Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

ESTA WEB ha sido sido intervenida por HACKERS que con malicia han conseguido evitar que se pudiese
comprobar el gran exito de este pequeño apostolado seglar, que se podía apreciar en los perfiles de FACEBOOK,
evitando a su vez poder compartir por controles sociales este espacio de cultura y pontificación.

+ INFO +

   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

 

Pureza y castidad;

La ventana al conocimiento

 

 

 

 

 

Descargar presentación en power point, para compartir por e-mail.

 

Muchas de las adicciones que el hombre adquiere a lo largo de su vida, en primer lugar, son debidas a la propia flaqueza o debilidad humana, pero sobre todo, estas adicciones, vienen a ser sucedáneos o sustitutos de una multitud de carencias e incertidumbres que más adelante se convierten en miedos. El miedo viene a ser el mayor de los ladrones conocidos, porque cuando no lo esperamos nos roba toda nuestra alegría. Es por ello que, a una temprana edad, faltos en muchas ocasiones de valores y de personas que puedan ser para nosotros un referente o un ideal de vida, caemos en la esclavitud de nuestras pasiones, que en un principio eran pasiones nobles y necesarias para el correcto desarrollo de nuestra vida, pero por causa de su desorden, nos van a ir conduciendo a un precipicio que a mayor avance, más difícil será la posibilidad de retornar.

La pornografía viene a ser, según dicen los expertos psicólogos y médicos, la adicción más temprana que experimentan los niños, estando la media de inicio de consumo de entre los 9-10 años. Esto es debido principalmente a la facilidad de acceso a este material, que comienza a ser una de las formas más cobardes que el hombre contemporáneo tiene para poder evadirse de la realidad, evitando así poder dar soluciones razonables a nuestras dudas e incertidumbres o problemas de cualquier índole, vividas en la infancia y en nuestro presente, quedando sin superar así nuestros miedos más tempranos. Por decirlo de una manera simple, la adicción que se va adquiriendo con la pornografía, viene a ser una tapadera que nos cierra herméticamente, evitando cada vez más el contacto con la vida, con lo real.

La adicción a la pornografía en plena adolescencia, sin ser apenas conscientes, se convierte en más que un simple pasatiempo, del cual se tiene cada vez más necesidad, que por desgracia, va quebrando nuestro potencial creativo, tan necesario en estos momentos para poder descubrir y desarrollar nuestras vocaciones más primarias. Son momentos en los que nuestra preciada libertad se confunde con nuestra debilidad. La pornografía en esta edad crítica, en una persona que se está definiendo para la madurez, viene a ser el detonante para experimentar relaciones cada vez más frívolas, donde lentamente se va borrando la dignidad humana y se va sustituyendo esta figura humana por un simple objeto, únicamente útil para el placer personal.

Para poder saber en verdad que es la pornografía, debemos hacer en primer lugar un ejercicio en el cual tendremos que poner en uso nuestra imaginación.

Imaginemos por un momento, que una mañana al levantarnos, leyendo el periódico, en la portada nos informase que todos los bares de nuestro país, desde ese mismo día tuviesen barra libre de alcohol. ¡Valla que maravilla ¡dirían muchísimos, no tardando mucho en bajarse al bar de turno para poder confirmar esta «buena noticia».

No debemos de tener ninguna duda en que los bares estarían más llenos que los centros de salud, buscando cada uno su propia medicina, para relativizar y atenuar los problemas de su vida. Sobre todo, estos bares, serían mucho más frecuentados por los jóvenes, que siendo la esperanza de la sociedad, por su falta de experiencia y su necesidad no cubierta de formar su conciencia, serían las víctimas más fáciles.

¿Por qué hablamos de víctimas? Sencillamente, porque gracias a Dios habría una parte de la población, que tendría plena consciencia de que esta sucia estrategia solo sería una acción más de los poderes más o menos visibles, con el fin de hacer del hombre un ser cada vez más débil, para que tenga menor capacidad de pensar y que de esta manera se anule definitivamente la poca o mucha voluntad de cada persona. En esencia, la idea en conjunto, sería la de hacer del hombre un ser más manejable. La técnica que hemos descrito, se fundamenta en deshumanizar al hombre y potenciar así su instinto más animal. De esta manera, por poner un ejemplo, el hombre que consume lo que desde hace décadas también se conoce como «sexo gratis», será mucho más difícil de movilizarle, para que acuda a una manifestación por una causa justa, como podría ser la del aborto.

