Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

 
   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

El ideal de amistad, es un ideal de santidad.

 

 

 

 

 

 

 

Si todavía no has tomado lápiz y papel para expresar que es para ti un amigo, éste quizá pueda ser el momento más oportuno o al menos, que estas torpes reflexiones nos puedan ayudar a poner el valor de la amistad en el lugar que mejor le corresponde. 

De partida debemos de romper los estereotipos que magnifican una relación de amistad, como podrían ser los factores condicionados por el tiempo en el que unas personas se lleguen a conocer, pues los que valoramos y tenemos una concepción de la amistad más purificada, sabemos que lo que importa siempre es el presente y no lo pasado, es decir, que una amistad no puede vivir de las rentas de los recuerdos buenos o malos que hayan sido vividos en común.

Bajo mi humilde experiencia, puedo decir que para saber si una amistad es más o menos autentica, se debe recurrir al discernimiento esencial, para saber si en esta amistad se vive una relación fundamentada en la caridad, pues de lo contrario, la amistad se convierte en un simple pasatiempo, es decir, que en la medida de nuestros intereses propios o hacia nosotros mismos, deberán de ser los referentes necesarios para saber si vivimos verdaderamente una relación de amistad saludable. Saber discernir este tipo de experiencias humanas, nos evitará muchos disgustos y sufrimientos, pues un amigo nunca debe de ser un objeto de ocio, una forma de apagar ese nocivo aburrimiento de muchos, que viene a ser casi siempre como la mecha de una bomba que puede llegar a ser muy peligrosa.

Quizá todos debamos de buscar ese momento de obligado cumplimiento, para poder depurar mejor - al menos en cada etapa de nuestra vida- nuestro concepto de amistad. En primer lugar debemos ser conscientes de que una amistad autentica, no se da la mano nunca con el interés, que viene a ser como el puñal que puede hacer desangrar el amor. Por ello, debemos de ser prudentes, porque este interés puede verse camuflado en que una persona concreta nos llegue a hacer una compañía – que en un principio no tiene nada de malo- , pero se termina finalmente siendo más bien objeto de diversión o de placer en muchos aspectos. A diferencia de lo que piensan muchos, una amistad verdadera no debe de estar a merced de nuestras necesidades de consuelo, ni debe de ser un refugio permanente en nuestras diversas tribulaciones de la vida porque esto debe de estar cubierto en gran parte por nuestra madurez, pero mucho menos una amistad tampoco debe de fundamentarse en una adulación constante de forma mutua o parcial a nuestros oídos. De nuevo podemos decir que de no cumplirse estos requisitos mínimos, lo que llamamos amistad vendría a ser sencillamente un pasatiempo, un objeto más de nuestro ocio que más tarde o temprano se desechará de cualquier manera y quedará en desuso, tal como si fuese un objeto, como una cosa más.

Hasta aquí mi punto de vista más humano sobre la amistad, aunque considero mucho más importante mi punto de vista cristiano, más que el primero,  aunque ciertamente se complementa, pues desde que soy católico me siento en este aspecto muy agraciado. Me siento de esta manera, porque de todos los amigos que tenía o que voy haciendo nuevos, sé perfectamente diferenciar casi con un soplo, que es lo que viene a ser trigo o paja. Por la gracia de Dios, a pesar de esta realidad que presento, sé lo importante y lo beneficioso que es tanto para ellos como para mí, poder llegar a rezar por toda esta espiga que Dios me ha confiado.

He llegado a una conclusión que no muchos quizá lleguen a comprender, pues como siempre digo; no lo deseo, pero prefiero ser despreciado a tener que seguir viviendo como tantos, creyendo que soy amado por todos aquellos que en mi vida me rodean. Ahora sé que de esta manera puedo permanecer mejor en la verdad, porque soy a su vez muy consciente de la farsa y la mentira podrida en la que he vivido antes de mi conversión.

A pesar de esta aparente dureza, que ciertamente es más cruda en un principio, he optado por lo más difícil, que es aguantar y seguir teniendo relación con estas personas que me desprecian, pues la mayor inversión personal es seguir siendo lo que soy, para no perder mi personalidad, para no dejar de ser lo que he ganado como persona gracias a Dios. De esta manera me mantengo para evitar ponerme al nivel de los demás, es decir, a la altura del mal que en muchas ocasiones se da a cambio de un bien. Sólo de esta forma y con la gracia de Dios es como brota el perdón, del perdón la paz, de la paz la serenidad y de esta serenidad nuestra sensibilidad humana, tan necesaria para que las amistades que cultivemos, bien sean de eros o de ágape, crezcan saludables y fructuosas.

Para terminar solo puedo decir que, todos  aquellos que buscan con verdad y perseverancia, un ideal de amistad, encontrarán gozosamente un ideal de santidad. Una persona solamente puede comprender que tiene un amigo de verdad, cuando humildemente reconoce que el mismo e incluso dejando todo su ser tratando de ser un buen amigo, también falla como pueda llegar a fallar este pobre servidor que os escribe. Ese amigo de verdad que siempre te acompaña, que siempre espera, que siempre es paciente, que te comprende e incluso mejor que tú, que te ama incondicionalmente y que nunca te falla, se llama Jesús +

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).