Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

 
   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

 

Pag. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 »

Nº 9

 

 

 

 

EL CRISTIANO

Cristiano es aquel que goza pero que también sufre con Cristo en cada momento.

Bueno es buscar la paz cuando le toca al alma, bueno es recogerse con frecuencia en la oración para tener un poco de tregua, pero son muchas las personas que han hecho de la paz una adicción, que para colmo no llegan nunca a saciarse, adaptando incluso en muchas ocasiones sus vidas a una “religión” de relax y comodidad. Otros buscan en las religiones la felicidad y la dan de lado cuando ingenuamente creían que la felicidad iba a ser un estado completamente permanente. Para ser cristiano primeramente debemos de seguir a Cristo para que después en el camino podamos gozar con Él cuando sea el momento, pero cuando venga el sufrimiento también sepamos unirnos a su experiencia, siendo siempre esto un motivo que nos ayudará a alcanzar otro grado mayor de madurez, comprensión y caridad en nuestra propia experiencia de vida.

 

 

LA IGLESIA SIEMPRE NUEVA

La Iglesia no necesita modernizarse,
porque la Misa la actualiza cada día.



Si crees como otros que la Iglesia necesita modernizarse, es porque aún no enseñas sin vergüenza las nuevas vestiduras que tras la asistencia a Misa nos decoran a todos. Ante la pregunta frecuente de aquellos que se la dan de modernillos que vienen a ser aquellos que creen que lo viejo tiene que estar en la basura, muchos cristianos no sabemos dar una respuesta con fundamentos. Todos los que asisten a la Santa Misa de forma frecuente, se renuevan, se actualizan constantemente. Si lo vemos desde un punto de vista más espiritual, nuestras vestiduras son diferentes a la del día anterior. Desgraciadamente no ven la modernidad de la Iglesia porque no asisten a la celebración litúrgica, por lo cual no pueden comprender que el vestido de la gracia cada día es nuevo y es precisamente el vestido del pecado el que esta andrajoso y desprende hedor.

 

 

 

INTIMIDAD CON CRISTO

No te preocupes si te dan de lado o te quedas solo por causa de
Cristo, piensa que cuanto más sea así, más intimidad tendrás con Él.



Cuantos hemos sido de aquellas personas que iniciándonos en la fe comenzamos a tener complejos y miedos por poder manifestar nuestra fe. Los que memos superado esta barrera sabemos el bien que ha supuesto liberarnos tal cual somos, descubriendo después una necesidad vital de hacer lo posible por transmitir nuestra fe. Muchas de estas personas, en diversas ocasiones hemos contemplado que nuestra condición de amantes de Cristo, poco a poco nos van dando de lado, familia, amigos cercanos y multitud de gente que vamos conociendo sobre la marcha. Nuestra realidad en ocasiones se hace hostil, pero por otro lado, la intimidad con Cristo es más real. Cuando nos encontremos en esta situación, recordemos al Señor que después de estar rodeado por millares, se quedó prácticamente solo clavado en la cruz.

 

 

 

ACARICIANDO EL ALMA

La lectura es una de las mejores
formas de acariciar el alma.

Muy poca gente puede decir que le es indiferente contemplar un amanecer o un ocaso, una noche estrellada lejos de la ciudad. Pocos pueden ser indiferentes al escuchar un concierto de música clásica o de órgano en una catedral. Afortunadamente podemos decir lo mismo con la lectura, que al igual que en estos primeros ejemplos son diversas formas de acariciar el alma. Contemplar un amanecer, por ejemplo, por unos instantes en nuestra vida apaga nuestra ignorancia sobre la excelsa belleza de la creación y con la lectura apaga nuestra ignorancia en nuestro conocimiento propio y en general en todos los aspectos y que en muchas ocasiones llegan a tener el mismo efecto que contemplar el infinito horizonte que sabe de igual manera acariciar nuestro interior. 

 

 

 

LIMANDO IMPERFECCIONES

En mi confesión sacramental, limo mis imperfecciones.
De esta manera se ajusta mejor mi alma con el cuerpo.

Qué maravilla para el creyente poder contar con este gran sacramento, del perdón, de la penitencia. Cuantas gracias se derraman cuando con humildad nos acercamos a él. Mientras que unos tienen a cualquier persona (camareros, peluqueras, psicólogos, amigos de turno) para poder confesarse, muchos no hemos sustituido la figura del sacerdote y es que fuera o dentro del ambiente eclesial, el hombre tiene necesidad de hablar, pero no de lo mal que lo hace el vecino, sino de nosotros mismos, que viene a ser verdaderamente el objeto que el Señor tiene deseo para con nosotros. Somos muchos aquellos que tras una confesión adecuada, sentimos ser personas renovadas porque estos son los primeros efectos de este sacramento y es fructuoso ser conscientes de este beneficio, pues limando con paciencia nuestras imperfecciones, el alma se ajusta mejor a nuestro cuerpo o viceversa.

