frente (mente, voluntad) y en su mano (en su obrar), es decir que entre sus pensamientos, obras o acciones no exista ninguna incoherencia, sino una plena armonía, un gran gozo. Es la aceptación del Sello de Dios en sí mismos, la aceptación con alegría de esta buena nueva, siendo estos los que serán despertados para la vida eterna y para otros será para vergüenza y desprecio perpetuo.

El Ángel le dice a Daniel que selle el libro hasta el tiempo del fin. Aquí le dice que muchos correrán de aquí para allá y el conocimiento aumentará. Me remito de nuevo para encajar esta pieza del puzle con otra psicografía del IV Tomo, que hace referencia a la «Cruz Orlada», profetizando que «Peregrinos cruzados correrán los ámbitos pregonando la verdad de la «Cruz Orlada». El mundo será en Amor». Aquí llegamos a la conclusión que el sello queda abierto, pues si contrastamos el pasaje del profeta Daniel con el dibujo profético de B.S.P, podemos comprobar que están en fase, en armonía, es decir, que no cabe duda de que hablamos de lo mismo. Los dos profetas nos hablan que la gente correrá, se moverá con más consciencia, porque la verdad se hará mucho más cercana y más presente, sencillamente porque sabremos que Cristo estará aún más a las puertas. A mi modo de entender y según se manifiesta en algunas de las psicografías que nos hablan de la «Cruz Orlada», estos momentos, sin duda deben de entenderse como una fiesta para la cristiandad, porque desde este momento habrá comenzado para los hombres de buena voluntad la verdadera Nueva Evangelización.

Por último la profecía de Daniel nos dice que muchos serán purificados, emblanquecidos y refinados; por esta agua que Dios derramó sobre nosotros, por esta lluvia de bendiciones y de conversiones. El Señor en su Misericordia, nos manda su lluvia, su agua, de igual manera que lo hizo Naaman el sirio quedando limpio de su lepra, que viene a figurar nuestro orgullo e inmundicias. Desgraciadamente los malvados actuarán con maldad, y ninguno de los malvados entenderá, pero entenderán los entendidos. La explicación de esta diferencia es muy simple, pues los malvados, ciegos por sus ídolos y por su soberbia, no podrán comprender, porque estarán ofuscados, pero los humildes y pequeños del Señor, gozarán de las maravillas de la sencillez, del gozo de conocer lo profundo en algo tan cercano como viene a ser el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, representándose en el nuevo símbolo que B.S.P nos profetiza.

A continuación, procedemos al análisis de otra psicografía más, que nos habla de este personaje desconocido, pero en esta ocasión, aportando una serie de coordenadas. Antes de concretar este detalle, nos dice en un principio que el «hombre gris» es un ermitaño joven. Esta es una de las formas más hermosas a mi parecer, de definir a un hombre que por diversas circunstancias ha llegado a abrazar su soltería y, que por estas circunstancias tampoco tiene prioridades para llegar a formar una familia. Ermitaño es porque de alguna manera es consciente de una misión o de muchas dentro de una sola. Este «ermitaño» no vive aislado en un lugar, porque debe de ser consciente de que cualquier ciudad, es a la hora de la verdad el desierto más hostil, donde cada uno va por su lado y donde apenas nadie quiere oír hablar de Dios. Antes los hombres tomaban la decisión en su vida de ser ermitaños, pero ahora las sociedades empujan a los hombres de buena voluntad y que tienen necesidad de recogimiento a ser ermitaños. Yo personalmente lo he llegado a confesar ante algunas de mis amistades que «soy un ermitaño de ciudad».

 

El ermitaño joven. del norte - que viaja hacia el sud –
llegará y dirá: "Soy porque soy - porque fui y porque
seré - = Soy porque soy amor, y le traigo -

 

Dice que este ermitaño del norte que viaja hacia el sur llegará y dirá - parece ser – un discurso que aunque parece breve y sencillo, con seguridad gozará de un mejor argumento. Aquí podemos detenernos de nuevo en la hipótesis de que el «hombre gris» viene de España. De hecho España está al norte de Argentina y para viajar a Argentina se tiene que viajar hacia al sur. Si se me permite hacer un comentario personal, tengo que decir de nuevo que al «hombre gris», estas pocas psicografías de B.S.P debe de llamarle la atención, al menos debo de decir por mi parte, que desde que tuve unos meses de edad, mis padres siempre me han hecho viajar al sur de España, a la provincia de Huelva, concretamente a un humilde pueblo llamado Almonte. Mis padres son los dos de Andalucía, tierra de mucha luz y de gran hospitalidad.


Nadie debe de agraviarle que un hombre que no es de su tierra valla a ayudar en lo que pueda servir, porque todos los misioneros que han salido de España, desde san Francisco de Javier (patrón de las misiones), entre otros muchos miles a lo largo de la historia, han procedido de igual manera. Esta no es sólo una manera de poder hermanarnos más, pues esto también es debido a que para ciertas misiones, como nos dijo nuestro Señor, se debe de afrontar aquello de que «no hay mayor deshonra para el profeta que en su propia tierra, entre sus parientes y en su propia casa» (Mc 6; 4).


Además, para quitar peso a cualquiera que esperase que el «hombre gris» tuviese que ser argentino, los que conocen la obra de B.S.P, saben que su guía espiritual fue un antiguo franciscano conocido como Fray José de Aragón, pues además de que sabemos que fue un hombre español del siglo XIV-XV, también se conoce que vivió en el Convento de la Rábida, que se encuentra en Palos de la Frontera, que como podemos comprobar en la (*) web de distancias entre ciudades, en línea recta dista 33,58 Km y a su vez 42 Km por carretera hasta Almonte, lugar donde el Altísimo quiso dar a luz en su momento al Misterio de la ciencia de la Santa Cruz.

 

Distancia en línea recta entre Palos de la Frontera y Almonte (Km)

 

Es un hecho que merece un sosegado discernimiento, si tenemos en cuenta que este franciscano que vino a inspirar el Misterio de la «Cruz Orlada» al pequeño Solari, es decir, a nuestro querido Pelón, procede de un lugar que tiene como primer nombre «Palos», que en primer lugar, hace referencia a los leños que sirvieron de lecho a Ntro. Señor Jesucristo. Le sigue a su vez la palabra «Frontera», que dependiendo para donde se mire, puede referirse al horizonte, a la Frontera Celestial que se encuentra tras la Santa Cruz. Cristo en su ofrecimiento al Padre en la Santa Cruz, nos abrió a todos el Cielo, nos abrió en sus Palos esta Frontera que hasta el momento de su muerte, estaba cerrada para todos.

La historia de esta ciudad está íntimamente ligada a las labores marítimas y a los descubrimientos geográficos. Es por esto que Palos de la Frontera es conocida como la cuna del Descubrimiento de América -como afirma en su escudo-, ya que en esta ciudad se gestó y se preparó el primer viaje de Cristóbal Colón hacia lo que él creía las Indias. Zarparon del puerto de esta ciudad el 3 de agosto de 1492, llegando el 12 de octubre de dicho año a ciertas islas del actual continente americano que por entonces era desconocido por los europeos.

Puede ser un disparate para muchos, pero es aquí donde quiero donar mi segundo apellido (*) «Marín», que tiene su procedencia del sustantivo «marino», que indica hombre del mar o navegante.

En esta psicografía que nos da más detalles sobre el «hombre gris», la última frase, que hace referencia a la ilustración, podemos apreciar un personaje que porta, parece ser, en uno de sus miembros o más propiamente mejor expresado, de sí mismo, un documento, unos conocimientos, unas pruebas, algunas evidencias, algo que se podría deducir que aún el hombre no conoce. De ahí las últimas palabras escritas por B.S.P, «soy porque soy en amor y le traigo». Sin duda se puede decir al respecto que el «hombre gris», trae un mensaje, una revelación, un don para la humanidad, que solo puede ser valorado como tal por el mismo pueblo argentino, en gran parte por su anuncio previo, que hunde sus raíces en la vocación profética del pequeño Solari.