Aún quedando en otro plano, no deja de ser importante el hecho de que todos los responsables que permiten la libre transmisión de pornografía y, bombardean los medios de comunicación con gran cantidad de atractivos de tipo sensual, vienen a ser una pura estrategia, para distraer al hombre de lo que verdaderamente tiene importancia, tapando así también muchas de las malas gestiones de los responsables que de muchas maneras nos gobiernan. 

En resumen y con plena transparencia, la pornografía es aquello que gracias a la antigua civilización romana ya se acuñó como «pan y circo», que vino a ser una estrategia de los emperadores y mandatarios de aquel momento, para ocultar a los ciudadanos por medio de la distracción los problemas más graves de aquellos momentos, que no vienen a ser muy diferentes a los nuestros. Este problema que el hombre aún trata de seguir ocultando es el problema más longevo que venimos arrastrando desde nuestros orígenes, que es el que nos muestra el libro sagrado del Génesis, el cual la teología nos lo ha catequizado desde siempre como pecado original.

Los expertos coinciden en que el consumo de pornografía hace buscar cada vez material más explícito y violento. En ocasiones, es difícil encontrar este tipo de material, por ello, esta necesidad ciega de querer cada vez material más duro para encontrar satisfacción, más adelante llegarán a ser las drogas. Por ello, podemos decir que aquella curiosidad infantil o más tardía de apariencia noble que muchos tuvieron tiempo atrás, ha sido el principio que ha arruinado y sigue arruinando la vida de muchas personas en la actualidad. Lo que ofrecían como «sexo gratis», pronto ya comienza a pasar factura.

Todas estas consecuencias que hemos ido enumerando hasta el momento, en las que son participes la pornografía, el sexo banal o mal concebido y las drogas, conforman un mal visible en la sociedad muy extendido, que bien podríamos catalogar como una enfermedad del mundo, que tuvo comienzo en el siglo XX extendiéndose al siglo presente. Es posible que para muchos expertos esta enfermedad del mundo aparentemente no parezca tener vínculos con diversas enfermedades mentales de plena actualidad, y esto es debido entre otras razones particulares a que esta raíz del mal, para desgracia de muchos, viene a ser ya demasiado extensa y profunda como para que pueda ser reconocida como tal. Digamos que por no poner los remedios pertinentes en su momento, esta raíz del mal comenzó más tarde a dar sus frutos de forma inminente.

Tenemos la experiencia común de que cuando trabajamos con nuestros ordenadores, cuando el disco duro está saturado de datos, de archivos, de imágenes, tiende a funcionar más lento. La atención o concentración de una persona cuando consume pornografía viene a ser óptima. La captación de estas imágenes que nos han impactado, a lo largo de nuestro día vienen a proyectarse en multitud de ocasiones en nuestra mente, bien sea de forma explícita o subliminal, suscitando un estado de nervios que impiden establecer una paz interior, que en muchas ocasiones llega a violentar. Este bombardeo de imágenes provoca en el hombre una fragmentación similar que causa los mismos efectos que cuando está saturada la memoria del ordenador.

A modo de síntesis, podríamos decir que lo que hemos hecho con nuestra vida, sin tener plena conciencia, ha sido como dar martillazos a una cacerola o imagen de metal. Pensando que esta cacerola o imagen no servía para nada, la hemos ido deformando, hasta el punto que ya no somos capaces de reconocer de ninguna manera cual era el estado anterior del trozo de metal que nos ha quedado. Esta cacerola o imagen metálica en primer lugar, viene a ser nuestra sexualidad y dignidad como persona, que con el martillo de nuestra necedad, torpeza e ignorancia, hemos ido golpeando. Esta sexualidad y dignidad humana forma parte de nuestra esencia, de nuestro ser, de forma que cuando alcanzamos una madurez, viene a ser de igual manera deforme, pero con la capacidad suficiente para poder contemplar un interior desfigurado por el mal uso de nuestra libertad, en vez de ver en nosotros la hermosura de un estado original, que es el reflejo de la inocencia. Esta situación muy común en un momento de nuestra madurez, produce una gran frustración, la cual muchas personas en sus vidas, no llegan a conocer sus verdaderos motivos. En muchas ocasiones, el hombre, por ignorancia, por no conocer los efectos saludables de ciertas prácticas, no encuentra motivaciones para ponerlas en obra y en este caso, son muchos los que desconocen todo lo bueno que se experimenta en una vida de pureza y castidad. No vamos a poder describir en detalle todos los beneficios, pero para empezar, esta virtud es capital, para poder desarrollar el resto de las demás virtudes que conocemos, como la fe, la esperanza, la caridad, la fortaleza, la templanza, la prudencia, la justicia, etc., además de potenciar todos los valores que podamos ir adquiriendo en nuestra vida. 