 

 

 

CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO

Aquel que procuró hacerse un examen de sí mismo 
y quedó igual que en un principio, perdió su tiempo.


Es muy frecuente fuera del cristianismo conocer casos de gente que afirma que debemos de encontrarnos y conocernos a nosotros mismos, aplicando diferentes métodos de meditación y relajación. En primer lugar deberíamos mirar hacia arriba para conocer primero a nuestro Hacedor y conociéndolo podemos entonces comenzar a conocernos a nosotros mismos. Reconozco lo difícil que sería que pudiese darse como un caso real, pero si algún día encontramos a alguien que dice conocerse bien a sí mismo por medio de estas terapias, preguntémosle si después de conocerse a sí mismo, tomó la decisión definitiva de negarse a sí mismo, pues si nos dice que no, no se lo discutas, porque desgraciadamente él ya perdió demasiado su tiempo.

 

 

 

RESPUESTA ANTE LA LOCURA

Si alguna vez en tu vida te tildan de raro o de loco, no te opongas ni te dé
reparo, pues en primer lugar para tu beneficio procura serlo más y mejor.




¿Y cuando un cristiano que no haya sido mediocre no se le dio trato como a un loco en muchas ocasiones? Ante semejante situación, el acto reflejo es preocuparnos por ello y poner remedios, cuando debemos de actuar de la forma contraria a nuestra razón. Debemos de vivir de la forma que los pensamientos de los demás en este aspecto no nos de ningún reparo, porque este es el principio para poder dar mejor nuestro amor a Aquel que nos ama sin límites.

 

 

 

EL RÍO DEL ORGULLO Y EL MAR DE LA RUINA

El río del orgullo desemboca en el Mar de la ruina

Todos, todos, todos llevamos el lastre del orgullo cada día en mayor o menor grado, siendo esto una realidad preocupante. El orgullo que no vive unos principios religiosos corre por el cauce de la vida para desembocar en el mar de la ruina. El orgullo echa a perder nuestra vida y lo peor de todo, con la vida de todos aquellos que nos rodean. Al orgullo se le tiene a raya con los sacramentos y con la vida de oración, que nos ayuda a comprender nuestra pequeñez en todo momento. Si no procuramos de esta manera controlar nuestro orgullo, difícilmente podrá ser disuelto. Solo de esta manera es posible comprender la vida, que se puede contemplar tal cual es gracias a la humildad. Si vivimos creyendo que hemos superado nuestro orgullo debemos de saber que este es el primer signo que tiene una persona orgullosa, la cual en primera instancia no reconoce este enorme defecto. 

 

 

 

LA FORMULA DE LAS JUSTIFICACIONES

Muchas personas tienen un lote de justificaciones que guardan bajo sí, cuando surge algún tema relacionado con Dios o su Iglesia. De todas ellas hay muy pocas que sean conscientes de que hablamos de salvación o condena perpetua por la liviandad de sus actos y palabras. Las justificaciones, para todos es la forma más torpe que tenemos de auto-engañarnos, creyendo que algún día, en vez del amor que hayamos tenido a los demás sea nuestra ignorancia la que en el último momento nos redima. Como todo en esta vida, tiene su tiempo en el que algún día todos, queramos o no seremos testigos de la verdad. Los números se despejan en otros más simples, las letras se simplifican, se resumen y todas las justificaciones dan por desgracia como resultado la ruina eterna. Para este gran mal, la humildad consigo mismo sería el remedio medicinal definitivo.

 

 

 

LA PAZ SEA CONTIGO

Cuando des la mano para dar la paz, procura mirar a los
 ojos para que puedan saber que lo deseas de verdad.

Oímos habitualmente aquello de “encantado”, “mucho gusto”, cuando nos dan la mano. También repetimos la expresión y muchas veces sabemos que lo decimos es de puertas para fuera. Es algo que parece que no podemos remediar por parte de los demás pero que debemos de tratar nosotros de vivir esta realidad coherentemente, es decir, que nuestro deseo este de acuerdo con la realidad. Lo que al menos debemos de procurar los creyentes, casi como práctica para poder obrar a partir de ahora correctamente, es desear la paz con el hermano que nos extiende la mano en Misa para darnos mutuamente la paz. Creo que es importante en esos breves instantes fijar nuestra mirada en los ojos de aquellos que recibimos este noble deseo, porque nuestra mirada da firmeza a este acto.