La siguiente psicografía, nos puede servir para introducirnos un poco más de cerca en lo que es el color que se le asigna a este personaje. Quizá pueda sernos útil tener en cuenta una sencilla evaluación de los efectos de este color sobre la psique humana, pues ya desde el S. XVIII se comenzó a comprobar las reacciones psicológicas y fisiológicas que los colores producen. Se conoce como cromoterapia a la técnica a través de la cual se ayuda a curar ciertas enfermedades por medio de la utilización de colores.

 

La última pincelada en la Argentina será dada por un pintor gris

 

En referencia a esta psicografía, este análisis previo que podremos extraer de la (*) Web sobre los colores y sus efectos psicológicos, no solo nos podría dar una noción de cómo será la psicología o los rasgos más destacados del «hombre gris», sino que incluso nos puede dar más detalles sobre su misión, sobre su labor en un futuro posiblemente no muy lejano:

 

GRIS

Iguala todas las cosas y no influye en los otros colores. Puede expresar elegancia, respeto, desconsuelo, aburrimiento, vejez.

Es un color neutro y en cierta forma sombrío. Ayuda a enfatizar los valores espirituales e intelectuales.

Si se utiliza en exceso en un ambiente, lo hará parecer monótono y aburrido. Es muy interesante utilizarlo en una decoración complementándolo con colores contrastantes y luminosos.

 

En primer lugar debemos de ser humildes y no recortar la parte que quizá menos interese dar a conocer, resaltando únicamente lo que nos parece más positivo o negativo. Al respecto creo que doy una solución a este problema que se genera por la diversidad de perspectivas, haciendo mención a las palabras del Apóstol san Pablo, cuando habla a sus comunidades diciéndoles aquello de: «mirad y abríos a todo y quedaos con lo bueno» (1 Ts 5:19).

De partida creo que comienza este análisis dando el dato más importante, diciéndonos que este color «iguala todas las cosas y no influye en los otros colores». Esto quiere decir en primer lugar que el «hombre gris» tiene la misión de reconciliar, de unir y dice que esto lo hace sin influir en otros colores, que viene a referirse al resto de las personas. Ciertamente esto goza de mucho sentido, ya que cuando se predica la verdad y la Providencia primero permite los dones para predicarla, no se tiene necesidad de influir en las personas, en el sentido de que la verdad no necesita de la palabra cebada que manejan los poderosos e influyentes, pues la verdad por si misma convence y sus efectos en primera instancia son liberadores. Al liberar a las personas con la verdad, se las deja intactas, se las respeta, es decir, no se influye en ellas con intereses ocultos o visibles. 

En este mismo párrafo nos dice que « puede expresar elegancia, respeto, desconsuelo, aburrimiento, vejez». A mi modo de ver, si se me permite la sugerencia, yo añadiría muchas cosas más de las que aquí se detallan, en primer lugar, porque no debemos de olvidar que cuando se termine de reconocer finalmente a esta persona, él será simplemente un «hombre», como tantas veces nos lo recuerdan todos estos dibujos proféticos de B.S.P. No debemos de esperar un personaje con muchos estudios, honores, etc. Ésta persona será una persona más, con sus muchas torpezas, pobrezas y limitaciones. Con seguridad será una persona que incluso sea consciente que para poder perfeccionarse en el don de Sabiduría que procede del Espíritu, muchas veces tenga que equivocarse o no le importe ante los demás reconocer sus posibles errores, aunque lo que nosotros llamamos errores o problemas, para Dios son en muchas ocasiones las opciones correctas que primeramente prueban a las personas de cara a Dios y después esto que consideramos habitualmente como un error o equivocación, vienen a ser después también precisamente muchos de los cauces que nos posibilitan la salvación de Dios. En resumen se puede decir, que nadie debe de buscar en este hombre ningún brillo extraordinario ya que solo viene a ser un instrumento que Dios se valdrá para tal misión. A la hora de la verdad, lo único meritorio pero por gracia de Dios en todo caso, será el dar un «si», primero a Dios y después al pueblo argentino, porque en verdad será el Señor quien después haga y disponga todo, por medio de otras personas.

Se nos dice después que « es un color neutro y en cierta forma sombrío». Esta neutralidad, en parte alude a que no pertenece a ninguna ideología de ningún tipo, aunque es obvio que pueda tener tendencias más de un lado que de otro, pero lo que le importa en verdad son las personas, sean de un lado o de otro y que por medio de esta neutralidad, se ayude a discernir para consolidar una autentica justicia, que es en definitiva la Justicia de Dios. Puede ser sombrío quizá en algunos aspectos y en concretas circunstancias, pero estoy seguro que esta persona debe de haber hecho previamente un ejercicio de transparencia hacia los demás, porque sin transparencia no podemos ver a Dios en los demás, por tanto, este «hombre gris» en este supuesto, no sería el candidato más adecuado que debe de reconocer el pueblo argentino.

Otra faceta muy interesante y sugerente es cuando después nos dice que este color que estamos analizando y ahora adaptando a la persona de este sujeto que aún no conocemos, viene a ser cuando nos dice también que, « ayuda a enfatizar los valores espirituales e intelectuales». Creo que no hace falta ponerle más focos de iluminación, pues creo que queda bastante clara esta valoración, sin que tengamos necesidad de tener que argumentar mejor estas posibles cualidades.

En el último párrafo nos da el detalle de que « si se utiliza en exceso en un ambiente, lo hará parecer monótono y aburrido». Para mí esto está bastante claro, pues a mí personalmente me hace recordar la figura del Señor, en los años de su vida pública, pues Él era siempre como un ave de paso. Como sabemos, el Señor no se asentaba en un lugar demasiado tiempo, por tanto, el «hombre gris» no vivirá instalado mucho tiempo en un lugar concreto. Es muy probable que se valga de la hospitalidad evangélica, buscando acogida y aceptando humildemente la morada que en un lugar u en otro le pudiesen ofrecer, por tanto, sin duda podrá ser una persona muy cercana y familiar.

Por último nos dice que «es muy interesante utilizarlo en una decoración complementándolo con colores contrastantes y luminosos». El «hombre gris», por esta ultima valoración nos vuelve a hacer insistencia en que debe de mezclarse sin impedimento, pues el Señor estuvo con todos y no hizo separación con nadie. Estos contrastes de los colores se refiere a los diferentes pensamientos de los demás y, los luminosos serán aquellos que poco a poco el Espíritu haya dado luz o comience a dársela a otros que acepten con gozo el mensaje de luz que pueda traernos el «hombre gris».

Retomando esta última psicografía que nos ha propuesto una introducción a la psicología del color, podemos decir a propósito que el «hombre gris» tendrá la habilidad de expresarse mucho con las imágenes, para dibujar la verdad en todos los corazones posibles. Esta habilidad la podríamos comparar a cuando Ntro. Señor se servía de sus parábolas, que eran de alguna manera una forma de sentar cátedra, pero desde la más absoluta sencillez. En definitiva, a la hora de la verdad, sin necesidad de muchos conocimientos, esto viene a ser lo que define una verdadera maestría. Este servidor, por poner un ejemplo, desde hace varios años, se sirve de la era digital para preparar montajes fotográficos, que están complementados con una pequeña reflexión, que de alguna manera anuncia o denuncia cualquier mal presente en la sociedad, pero centrándose en lo más básico. En verdad, si observamos el supuesto caballete de este «pintor», por el perfil parece más bien una pantalla extraplana de las que conocemos ahora. Claro, esto nos hace pensar que la herramienta del «pintor gris», no tiene porque ser un caballete en su sentido más estricto, sino que podría ser cualquier programa informático de diseño gráfico o artístico, de los tantos que hoy existen en el mercado.