En nuestro caso, es interesante detenerse en lo que respecta al estudio, pues para empezar, como ya hemos citado, la opción de vivir una vida en castidad por nuestro mayor grado de concentración, será de mayor provecho. Digamos que, cuando tenemos una mente limpia, somos mucho más óptimos y efectivos, como pudo demostrarlo:

Alberto Magno 1193-1280, Teólogo, filósofo y científico alemán. En sus escritos se encuentran temas de botánica, zoología, química, astronomía, geografía, etc.

Nicolás Copérnico 1473-1543, Astrónomo, jurista y administrador polaco. En Astronomía, planteó formalmente la teoría heliocéntrica en oposición a la geocéntrica, y escribió sobre los movimientos de la Tierra y la distancia del sol y las estrellas.

Leonardo da Vinci 1452-1519, Pintor, escultor, inventor, ingeniero, matemático y arquitecto italiano. Reconocido como uno de los genios de la humanidad, Leonardo destacó en muchas áreas.

 

Así podemos encontrar cientos de científicos católicos conocidos de la antigua escolástica, seglares y hombres cercanos a la actualidad, que dieron gran lumbrera a la historia de la humanidad con su ejercicio intelectual. Sería interesante centrarse en particular en un hombre, que aunque no llegó a ser católico fue un hombre muy creyente que respetó las leyes de Dios, llegando a ser tenido como uno de los científicos más grandes que ha dado la humanidad. Este hombre del que hablamos fue el británico Isaac Newton, el más prolífero científico de todos los tiempos, que no solo hizo docenas de aportes a la ciencia, pues fue conocido especialmente por enseñarnos las leyes de la gravedad. Cierto es que todo esto es conocido por cualquier estudiante, pero pocos saben, según cuenta la historia, que Isaac Newton fue un hombre que llegó a morir virgen. Por nuestro desconocimiento, todo esto puede resultar de cierto impacto a muchas personas, pero debemos de saber que desde la antigua Grecia, filósofos de la talla como Sócrates o Platón, practicaban ya el celibato para poder tener mejor dedicación al conocimiento.

Estos hechos, claramente nos remarcan que una vida de estudio con éxito o de provecho, debe de ser acompañada por la virtud de la castidad y la pureza, que van a ayudar al estudiante a centrarse mejor, no solo en sus estudios, sino en general en todas las demás dimensiones de su vida. Por ello, la castidad nos permite incluso, por decirlo de alguna manera, sondear mejor en los misterios de la vida, pues se verifican así las palabras de Cristo, cuando dijo que serían bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verían a Dios, obteniendo en esta vida ya por medio de la castidad un anticipo del conocimiento de Dios, razón por la que esta virtud nos ayuda a cultivar mejor nuestro estado de ánimo, nuestra alegría. Desgraciadamente, pocos saben que la castidad y la pureza viene a ser la forma natural en el hombre para poder abrir el apetito por el conocimiento, por encontrar el gusto por aprender, dando de esta manera el uso correcto a nuestra imaginación, tan necesaria para que el hombre pueda desarrollar su potencial creativo, tan vital e incluso para sobrellevar mejor todos nuestros sufrimientos. Cuando hacemos referencia al conocimiento, no solo es el conocimiento que se transmite por medio de las personas o por el medio natural, pues la pureza y la castidad es el medio único que dispone el hombre para poder conocerse bien a sí mismo y, de poder así conocer mejor a los demás. Si decir, que el mejor compañero de viaje del conocimiento siempre ha sido la humildad, porque cierto es que la intelectualidad profundiza en los misterios de esta vida, pero solo pueden ser descubiertos por la humildad.

Cuando Newton descubrió la descomposición de la luz por medio de un prisma, no solo nos dio a conocer que la luz se componía de todos los colores, pues de igual manera esta experiencia nos enseñó la importancia del prisma, que viene a ser la imagen de nuestra razón, teniendo en cuenta que la luz representaría la Verdad o el Conocimiento. Cuando la razón deja pasar la luz a su través tendremos todos los colores, que son los matices de la Verdad, que es única, pero que de muchas maneras se descompone, para poder enriquecer y radiar belleza a todo lo que podemos presenciar con los sentidos. Dependiendo de si el prisma es opaco, translucido o transparente, podrá dejar pasar con mayor o menor dificultad la luz. En esto consiste la fe, en la mayor transparencia del prisma, que es la razón. Por ello, se puede deducir que cuanto menor sea la impureza, mayor podrá ser la fe, por tanto mayor será nuestro conocimiento.