 

 

 

CUANDO EL MAL VE LA LUZ

Cuando el mal ve la luz, cuerpo, alma y mente sanan



La mentira siempre busca los huecos y le gusta vivir en las sombras. La mentira tiene como vecina interior al mal; ambas no se separan la una de la otra. A medida que la mentira y el mal se van depositando en nuestro interior, van haciendo estragos. No gustamos de la hermosura de la vida como es debido, repelemos las cosas esenciales que son las que en verdad nos dan la vida y perdemos muchas capacidades humanas que el pecado ha mermado con el tiempo. Solo existe una vía para que el mal y la mentira puedan volatizarse que viene a ser la opción de la confesión sacramental, donde este mal interior ve la luz. Solo el que frecuenta este sacramento conoce esta gracia santificante de Dios, donde cuerpo, alma y mente sanan.

 

 

 

LA RIQUEZA DE LAS CONTRARIEDADES

Cuando el mal ve la luz, cuerpo, alma y mente sanan

No tenemos opción, pues la piedra debe de tirarse para ambos lados. El lado del cristiano que por no encontrar en muchas ocasiones consenso con los demás evita hablar de su condición como creyente, denunciando las injusticias y defendiendo la verdad. Por otro lado está la parte de aquel que no escucha de buena gana, que tolera poco y que por ninguna circunstancia permite la posibilidad de ser corregido fraternalmente. Para ambos casos, a pesar del agravio es puramente enriquecedor, porque ¿Qué nos aprovecha la gente que siempre nos adula y nos da la razón sin razón? Procuremos establecer puentes y estando del lado que estemos sea para el bien común e invertir así en un patrimonio espiritual.

 

 

 

GRACIA O SUERTE

Espero que algún día sepas que el mejor boleto de lotería que puedes adquirir es aquel que te haga llegar a la madurez del conocimiento. De ser así, sabrás con verdad cual es el valor del dinero, del sexo y del poder.

Hemos implantado un sistema que en un principio e incluso tiene buena imagen porque da de comer a gente con algún tipo de problema de discapacidad, pero esto no sería necesario si al menos cada persona en el mundo pusiera un euro al día. Este sería un remedio eficaz contra la pobreza en todo el mundo. Muchos hablan de la ilusión, pero pocos saben hablar de cuál es la verdadera esperanza. Pocos desgraciadamente saben el valor de invertir en valores espirituales, de olvidarnos de la suerte en vez de procurar la gracia. Tenemos muy implantada la suerte en nuestro vocabulario y casi no somos conscientes de que hemos hecho del azar nuestro becerro de oro. Qué grande es tener toda nuestra confianza en Dios, que nos hace apreciar el valor de la riqueza e incluso en la más profunda pobreza, librándonos así de todos los obstáculos para poder llegar al conocimiento de la verdad, que es el tesoro que carece de mesura.

 

 

 

EL MEJOR REGALO

Te regalo toda mi suerte a cambio de un 
poco de la gracia que solo Dios puede dar.

Pasa una navidad tras otra y todavía no conozco a ningunos papas que les digan a sus hijitos que el mejor regalo para estos momentos es tener una familia unida. Cuando el niño se acostumbra al regalo, ignora el valor de los méritos y lo peor, aprende a decir “esto es mío”. Si, aparentemente es duro acostumbrar a los hijos a no tener un regalo en una sociedad tan consumista, quizá debemos de estudiar cada contexto, pero es importante inculcar a los pequeños la importancia de tener una familia unida. Por otro lado, muchos de los papas en estos días han invertido en la suerte, esperanzados de cobrar un boleto millonario. Al respecto podemos decir que los que nos ha tocado la verdadera lotería han sido aquellos que gozan vivir de la gracia de Dios, que ayuda en verdad a discernir que el dinero, como el resto de las idolatrías que ofrece este mundo vienen a ser solamente un medio, pero no un fin. Debemos hacer un esfuerzo para vaciarnos de la suerte y llenarnos de la gracia de Dios en todo momento.

 

 

 

EL LABORATORIO DE LA VIDA

Busca siempre en la probeta de la sencillez, y
en el matraz de la humildad y allí le encontrarás.