Por último, podemos decir de esta representación profética tan sencilla, donde el pintor aparentemente parece ser la misma paleta de colores, en verdad, si nos fijamos bien, la paleta es más bien un espíritu y este sin duda será el Espíritu del Señor. Él será el verdadero «Pintor», será el que nos redibujará un nuevo interior, porque aquí, como vemos, no se llega a explicitar la palabra «hombre», ni tampoco vemos en la imagen un «garabato» que tenga rasgos humanos.

Considero que no se hace preciso tener que esmerarse en un análisis demasiado profundo sobre el «hombre gris», porque la profundidad solo se comprenderá si Dios quiere en la misma realidad. Lo que quiero decir es que no es necesario extenderse demasiado, porque quizá de esta manera se rompe la sencillez que se pretende dar en el presente documento. Por ello, al hilo de esta última psicografía, mi intención también ha sido la de dar una (*) pincelada. Pero no podemos ignorar quizá la pieza psicográfica para mi más importante, que considero que hace encajar todas las piezas que hemos tratado de discernir o estudiar hasta este momento. Esta psicografía que analizaremos con más detenimiento a continuación, de alguna manera nos muestra con mayor nitidez un rostro y muchos más elementos que nos van definiendo, si se me permite la expresión, una imagen en tres dimensiones, del hombre que el pueblo de Argentina debe de preocuparse en buscar, más que ningún otro.

Primero trataremos de dar luz al mensaje que deja, que en verdad viene a ser si lo pensamos, un mensaje muy directo para el «hombre gris». Con esto damos a entender que este hombre de alguna manera y en algún momento, conoce la obra de B.S.P e incluso la valora. Este mensaje que deja B.S.P es un mensaje muy directo para el «hombre gris», que posiblemente le haga impacto interior para su posterior discernimiento. De igual manera, a mi opinión, B.S.P también se refiere a él como «caminante», en muchas de sus psicografías. Por definición un caminante es un hombre que se desplaza por un espacio, es una forma de definir a un hombre libre, un hombre esperanzado que camina, porque conoce y gusta de la verdad que es el estado más puro de la luz de la fe. Estos mensajes son vertidos en su momento por el pequeño Solari, refiriéndose al «caminante», siendo con mucha seguridad, como digo, mensajes directos para que más adelante el «hombre gris» pueda reconocer esta llamada. Me permito la libertad, antes de dar a conocer esta última psicografía que refiere al «hombre gris», para poder compartir algunos textos como prueba de que no estamos muy distantes de nuestras diversas hipótesis, pero prescindiendo en este caso de su representación gráfica correspondiente:

  1. Caminante tú que llegas - atended y entended - ¡El tiempo está cerca! El que daña - dañe aún - El que sucio está prosiga en lo sucio - El justo justifíquese más y más - y el Santo doblemente lo haga. El día del Señor llega - Él vendrá como un ladrón por la noche - Él sorprenderá a cada uno en su vital estado. Dichoso aquél que en esa hora última guarda bien sus vestidos para no andar desnudo mostrando sus vergüenzas.

  2. Caminante, tu: Predicador sin palabras, mas con palabras: La era comenzó, y la era fue en tus manos por la mano de la gracia azul. Y la gracia azul, entrego la advertencia de los días, entrego el trabajo de los trabajos, entrego la oración en mente, para las mentes, entrego el consuelo para el que lloro. Predicador sin palabras, mas con la comunicación azul, serás presto en el nuevo mandato. ¡Hora ya es!

  3. Ve, caminante amigo; sana tu sed de deseo en el saber de la hora en la hora de ser. ¡Ella será! Cerca viene: es la hora del decir, del enseñar, del llamar, de la protección. ¡Es la hora de Dios! Porque el mundo oscurece y debes ser la luz en la luz que entregamos a tu mente desde el ayer, ¡Guía!

  4. Caminante: el craso positivismo que habita y reina sobre el mundo, observando va el acercamiento del intuitivo ser, que le desenmascara y le desalojará. Entonces el mundo sabrá la verdad de lo real y de lo irreal, que siendo hasta entonces será con toda naturalidad real, porque el hombre comprenderá al fin que ambas cosas fueron siempre una misma cosa, y esa misma cosa será la revelación total del Universo en su verdad espiritual. ¡El degradante positivismo rodará en la hora 11!

  5. CRISTO. ¡Caminante!: prosigue tu andar - tu decir - tu cantar - tu orar - tu amor al prójimo - a la familia - al amigo - al necesitado - al que a tus puertas llegare - aunque en desagrado fuere - Caminante: tiende tu mano - tu enseñanza - tus mensajes - tu diario, porque es la hora del oscurecimiento - entrega nuestra luz, entrega nuestra paz.

  6. CHRISTRO. ERA NUEVA. Caminante! Una tarde será tu partida en un abril... dijo el poeta, y fue tu mente la que le tomó un día diciendo: partiré en un abril de melancólico otoñado... fue una tarde que leíste, y desde ese entonces aguardas, ¡Oh! ¡No! Caminante: aún no es la hora, ni será tu abril - Tal vez en un mañana inesperado llegue tu abril, mas no en el instante en que tu misión es álgida y necesaria al hermano amigo, a los que te rodean, a los que a ti lleguen, a los que ciegos van - Entrega nuestra luz que llevas de nuestra mano, entrégala y serás.

  7. Caminante tu que observas, ve hacia a la playa de arenas argentadas, allí aguarda la paz. ¡Faro de Faros!

  8. La “nueva juventud” que grita quedará en el grito, conocerá el vacío de la ceguera, más llega ya el día en que verá y será caminante de ... ¡Cristo!

El joven en “repulsas” es un ser en desarraigo que
piensa esperanzado a solas… en un reencuentro

 

 

Este joven en repulsas, no es como tantos jóvenes, que primeramente sin ser conscientes tienen repulsión consigo mismo, siendo esta razón la que les impide vivir en paz con los demás en todas las dimensiones de la vida, en todas sus facetas. Este joven no es repelente para los demás por este mal tan común, sino por el Evangelio, es decir, por causa de Cristo. Esta repulsa, por lógica debe de comenzar en el núcleo familiar, en las amistades de la infancia, en la sociedad donde se mueve, en su parroquia, en su diócesis, en definitiva en todos los ambientes sociales, incluyendo el ámbito digital como es evidente, donde este joven se relacione. Sin duda, ese desarraigo que nos anuncia el texto que le define, podemos intuir que por su «edad», con seguridad ha sido debido a un desencanto por las cosas deleitosas y atractivas que ofrece este mundo, como podría ser la pornografía, las drogas, el sexo sin sentido, la tela de araña de la noche, las apariencias, la falsedad, y en general, todo ese surrealismo provocado por el pecado del hombre, etc, etc.

El texto termina comunicando que « piensa esperanzado a solas… en un reencuentro». Esta es sin duda la clave del «hombre gris». Pues no solo piensa en un posible encuentro con su familia, con sus amigos y con todas aquellas personas que lo rechazan y lo desprecian por causa de Cristo, sino que por la gracia de Dios, tiene el valor de pensar a lo grande, porque se siente con el Dios Grande. Con seguridad este hombre en su escala, lucha y lucharía por la unificación de todos los pueblos, conduciéndolos al redil del Buen Pastor. Dios le dará los dones si aún no los tiene, porque como todo hombre de Dios, el «hombre gris», con seguridad, habiendo sido fiel en lo poco, lo será para Dios en lo mucho, porque así lo afirma Cristo, Ntro. Señor en el Evangelio. Este hombre es enviado por Dios para ser su instrumento, unificando a los hombres dando su Luz, para darse y dar de esta forma a Cristo a los demás, entregando la Verdad de la Santa Cruz, que nos muestra un conocimiento mayor del Universo, por tanto de Dios, que es el Modelo o Patrón estable de todo lo que ha sido creado. Al «hombre gris» le llevará un gran desgaste humano la predicación del Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, lo que viene a ser la predicación de lo que conocemos también como la «Cruz Orlada».