En la mayoría de las ocasiones, esta adicción tiene comienzo en los tiempos en blanco, en nuestros ratos de ocio. Bien podríamos decir que, el aburrimiento, tan implantado en la edad juvenil, viene a ser la mecha de una bomba que puede ser muy peligrosa. Por ello es importante la disciplina en nuestra agenda y poner en uso nuestro potencial creativo. También es muy importante dominar y no ser dominado por la TV, Internet, los videojuegos y contar siempre que se pueda con una tutela, para poder aprovechar el tiempo y procurar así hacer buenas lecturas. La mente que no ejerce su facultad creativa, inconscientemente ocupa estos momentos para fomentar los malos pensamientos, los malos sentimientos, los malos hábitos e incluso para crear estados propicios para caer en depresiones o en estados transitorios. Desde una perspectiva social, la pornografía viene a ser el caldo de cultivo para todo tipo de corrupción, pues no debemos de dudar que este monstruo que se cuela fácilmente en todos los hogares, ha ido descuartizando poco a poco nuestra sociedad de valores.

Si el hombre cerrase los ojos y al abrirlos no existiese la pornografía ni sus secuelas, pocos podrían reconocer este mundo. Por ello, en teoría la lucha debería de comenzar desde arriba, no para poner fin a esta lacra atentando de esta manera contra la libertad de nadie, sino para que el «sexo gratis» pueda ser regulado como viene a ser el caso del alcohol, el tabaco, las medicinas, las maquinas tragamonedas, etc. De esta manera muchos podrían valorar mejor con madurez este mal tan extendido del cual no hemos podido extraer ningún beneficio desde sus comienzos.

 

Poder conseguir en adelante la posibilidad de regular el «sexo gratis», es una necesidad clave para la vida social en todo el mundo. Esta regulación, supondría un avance en materia de prevención a favor de todos los valores humanos, de las relaciones humanas, del correcto desarrollo de nuestra madurez, de la supresión de estupefacientes, de las enfermedades mentales, de los diferentes géneros de violencia social, pero sobre todo, de forma muy especial, esta regulación vendría a resultar la mejor herramienta para poder prevenir el aborto.

Después de tomar mayor consciencia de lo que verdaderamente es la pornografía, con todas sus consecuencias, nadie debería de dudar que esta adicción a lo largo de las últimas décadas, ha supuesto un factor clave a lo que el hombre del presente ha denominado como «crisis», que en verdad es un eufemismo del «egoísmo», tan fundamentado en el materialismo, en el que desgraciadamente la pornografía de forma plausible ha hecho gran apología.

Todo hombre, bien sea joven o más maduro, esta llamado siempre para hacer en su vida un balance, para valorarse a sí mismo con humildad, para poder saber si en verdad somos nosotros mismos o más bien somos un pobre producto de la sociedad. Debemos de ser sinceros, para saber si nos enamoramos de una imagen llamativa o en verdad nos enamoramos de un hermoso poema que hay escrito detrás de la imagen. Por ello, si queremos ser nosotros, ser dueños de nuestra vida, de nuestra libertad, para poder ser originales, sin preocuparnos de vivir queriendo ser diferentes, que viene a ser uno de los mayores motivos que nos hace ser iguales a los demás, debemos de encontrar pues los remedios efectivos. Para ello, en primer lugar, debemos de tener como ideal de vida a Cristo, que con su ejemplo nos muestra el modelo de hombre a imitar, junto con el ideal de vida de su madre María. Debemos de igual manera comprometernos al estudio ya que el cobijo más cómodo para el pecado siempre ha sido la ignorancia, pero todo esto siempre con la ayuda de los sacramentos, del yunque y del martillo, tal como les decía San Juan Bosco a sus alumnos del oratorio, es decir, de la confesión y de la eucaristía, sin olvidar nunca nuestra oración, para que nuestra alma pueda de esta manera tomar su medida de oxigeno en cada momento necesario y no lleguemos nunca a asfixiarnos, ya que el autentico remedio para todos nuestros miedos e incertidumbres es el Amor y, para poder amar de verdad, es imprescindible primeramente conocer, por ello, prima la importancia de la pureza y de la castidad.

En una meditación pueril del sexto y noveno mandamiento de la Ley de Dios, la pureza y la castidad, muy lejos de ser el mandato de un capricho divino para hacer más difícil la existencia del hombre, como hemos puesto de manifiesto, en verdad estas virtudes, dependiendo de nuestra voluntad, vendrán a ser en nuestra marcha como la presencia de un semáforo, que nos permitirá abrirnos o cerrarnos al Camino, la Verdad y la Vida.

 

CONOCE MI TESTIMONIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).