Existe un dicho común que dice que a Dios no se le puede medir, que no le encontraremos en ningún laboratorio. Todos están confundidos porque a Dios todos le podemos encontrar en la probeta de la sencillez y en el matraz de la humildad. La cuestión es que esto se afirma con certeza porque normalmente el hombre no suele buscar en estos útiles de laboratorio y erróneamente decimos que Dios no podemos medirlo. Si, el Señor esta en todo lugar ¿acaso no es omnipresente en estos casos? Afirmamos esto con ligereza porque el hombre, por lo común desprecia los detalles. Siempre andamos buscando lo grueso, lo relevante, pero lo grande siempre ha estado y estará en las cosas pequeñitas. Las cosas grandes que busca el hombre suelen ser pocas y cuando se encuentran son pasajeras. Cuando el hombre aprende a valorar lo pequeño sin darse cuenta se da de bruces con Dios. Por ello debemos de animarnos los unos a los otros para que sigamos experimentando en el laboratorio de la vida.

 

 

 

¿SABES LO QUE ES UNA TELEVISIÓN?

Si en alguna ocasión encontramos en este siglo al hombre más sabio del mundo, con mucha
probabilidad, lo único que no va a saber que es, responde a la pregunta ¿Sabes que es una TV?

Todas las palabras críticas hacia la televisión desde que el hombre se percató del mal que genera, son pocas y suaves para poder definir este gran mal. Que paradójico resulta ponerle dos o tres cerrojos a la puerta de entrada de la casa y que gran mal hace el ladrón a la casa con tan solo apretar un botón. No es exagerado afirmar libremente que solo aquellos que se ven privados de las fauces de la Tv, son aquellos que tienen mayor facilidad para poder pensar porque en verdad, aquel que ve la Tv no piensa por sí mismo, es la propia Tv la que piensa por él. Además de ser la Tv destructora de la creatividad humana tiene poder para anular nuestra voluntad con las adicciones que ello conlleva. Si he tenido la gracia de explicarme bien, cualquiera podría resumir estas palabras en un padecimiento severo de una enfermedad que acaba con nosotros mismos lentamente sin saberlo.

 

 

 

MAL O SANTIFICACIÓN

Nunca digas que te pasó […] para bien o para mal,
di mejor que fue para tu bien o para tu santificación.

Tener a Cristo en el corazón y ofrecer nuestros padecimientos por Él, viene a suponer un sufrimiento como el que no los ofrece como nosotros lo hacemos. Cierto es que de antemano, con Cristo se sufre con una mayor paz y sosiego. Cuando se sufre con Cristo, nunca se sufre para mal, pues nuestro sufrimiento purificador viene a ser un sufrimiento que nos santifica. Es por ello que no debemos de decir que nos paso algo para bien o para mal, sino para bien o para nuestra santificación. Lo bueno siempre salta a la vista, pero con Cristo, aunque las cosas buenas cuesta distinguirlas de las cosas malas de la vida, debemos de mirarlas con ojos pacientes, porque así siempre uno termina encontrándolas. 

 

 

 

LA HUERTA DIGITAL

Internet también es tierra para sembrar 
la Buena Semilla. Aprovéchala. 

 

Muchas personas ignoran el potencial que pueden tener en los medios para poder hacer el bien. Los medios tecnológicos disponibles para un verdadero cristiano no deben tener el fin único para divertirse y matar el rato, sino que deben de estar al servicio del bien en todo momento. Internet, desde los comienzos ha sido la huerta para poder sembrar la Semilla que recibimos de Dios, es la tierra hostil que podemos oxigenar con nuestro apostolado. Este apostolado digital es muy potente, dando a cada uno la posibilidad de dar a conocer a Dios a muchas almas que incluso no conocemos. Si una persona se compromete a sembrar en esta tierra, casi sin darse cuenta comprobará que recogerá el ciento por uno o más propiamente dicho el cero por uno.

 

 

SIGNOS DE AUTENTICIDAD

El gran deseo de un verdadero loco es no
volver a ser una persona como era antes.

Superar la experiencia con decisión de aborrecer al hombre viejo que fuimos, dando paso a un hombre que no mira atrás a pesar de todas las dificultades y de todas las contrariedades de su vida con sus semejantes sin tener complejos de su vida nueva, son signos que nos hacen ser auténticos. No debemos extrañarnos que nos miren diferente ya que nuestra perspectiva es doble, por nuestra antigua y nueva experiencia de vida. Aunque muchos quieren tener razón, en realidad no deberían de opinar simplemente por tener una visión más reducida de la realidad. En la vida pública de Cristo fue llamado loco entre otras cosas más, pues si te ocurre lo mismo tente por muy dichoso y bienaventurado. Desde este momento ya no mires atrás, porque las manos las tendrás puestas en el arado.

 

 

 

LA TRINCHERA

La vida del hombre sobre la tierra es milicia (Job 7, 1), pero
no debemos pretender vivir toda una vida en una trinchera..