 

En un principio no podemos obviar quizá lo más importante, pues en este rostro, que viene a ser el único que se conoce de nuestro hombre enigmático, observamos rasgos que son muy similares a los que conocemos en las imágenes de la Santa Faz de Cristo. Vemos una barba, un pelo largo. Efectivamente, no podemos creer que el «hombre gris» tenga este mismo aspecto, pero lo que no debemos de dudar es que este personaje tiene un vínculo muy cercano con el Salvador, que además de muchas maneras le une a Él fuertemente.

Puede llamarnos la atención mucho que, teniendo algunas de las facciones más significativas de Cristo como ya hemos dicho, veamos en el rostro una gafa con las lentes prácticamente redondas. Este servidor que les escribe, personalmente hace uso de gafa desde hace casi 25 años, pero de nuevo no debemos de caer en la mera superficialidad, pues que este hombre lleve una gafa o no, es lo de menos, ya que este detalle, más bien nos está tratando de comunicar que el «hombre gris», ve mucho «más allá» de lo que el hombre por lo común, le suele costar más alcanzar con sus sentidos. Este hombre puede ver lo que muchos no han podido ver hasta el momento. Por ello nos trae la Luz, la Verdad que es Cristo, que en definitiva será lo que haga que la gente vuelva a creer, es decir, de que muchos despierten a la fe, porque lo que será seguro es que lo que nos traerá el «hombre gris», serán evidencias, axiomas, es decir, pruebas de la Presencia de Dios en la creación que para muchos será tan clara como que 2 + 2 son 4, aunque por otro lado, los que se obstinan en el mal se cegarán mucho más, pues ya sabemos que la luz ayuda al camino o ciega, según nuestra disposición interior. Muchos no permitirán que esta luz de paso a su interior, por ello este será el principio para ellos de su ruina eterna. El «hombre gris» será como hemos dicho un instrumento del Señor, que ayudará a crecer en el saber y en el amor, por lo cual, nos ayudará a madurar espiritualmente, aprendiendo a tener una relación autentica y de mucho más provecho con el Creador.

No podemos dejar un detalle que puede pasarnos desapercibido por completo. Como hemos dicho, la gafa del «hombre gris» denota un don de Dios, de poder ver «más allá». Esta última expresión en latín es conocida como «Plus Ultra», la cual me conduce a la hipótesis de que verdaderamente la Nueva Evangelización comenzará donde se tenía entendido que estaba el fin de la Tierra, es decir, el «Finisterre», que es el lugar donde hoy sabemos que el Apóstol Santiago llegó para traernos la luz de la fe, la misma que más tarde se extendió a las Américas. «Plus Ultra», del latín que significa «Más Allá», vino a ser un lema latino acuñado por Carlos I, lema incorporado al símbolo heráldico que representa al Reino de España. Podemos observar en cada uno de los extremos del escudo las Columnas de Hércules, que son dos columnas de plata (Argén), con la base y capitel de oro, sobre ondas de azul y plata, superada la Corona Imperial la derecha, y de una Corona Real la izquierda, que representan la historia del país como imperio y reino.

Símbolo heráldico que representa al Reino de España

 

En conexión con este lema, el 22 de enero de 1926, después de asistir a una Misa delante de la Virgen de los Milagros que se encontraba circunstancialmente en la parroquia de San Jorge, a las 7:55 horas, salía del muelle de la Calzadilla, elevándose sobre el entorno de la Rábida, en Palos, el «Plus Ultra», primer hidroavión que cruzó el Océano Atlántico. La travesía se realizó en siete etapas que culminaron en Buenos Aires (Argentina). En Argentina, Santiago Apóstol es el patrón de la Provincia de Santiago del Estero, cuya bandera incluye en su centro un sol incaico que tiene en su interior la cruz-espada de Santiago. Simboliza la fusión de las raíces incaicas, representadas en el sol, e hispanas, representadas en la espada encarnada de Santiago Apóstol.

 

Bandera de la Provincia de Santiago del Estero

 

Por estos datos históricos que hemos citado, podemos interpretar que, la Santa Cruz será un aporte por parte de las tierras de Sta. María, es decir, por parte de España que navegará o volará para fusionarse con el sol, que es la tierra blanca –el nuevo sol- elegido y preparado por la Providencia, para que tenga comienzo de esta manera la verdadera Nueva Evangelización para todo el mundo.

Puede ser un dato de relevancia recordar que el Emperador Constantino, antes de vencer a Majencio en la Batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312, tras una visión, instituyó un nuevo estandarte para marchar a la batalla al que llamaría Lábaro. La visión de Constantino se produjo en dos partes: En primer lugar, mientras marchaba con sus soldados vio la forma de una Cruz frente al Sol. Tras esto, tuvo un sueño en el que se le ordenaba poner un nuevo símbolo en su estandarte, ya que vio una Cruz con la inscripción «In hoc signo vinces» («Con este signo vencerás»). Mandándolo pintar de inmediato en los escudos de su ejército, venció a Majencio. Tras estas visiones y por el resultado militar de la batalla del Puente Milvio, Constantino se convirtió de inmediato al cristianismo, para que Roma de su misma mano, lo hiciese más tarde de forma oficial.

Teniendo en cuenta la experiencia histórica que de alguna manera nos deja el emperador Constantino, podemos decir que al llegar a ser predicada la Santa Cruz como Marca o Sello en toda la creación, no tendríamos ya necesidad de pintar la Santa Cruz en ningún lugar, porque será el momento en el que muchas personas de todo el mundo, de todas las culturas, de todas las razas deban de predicar la presencia del Misterio de la Santa Cruz en todo el Universo. Desde este momento de gran predicación, comprenderemos mejor que la Santa Cruz es para nosotros por Voluntad de Dios el instrumento Anti-Babel, un don para comprender definitivamente que todos somos hermanos, al comprobar que esta unión o hermandad matemática demostrable por medio de una aritmética sencilla, teniendo en cuenta la geometría de la Santa Cruz, se produce en todo el Universo, en todo lugar, mostrándonos así un orden inteligente, una hermandad universal. La Santa Cruz que no vimos, ahora la vemos y las potestades del mal saben que esta ha sido y será nuestra señal de Victoria contra ellos, contra nuestros enemigos invisibles.

Respecto a la vestimenta, podemos ver en la psicografía que posiblemente el desarraigo del «hombre gris» debe llegar hasta estos extremos. Con ello no querría extenderme, pero teniendo en cuenta de que el «hombre del Evangelio» que tanto cita B.S.P, viene a ser Jesús, el «hombre gris» no debe de tener problema en vestir sencillamente, rompiendo así con las marcas de las industrias textiles crueles y explotadoras de nuestros días que mantienen una estructura de pecado, para poder ser más él mismo, renunciando a las «diez opciones» que ofrecen las modas y marcas textiles, para vivir una vida cercana a la de los primeros cristianos y para ser sobre todo más coherente con el Evangelio. Por ello el «hombre gris» no es o será un hombre como se suele decir «diferente», porque se haría entonces semejante a los demás, pues hoy en nuestra sociedad, en especial en los jóvenes, buscan ser diferentes, sin saber apreciar el valor de lo que supone ser único, es decir, ser uno mismo, que es como Dios nos hizo a todos originalmente.