No vale con ser bueno, hacer lo que manda la Iglesia, ir todos los días a Misa… Debemos pasar a la acción, porque cuando uno se instala en una trinchera, como puede ser en la trinchera de las comodidades, de las dudas, de los miedos, de la desconfianza, de las preocupaciones, etc., tenemos el peligro de que el enemigo entre en ella, nos asedie y con ello nos lleve a la muerte. La guerra es dura, no tiene nada de fácil para nadie, pero si no salimos de nuestra trinchera jamás gustaremos y saborearemos la verdadera paz, que solo Dios nos puede dar. El mundo debe de bajar las armas al suelo, para que sea Dios quien actúe y nos traiga de nuevo tiempos de bonanza. Esta actitud supone un esfuerzo para todos, según lo que nos pida el Señor a cada uno y en esto, debemos de ser humildes en primer lugar con nosotros mismos.

 

 

 

¿ SABÉIS QUE ES ESTO ?

Son las vendas del silencio que Dios 
me ha dado para curar todo mi ser.

 

Decía un santo que el ruido no hace bien y el bien no hace ruido. Del silencio manan todos los sonidos, pues no solo es el pentagrama de la música, sino de la palabra, donde Dios nos habla. Del silencio se sabe que nace la oración y vienen a ser las vendas y apósitos que curan nuestro ser ya que favorece la escucha del Señor. El silencio, para todo el mundo es curativo, pues aquellos que no acostumbran a cultivarse en el silencio les escuecen mucho, siendo este escozor uno de los principios en los que una herida abierta comienza a sanar. Para cualquier persona, las vendas de nuestra boca, oídos y alma pueden hacerles mucho bien. Si uno se ve necesitado de ser curado pídale estas vendas al Señor, para curar todo su ser. 

 

 

 

RENDIRSE EN EL DESCANSO

Puedes descansar en la batalla,
pero no rendirte en el descanso.

 

Tener un tiempo de descanso no implica que demos de lado la oración y las prácticas piadosas, pues en este caso debemos de obrar al revés, es decir que nuestro tiempo ocupado en otras labores se debe de procurar fomentar más la relación con Dios. Ya que el enemigo no concede a nadie ninguna tregua, podemos ser engañados, fomentando el relax y las comodidades. Muchas personas, a pesar de vencer grandes batallas con el enemigo dejaron de practicar su fe precisamente porque en su descanso sacaron bandera blanca, entregándose de esta manera en manos del enemigo. Debemos de tener en cuenta que el enemigo se frota las manos cuando tenemos días para descansar y aunque nuestro descanso sea necesario, no debemos de bajar la guardia, pues son en estos momentos cuando debemos de agudizar nuestra prudencia.

 

 

 

PERDIDOS

El que no tiene un motivo porque luchar y no busca
nada es propenso a perderse con facilidad por esta vida.

Cuantas personas que vemos en la calle, en los centros de salud, en los bares y suburbios de la sociedad que sabemos desde nuestra perspectiva que vagan por el mundo, que están perdidas. Si, es fácil poder valorar esta triste realidad, pero ¿Sabemos porque estas personas están perdidas? ¿Sabemos si nosotros lo estamos en nuestro nivel? Ciertamente, todas las personas que por circunstancias dejan de luchar o bien no busca o no tiene motivos por los que deba de buscar algo, es propenso a perderse en esta vida con facilidad. Cuando en nuestro nivel no somos conscientes de este grave problema, solemos caer en el error de anhelar estar en niveles superiores, donde por desgracia suelen estar igual o más perdidos que los que observamos en otros niveles.

 

 

 

LA FIDELIDAD

La fidelidad son los dedos que sujetan la gracia,
que nos preserva de la esclavitud del mundo.

Hoy en día todo está más desvirtuado, con un sinfín de aberraciones que han pasado al primer plano. Parece que muchos no son conscientes o no quieren serlo de la gravedad, pues ciertamente el mal siempre ha existido, pero ahora lo preocupante es que está más de moda que nunca. Solamente la gracia de Dios, los dones del Espíritu y todas las virtudes bien alimentadas pueden ser las herramientas de guerra ante la actual situación. El ambiente de infidelidad, dentro de nuestras vidas es una práctica muy grave y frecuente, pues si analizamos por encima este acto en aquellas personas que incluso forman parte de nuestra vida, debería de hacernos cuestionar algo que no podemos hacer más la vista gorda, pues; si has traicionado a aquella persona que supuestamente era tu mejor amigo/a ¿Que soy yo ahora para ti viejo/a amigo/a? 

 

Pag. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 »

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).