De las iniciales «AP» podemos hacer dos lecturas esenciales. La primera sería que estas iniciales, podrían ser una referencia del libro del Apocalipsis. No podemos descartar que el «hombre gris» venga a ser una pieza más, dentro de esta Revelación. Por otro lado, nos fijamos que estas iniciales están sobre un sólido (piedra, hormigón, metal, etc.). En el otro extremo, de forma simétrica a las iniciales «AP», encontramos un rostro. Esto tiene más sentido, porque las iniciales «AP» pueden estar haciendo referencia a una persona, que podría ser el Apóstol Pablo «AP». ¿Por qué creo que hace referencia a san Pablo? Porque san Pablo fue también un hombre gris, un hombre que dedicó su vida primero a unir al pueblo judío con los gentiles, pero en definitiva a unir el corazón de los hombres con el de Dios. En esta vocación, san Pablo estaba entre medias, como viene a ser el color gris, por tanto, san Pablo como otros muchos hombres de Dios en la historia, era otro «hombre gris», es decir, un hombre tomado por Dios para una misión concreta, donde el centro de la diana siempre viene a ser el mismo, es decir, la mediación o conciliación entre Dios y los hombres, donde el instrumento de Dios queda entre medias, como viene a quedar el color gris entre el color blanco y el negro.

De su colgante podemos decir que puede tener muchos significados. Si tenemos en cuenta que «A» es la primera inicial del alfabeto (Alpha), podemos llegar a la conclusión de que el «hombre gris» previamente está marcado por el Sello de Dios antes de su misión, por tanto su misión se podrá resumir en que debe de ser instrumento para ayudar a los demás a aceptar o reconocer la Santa Cruz como Sello de Dios. La misión del «hombre gris» marcará también el tiempo para aquellos que sigan dando la espalda a Dios, por tanto para estos, su tiempo descontará para ser su final, pero para aquellos que miran a Dios, el final será para todos ellos el principio de una vida nueva. Si en verdad somos conscientes de que Alpha y Omega viene a ser lo mismo, para muchos hombres el momento final será más bien el comienzo de una nueva vida, donde reine la Verdad y la Justicia, pero para otros, desgraciadamente será un final para condena perpetua.

Por último si observamos la parte inferior de esta imagen profética, encontramos otra representación del Espíritu Santo, que en este caso parece cubrir los miembros inferiores del «hombre gris». Esto nos está indicando claramente que será el Espíritu de Dios el que guie los pasos del «hombre gris». Vemos que finalmente la representación del Espíritu roza la mano derecha del «hombre gris», dando a entender que el Espíritu estará también en sus manos, para poder estar mejor al servicio de los demás.

De todas las descripciones que hemos tratado de hacer hasta el momento, podríamos resumir que el «hombre gris» se define por ser un autentico «radical libre». (*) Un radical libre se forma en el intermedio -«gris»- de reacciones químicas, a partir de la ruptura homolítica de una molécula y, en general, es extremadamente inestable y, por tanto, con gran poder reactivo. Nadie debe mirar con malos ojos esta definición, pues a decir verdad, las nubes más inestables vienen a ser aquellas que el horizonte nos dibuja con un color «gris». En definitiva este es nuestro hombre, el hombre que buscamos será como una nube gris, para poder descargar abundantemente esa agua que Argentina necesita, es el agua de la predicación de la Santa Cruz, de su Misterio inherente en el Universo. Este sin duda será el «hombre gris» que debemos de esperar, que debéis de buscar.

Podemos seguir encontrando psicografías clave, que de alguna manera evidencian lo que hemos tratado de deducir por medio de las psicografías anteriores, es decir, que el «hombre gris» no es un hombre natural de Argentina, como finalmente podemos comprobar en esta última representación profética, que hace mención en este caso al hombre humilde, que según dice, será de casta joven y desconocida en el ambiente, detallando el momento de su llegada.

 

El hombre humilde en la Argentina joven se allega para gobernar.
Él será de casta joven y desconocida en el ambiente, más será santo
en maneras, creencia y sabiduría.
!Él llegará luego de la tercera jornada¡

 

Para ir concluyendo mi necesidad de ayudar al pueblo de las tierras blancas, debo de decir que mi presente colaboración la he tratado de hacer con toda mi mejor intención. No encontraría por mi parte mayor claridad, con el fin de ver cumplir la necesidad de que ese «hombre gris» de alguna manera se ubique y se ponga en el contexto y lugar que le corresponde, para que la Nueva Evangelización tan necesaria en Argentina y el mundo entero tenga ya su comienzo.

Como ya he adelantado, este servidor que les escribe, no es el «hombre gris», aunque tengo plena consciencia que de ser este hombre, tampoco lo diría, por las razones que he expuesto inicialmente. Cierto es que he tenido en este documento el valor o la fortaleza de sugerirme, de proponer, de ofrecerme, tratando de dar un poco de luz a estos misterios, pero como ya lo dije anteriormente, es decir, con mis torpezas, pobrezas y limitaciones. Estoy convencido que este documento previo podría orientar a muchas personas, pero tanto para mi caso, como para otro que obre de la misma forma que este servidor, lo que creo que merece la pena conocer en verdad es el detalle. Por ello sería interesante invitar a todo interesado a conocer mi (*) testimonio «La humilde Firma de Dios», (*) escritos personales, así como el (*) estudio de investigación que divulgo de forma electrónica en la (*) web homenaje a la Santa Cruz de forma íntegra, libre y gratuita para todas las lenguas.

La introducción a este estudio la hago en el apartado siguiente, donde trato de justificar gracias a unas sencillas psicografías del Tomo IV, que mi estudio de investigación está estrechamente relacionado con lo que B.S.P daba a conocer como la «Cruz Orlada», en una multitud de sus dibujos proféticos.

Dado que es el pueblo argentino quien debe de buscar y de reconocer al sujeto conocido como «hombre gris», las personas de buena voluntad deben de entender lo preciso e importante que se hacen en estos momentos todos los medios de comunicación, para poder encontrar a este hombre. Si este hombre está entre nosotros, hay algo que no podemos dudar en estos momentos y, es que de una manera u otra su actividad digital debe de ser notoria y presente en Internet, porque es el medio más asequible y apropiado para divulgar o informar de forma masiva.

Me hago personalmente una ligera idea de la cantidad de personas que con más o menos sensatez han podido presentar una «candidatura» más o menos semejante a la que aquí se presenta formalmente, aportando una serie de aclaraciones e ideas. Cierto es que sin reconocerme como el «hombre gris», debo de sincerarme por lo sugerentes que me resultan muchas de las psicografías hacia mi pobre persona. También aprovecho para pedir disculpas a todas aquellas personas que por no haberme expresado bien o al no haberse podido comprender como ha sido mi deseo esta sucesión de correspondencias personales y relaciones entre los mensajes de B.S.P, pudiendo llegar a parecer que se deja por mi parte un remanente presuntuoso. De ser así, no se ha llegado a comprender mi intención ni mi esfuerzo, al tratar de hacer esta pequeña colaboración que comparto especialmente para todo el pueblo argentino, subrayando de esta forma que todos los países posibles están igualmente llamados a colaborar en este aspecto todo lo que se precise. 

Por mi parte no quedan más palabras que invitar de nuevo a conocer mis torpes escritos. Debo de dejar claro que me he animado a redactar este manuscrito en primer lugar, para ofrecer una corrección fraternal y para tratar de dar un poco más de luz a lo que respecta a la figura del «hombre gris» y del misterio de la «Cruz Orlada». Manifiesto abiertamente que de no haberme involucrado a pesar de mí inquietud y conocimiento por estos misterios que parecen rozarme en muchos aspectos, para mí esto hubiese supuesto sin duda un pecado de omisión, quizá de mucho peso. Por ello, de antemano este pobre servidor e incluso ante cualquier género de duda, como servidor que soy, me ofrezco para poder dar una respuesta afirmativa, en el caso hipotético de que pudiese ser reconocido entre los muchos candidatos posibles. De no ser reconocido por las circunstancias que sean, podré decir que mi conciencia quedará tranquila, refugiándome en aquellas palabras del Señor, pero aún en nuestra presente morada, pues «así también vosotros, cuando hubiereis hecho todo lo que os es mandado, decid: Siervos inútiles somos, porque lo que debíamos hacer, hicimos» (Lc 17: 10).

Queridos amigos, hermanos, enemigos, os recuerdo por las palabras edificantes de nuestro querido Apóstol ad gentes que «la creación, expectante, está aguardando la plena manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8: 19).

Aprovecho la ocasión como mendigo de oraciones y misionero por la gracia de Dios, para despedirme con amor servicial de todo el pueblo argentino, rogando a Dios en el Nombre de Ntro. Señor Jesucristo, con la esperanza de que pronto adquieran la gracia necesaria para que todos Uds. puedan llegar a encontrar o reconocer a este hombre, por el bien del pueblo argentino, en definitiva, por el bien de todos los pueblos del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

Psicografías clave para comprender
el Misterio de la Cruz Orlada

 

 

«Llámame y te responderé; te mostraré
cosas grandes y secretas que tú ignoras»
(Jer 33: 3).

 

 

 

 

El renacer de la Cruz Orlada por B.S.P

Una noche Fray José de Aragón, el Ángel Guardián de Benjamín Solari Parravicini, le dictó lo siguiente:

"Hijo, esta noche llego a ti, para decirte: escribe y dibuja: es hora de echar a correr la palabra en amor, el amor en Fe y la Fe en Santa Paz"

Se vive una época Bizantina- y como en ese ayer que brilló con Justiniano I - en ese ayer entró el caer de una civilización, y el nacer de otra, y en el que después de caer y sacados de todo, la cruz regresó y de nuevo se supo algo de lo mucho que se había perdido. . .

No quiero extenderme en historia, más sí, quiero rogarte: dibuja algunos premonitorios trazos sobre lo que te daré.

He pensado que es el momento de echar a correr la palabra en amor, el amor en Fe y la Fe con Santa Paz.

Es el momento de decirlo: porque viene a la Tierra el Temblor de la ira - y la ira será ciega y cruenta. Por lo tanto, si ella es ciega, antes de que se desate, es preciso hacer ver que la cruz puede ser de nuevo símbolo de salvación y rescate de muchos que sin ver podrán ver y sin saber podrán saber.

He tomado la "Cruz Orlada". Tú dirás: ¿por qué? Muy sencillo hijo querido: porque Dios es universo, y, como el universo es circular, tenemos que Dios es Círculo, por lo tanto: Dios es Universal.

Esta cruz colocada dentro del Círculo, que puede ser liso u orlado con llamas, símbolo sol, igualmente de Dios -será decir Dios -Cristo- será Amor-Fe-Luz, si lleva el corazón en la unión de brazos es decir en el cruce de los leños.

Tómala pues hijo-habla de ella, entrégala, es la hora.

Envíala a nuestro muy amado hermano Sigurd, que él igual la podrá echar a correr por medio de su pluma en diarios y revistas del país y del extranjero.

Colaboró siempre en ellos por nuestra causa y le estoy agradecido. Dile que es la hora de la "Cruz Orlada".

. . . dile que llegue a él mi bendición y renuevo mi agradecimiento por la mano en amor puesta en nuestro libro.

(El argumento va en los dibujos.)

Fray José,

Servidor.

 

 

 

 

 

Introducción

Queridos hermanos cruzados, es una enorme alegría poder dirigirme ahora a vosotros, dentro de mis circunstancias y posibilidades, para poder aportar por mí parte, lo poco, que quizá para otros les pudiera suponer bastante o quizá suficiente. Bastante o quizá suficiente -como digo- para poder comprender la existencia de algunas relaciones o conexiones muy certeras y aproximadas, entre un estudio de investigación personal que comparto de forma íntegra, libre y gratuita en Internet para todas las lenguas, que demuestra la semejanza o la simetría entre el estudio de investigación ya mencionado y aquello que por manos del vidente argentino Benjamín Solari Parravicini (B.S.P) se conoce como la «Cruz Orlada».

La intención primera de querer participar en la misión de tratar de dar luz al Misterio de la «Cruz orlada», en primer lugar, se fundamenta en una de las obras de misericordia de la Iglesia Católica, que viene a ser la corrección fraternal. La corrección fraternal no es una labor sencilla, ya que exige una gran caridad y todos los dones posibles del Espíritu, especialmente se precisa una gran templanza y fortaleza. Comento esto porque aunque no me he detenido a leer todas las argumentaciones vertidas en muchos de los lugares donde se debate y/o se aglomeran conocimientos referentes a la «Cruz Orlada», aunque de partida se encuentran en ocasiones algunos vergeles de certeza, la mayoría son divagaciones y sobre todo se yerra cuando se trata de disolver el claro mensaje católico de B.S.P, con otras muchas corrientes religiosas y/o ocultistas. Recordemos que en el Tomo IV que hace referencia a la «Cruz Orlada», nos dice el Prof. de Psicología Alejandro Erú, sobre el vidente argentino B.S.P. que «es un hombre sencillo, caritativo, bondadoso, católico, sincero y practicante de su religión». Es a partir de esta aclaración desde donde debemos de partir, pues aunque a muchos les cueste reconocer, por los motivos que ahora no nos vamos a detener a analizar, en esta definición encontramos la clave para poder comprender mejor el Misterio de la Cruz Orlada.

Por otro lado, me mueve sin duda mi labor misionera, que se fundamenta en la predicación de este Misterio en la creación. Debemos de tomar conciencia desde este momento que aunque ambos de los Misterios que aquí estudiaremos se conocen de formas diferentes, mi compromiso personal en lo sucesivo, se fundamenta en demostrar que lo que conocemos con diferentes denominaciones, en verdad estamos hablando de un mismo e idéntico Misterio. Esta demostración se llevará a cabo con un número limitado de psicografías del Tomo IV que hacen referencia a la Cruz Orlada, en un sencillo ejercicio de discernimiento entre cinco psicografías clave, que se proponen para su contraste con el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz.

Como síntesis podemos decir que, predicamos la Santa Cruz, que en definitiva es predicar el Evangelio. Con ello no nos cerramos a denunciar los males de nuestra sociedad enferma y necesitada de conocer a Dios y sus Misterios, que son tan infinitos como su mismo Ser. Por ello, nos vemos comprometidos también a denunciar la ignorancia, la hipocresía, la corrupción que es la costra de la mentira, la dictadura del relativismo, el desprecio a la sencillez con su consecuente idolatría a todo lo que resulta ser complejo, las injusticias y toda clase de mal que asola a la sociedad de nuestros días. Tenemos plena confianza por la misma historia de la salvación que, sólo la predicación de la Santa Cruz puede sanar esta sociedad tan necesitada de Amor, tan necesitada de Dios.

Considero como parte de esa clave para comprender mejor el contexto, poder compartir al menos un breve testimonio personal, que podrá ampliarse más adelante para todo aquel que lo desee en la sección del autor de, la (*)Web homenaje a la Santa Cruz.

 

 

Breve testimonio

Jesús Del Pino Marín, Suso para los amigos, reside en la localidad de Alcalá de Henares desde hace más de 34 años. Aún teniendo raíces cristianas, Suso comenzó a cubrir sus carencias existenciales y miedos más tempranos primeramente en la pornografía. Más tarde, le siguieron las drogas, la vivencia de la noche y el sexo sin sentido, siendo la forma más cobarde que tuvo de evadirse de la realidad. Un accidente laboral le llevó a experimentar el dolor, que le fue dando forma. Un cúmulo de circunstancias le llevó a tocar en varias ocasiones el fuego de un psiquiátrico, por causa de Cristo. La tercera ocasión ingresa voluntariamente, «como voluntario», que es como le gusta afirmar personalmente, como una locura dulce y hermosa, para poder evangelizar la planta de psiquiatría. Aunque estas fueron razones suficientes para no poder ser ni sacerdote ni misionero, la gracia de Dios transformó todo su mal en un bien sin medida. El Señor inmerecidamente le concedió  muchos dones y gracias y un mensaje de Fe y Esperanza para todos. La gracia sobrenatural que le ha impulsado desde el año 2008 para seguir con su lucha misionera de investigación y divulgación ha sido poder contemplar cada día la majestad del Sol, con sus pobres ojos,  como una experiencia real y espiritual difícil de describir. A su vez, el mensaje o el carisma de Suso, es predicar desde hace más de 6 años el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz. En la actualidad está a la espera de que su proyecto espiritual pueda ser aprobado, para poder vestir un hábito y dar a conocer este vino nuevo, pero en odres nuevos (Mc 2:22).

Creo que ahora todos aquellos que quisieran profundizar en este estudio de investigación al alcance de todo interesado, podrá comprobar que, efectivamente la Santa Cruz está impresa en caracteres matemáticos en toda la creación de una forma indeleble. Realmente se podría decir, para entendernos mejor, que el Señor inmerecidamente quiso poner a disposición de este servidor que les escribe un hilo y en el suceso de estos años, si se me permite la expresión, he ido tirando de él, confeccionando desde el año 2008 hasta el momento un estudio de investigación, donde se demuestra la presencia de este fenómeno natural en todo el Universo y que hasta el momento ha sido plenamente ilegible a nuestros sentidos.

Podrán conocer con todo detalle en, la (*) Web homenaje a la Santa Cruz todo este estudio de carácter interdisciplinar, es decir, que la línea de investigación fluye desde las diferentes ramas del saber, fundamentalmente desde la rama de la ciencia, la filosofía y la teología. De partida, se debe de saber que este espacio digital es un libro electrónico en línea, donde se comparten estos sencillos conocimientos que están al alcance de un niño con conocimientos básicos, es decir, que nuestra herramienta de trabajo se fundamenta en una sencilla aritmética básica.

Ahora, sin más, quisiera proceder a este ejercicio de discernimiento y contraste para demostrar sin ningún tipo de complicación que lo que B.S.P se refería en su momento como la «Cruz Orlada», hoy se pueden encontrar estos conocimientos de forma amplia y detallada en este espacio digital. En este documento decisivo, estas cinco representaciones clave, nos permitirán poder consumar nuestro objetivo de poder llegar a discernir y contrastar estas evidencias que presentaremos a continuación. Podremos llegar a la conclusión que el estudio de investigación del Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, es lo que el vidente argentino nos adelantó proféticamente con lo que conocemos en la actualidad como la «Cruz Orlada».

En definitiva, debemos de insistir en que el Misterio de la «Cruz Orlada», más allá de lo que superficialmente supone, es decir, lo que es el símbolo en sí del sol y la Santa Cruz en su interior, lo que hasta ahora no hemos sido capaces de observar, es que al encontrar este símbolo impreso matemáticamente en todo el Universo, nos muestra un conocimiento más profundo de la creación, por tanto, nos acerca más al conocimiento de Dios. Esto sin duda es lo que le da potencia y fundamento a este anuncio profético de B.S.P, en su correspondiente publicación «Dibujos Proféticos del Tomo IV», que como sabemos hacen referencia a la «Cruz Orlada». Tenemos conocimiento que dicha publicación, fue el último deseo de B.S.P, para que fuesen las últimas psicografías que se llegasen a publicar.

 

 

 

Discernimiento y contraste

1.- El agua (La Santa Cruz, el nuevo símbolo) entregará la exactitud de la fe.

 

 

No debemos de tener duda de que en todas las psicografías del Tomo IV, cuando hacen referencia al agua, es para hacer mención a este «nuevo símbolo» y digo nuevo símbolo entre comillas, porque lo que tiene de nuevo es que hasta el momento no hemos tenido conocimiento de que Dios había firmado toda su creación con la Santa Cruz, pero en caracteres matemáticos.

Nadie debe de confundirse, pues aquí no encontraremos nada de numerología, solamente una aritmética básica (7 + 5 + 3 =  15) y muchas matrices, que es lo que aprendimos todos primeramente en la escuela. Son las matemáticas las que nos muestran la verdad de la Santa Cruz en el escenario de la creación y, la Santa Cruz ahora nos muestra de igual manera la dignidad más excelsa que en verdad se le puede otorgar a las ciencias matemáticas en la estructura del Universo.

Por ello ahora no nos debe de extrañar cuando en esta psicografía, como en otras, B.S.P nos comunique este mensaje con palabras técnicas más bien cercanas al argot matemático. «El agua entregará la exactitud de la fe» ¿Una virtud exacta? En verdad esto no tiene sentido, porque refiriéndose a esta virtud, hubiese sido más correcto hablar de la plenitud de la fe, o la perfección de la fe. De alguna manera el vidente argentino, quizá sin ver el velo completamente descubierto, nos anunciaba que para conocer el sentido profundo de la «Cruz Orlada», debíamos de observar el detalle en la creación, sin más remedio que tener que sumergirse en las matemáticas. Era evidente que esto no debía de ser tratado como una ciencia más, sino que debía de ser observado bajo el don de Ciencia del Espíritu Santo. Por ello podemos afirmar que en ausencia de la asistencia divina, han tenido que pasar más de 30-35 siglos de la historia de la matemática, para poder llegar a reconocer este Misterio en el Universo, inédito hasta este momento.

 

2.-   «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad, Cristo, ante su Santa «Cruz Orlada».  

 

 

Aquí podemos observar esta insistencia de B.S.P con palabras más propias de las ciencias puras, más que en un lenguaje coloquial. ¿La exacta verdad? ¿Cómo podríamos hablar de la verdad de una forma exacta? Efectivamente, con las matemáticas, no cabe mayor duda.
Es hermoso, porque si lo razonamos, con las matemáticas tratamos con axiomas, es decir, 2 + 2 siempre serán 4, y esto nadie puede discutirlo. Por ello, este Misterio de la Santa Cruz, dará Fe. Cierto es que ocurrirá como la historia de Naaman, que por la lepra del orgullo propio, por la sencillez de este remedio que Dios nos ofrece de nuevo, muchos no lo querrán, pero otros, terminarán dando gloria a Dios como finalmente lo hizo el sirio. Hay que resaltar que el profeta Eliseo, le mandó bañarse en este caso en el Jordán, pero en nuestro caso, este Misterio es tan Limpio y Cristalino que debemos de beberlo primeramente nosotros, para darlo a beber después al mundo, como nos invita constantemente el Espíritu que inspira a B.S.P en muchas de sus psicografías en este último trabajo profético.

 

3.- Llega la unificación de ideas, de- de procederes – de razas – Unificación de la Babel mundana en la «Cruz Orlada».

Que interesante psicografía hermanos cruzados. Este servidor en un principio, sin conocer aún este mensaje, daba por hecho que la Santa Cruz, al ser un modelo matemático universal, podría ser el modelo para unificar u homologar las ramas del saber. Muchos ignoran que el orden en la ciencia, en la filosofía y en la religión no viene a ser lo mismo. Pues de aquí parte el gran caos, es decir, que esta es la razón de porque no existe una comunicación mejor entre las diferentes parcelas del conocimiento, generando así conflictos, dudas, errores y cultivando así consciente o inconscientemente la ignorancia. Si, es la Santa Cruz la que puede establecer una referencia común entre todas las ramas del saber, siendo como, «una medida segura de referencia universal». Esto sería causa de que todas las culturas llegasen a tener deseos, por el bien común de la humanidad, en aceptar la Santa Cruz, donde nuestro Señor nos liberó del pecado, para poder unirnos, rompiendo las barreras que nos dividen, barreras puestas por el enemigo común de Dios y de los hombres o por la inteligencia manchada o herida de casi todos los hombres. La Santa Cruz es el instrumento «Anti-Babel», pero es necesario que la humanidad la quiera reconocer, pero para que sea reconocida, debe darse a conocer primero.

 

4.- Lo que no vieron, tratarán de buscar la «Cruz que no ven; la verán, pero tarde».

 

De las tres psicografías que acabo de compartir, para mí, la que me hizo caer las escamas de mis pobres ojos fue esta. Debo de confesar que desde que tuve la intuición de que este último trabajo psicográfico de B.S.P pudiese tener alguna conexión con mi estudio, he tenido que repasar una y otra vez cada una de las psicografías y ha sido como el que busca la pepita de oro en el tamiz, que va lavando y purificando, hasta que este servidor poco a poco ha ido viendo ese brillo y que ahora con gusto trato de compartir con vosotros.

Este brillo más valioso que el brillo de todo el oro que se esconde en este mundo y que el brillo de todos los minerales que el hombre más codicia, estaba y está en toda la creación, pero hasta ahora no la habíamos visto, pero gracias a Dios, ahora si podemos ver. La Santa Cruz en caracteres matemáticos que no vimos ¡! ya la podemos ver hermanos cruzados!! Bendito sea el Dios del las Alturas, que se ha dignado a revelarnos su Misterio, el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, que B.S.P veló con el nombre de «Cruz Orlada».

Cruz Orlada ¿Por qué? Bueno, yo en este estudio de investigación que divulgo de forma gratuita y libre y de forma íntegra, sin limitaciones, hago una especial insistencia. Esta insistencia se fundamenta en demostrar que la Santa Cruz y el círculo o la esfera es un equivalente. Es decir que cuando miramos a la luna en su fase llena, también estamos presenciando una Cruz. Por tanto, desde el punto de vista aritmético y geométrico, hay cruces por todas las partes

Debo de aclarar que cuando se dice que la verán «pero tarde», no se refiere con esto que hayamos perdido la oportunidad de algo. Simplemente, este Misterio ha estado siempre presente y este adverbio de tiempo, más bien nos quiere hacer ver que habiendo complicado de muchas maneras nuestros conocimientos en un suceso histórico considerable, de nuevo, tal como lo hicimos con el Señor, hemos ignorado y despreciado lo sencillo, es decir, que hemos seguido construyendo de espaldas a Dios nuestra propia babel.

 

 

5.- Peregrinos cruzados, correrán los ámbitos pregonando la verdad de la «Cruz Orlada»

 

Queridos amigos y heraldos de la Santa Cruz. Podía haber elegido otras muchas psicografías de este tomo que hace referencia a la Cruz Orlada, para tratar de seguir abriéndoos los ojos, pero creo que lo que necesitabais todos ustedes hermanos, es la chispa para poder arrancar este motor. Sólo ahora, cuando conozcan la Web homenaje a la Santa Cruz, podrán contrastar el resto de las psicografías por vuestros propios medios, si es que de verdad tenéis interés en ello.

Por ello he tomado esta última psicografía, donde podemos ubicarnos todos nosotros, porque gracias a Dios ha llegado el momento de predicar la verdad de la Santa Cruz, de dar de beber al mundo esta agua. ¡¡ Cuando B.S.P dice que recorreremos los ámbitos, se refiere especialmente a que explotaremos cualquier medio de comunicación para anunciar esta buena nueva ¡¡

 

 

 

Foto de mi parroquia
San Juan de Ávila

Alcalá de Henares (Madrid)

 

 

Visión de una lluvia

Antes de irme despidiendo con la alegría de haber cumplido mi labor misionera con este apercibimiento, quisiera compartir con ustedes la experiencia de una visión que tuve en agosto del año 2012 en la parroquia de San Juan de Ávila, el llamado apóstol de Andalucía, de donde viene mi sangre. En esta parroquia a la que pertenezco, a mediados de mes aproximadamente, esperábamos a la gente para la Misa, pero aún era pronto. Era un día caluroso y se estaba quemando un monte, humeaba. Vimos pasar helicópteros con bolsa de agua para sofocar el incendio. Entonces, mirando los dos casualmente el atrio del templo principal, vimos caer como una «lluvia seca». A pleno sol, despejado el día, esta lluvia era tan abundante que al caer la gota, parecían ser como semillas. De repente, cesó y preguntándole al compañero si había visto lo mismo, sin mediar palabra, nos subimos al atrio, pero allí ya no había nada, estaba todo seco. Hablamos de aquello, pero no le dimos mayor importancia. A principios de este año, una noche me desvelé y recordando aquella experiencia, me di cuenta que tuvimos aquel día una visión e incluso de interpretación sencilla. Así es como le dije a mi director espiritual: El Señor hará caer desde esa parroquia una lluvia abundante de bendiciones (por el agua) y conversiones (por las semillas). Ahora hermanos soy plenamente consciente de que esa lluvia, esa agua, era el agua de las aguas, era el Misterio de la ciencia de la Santa Cruz, la oportunidad nueva para predicar la Santa Cruz, que en definitiva sabemos que es predicar el Evangelio.

Como se puede observar, mi parroquia en un principio me parecía poco uniforme y complicada por estar hecha de sinusoides a los lados, que son medias circunferencias. Si nos fijamos, tiene una cristalera circular preciosa en la entrada y que como imaginamos, al verse de frente, detrás o más al fondo ya en el presbiterio, queda en frente del Crucifijo que preside el Altar en dimensiones muy aproximadas. El presbiterio tiene forma de brocal de un pozo, es decir, circular y arriba tiene una matriz de círculos que dejan pasar la luz. Aquí de casualidades hay pocas y es que sin duda ha sido el Señor quien lo ha dispuesto todo. Permítanme comentarles esta última hermosa conexión, pues mi estudio de investigación me ha hecho comprender después incluso, el motivo por el cual el Señor inspiró a este arquitecto a proyectar precisamente esta iglesia de culto católico, en este lugar concreto, donde tanto se enfatizan las curvas y circunferencias.

El Altísimo ha sabido poner cada cosa en su lugar y hace lo que se precisa siempre a su debido momento, pero para ser consciente de ello y por consiguiente poder cooperar en su proyecto salvífico, es necesario velar, es decir, estar despiertos y no dejar de observar en ningún momento los signos de los tiempos, en el mismo contexto histórico e incluso en el contexto personal de cada uno. 

Y sacaremos con gozo del manantial de la Vida las aguas que dan al hombre la fuerza que resucita. «Pues la predicación de la cruz es una necedad para los que se pierden; más para los que se salvan     –para nosotros– es fuerza de Dios» (1 Co 1: 18).

 

 

AHORA SI QUE TENEMOS MEDIOS Y MOTIVOS
PARA EMPRENDER LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

 

 

 

Glorificad a Dios con vuestras vidas +

Dios derrame su Espíritu sobre vosotros: Suso +

 

 

 

 

 

Referencias electrónicas citadas

 

(*) Web de distancias entre ciudades.
www.distanciasentreciudades.com

(*) Etimología apellidos «Marín».
www.surnames.org/apellidos/marin.htm

(*) Web sobre los colores y sus efectos psicológicos.
http://www.escuelaweb.com.mx/amazon2.htm

(*) Pincelada.
www.flickr.com/people/susodelpino
www.facebook.com/SusodelPino

(*) Un radical libre.
es.wikipedia.org/wiki/Radical_(qu%C3%ADmica)

(*) Testimonio «La Humilde Firma de Dios».
www.matematicasmisticas.com/veritas/Testimonio.html

(*) Escritos.
www.matematicasmisticas.com/veritas/La_Voz_Profetica/Intro.html

(*) Estudio de investigación (Web homenaje a la Santa Cruz).
www.matematicasmisticas.com

 

 

Derechos digitales de autor

 

Este documento, queda a disposición de todo interesado para su libre descarga y divulgación, en el siguiente enlace. Se recuerda que se deben de respetar los derechos digitales cubiertos por Creative Commons.

 

                Ud. es libre de:


Compartir - copiar y redistribuir el
material en cualquier medio o formato.

Adaptar - remezcla, transformar
y construir sobre el material.

No comercial - No puede utilizar
el material para fines comerciales.

 

Buscamos cualquier tipo de colaboración para poder divulgar formalmente este documento por correo ordinario. Nuestra intención sería que este documento conciliar pueda llegar primero a todos los obispados posibles, universidades, posibles foros de diálogo y encuentro, medios de interés, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).