Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

 
   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

 

Pag. « 20 , 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29 »

Nº 24

 

 

 

 

 

 

¿NEGARSE A SÍ MISMO? ¿PORQUÉ? ¿QUE ME SUPONE?

El que se niega a sí mismo, no que quita nada, ni pierde mucho, sino que lo gana todo.


El hombre, jamás podrá llegar a comprender la razón que lleva a otros hombres a no rebelarse contra el dolor y el sufrimiento. Les cuesta creer que no se tome la opción de corte pueril de patalear ante este tipo de situaciones. Es imposible llevar nuestra cruz si primero no nos hemos negado a nosotros mismos. Pero en verdad ¿qué es eso de negarse a sí mismo para que podamos aceptar nuestra cruz? pues es simplemente una renovación de nuestra mente, es como si en algún momento los polos terrestres se trastocaran y la polaridad cambiase, tornándose el Sur en Norte y el Norte en Sur, es lo que conocemos como una metanoia, un cambio de dirección. ¿Qué es necesario para experimentar una metanoia? En primer lugar, solo es necesario tener un encuentro con Cristo, un encuentro que debe de ser buscado. En lo sucesivo, este encuentro con Cristo va a suponer una sucesión de cambios personales que irán configurando en el corazón de la persona la dulce presencia de Cristo. Cuando nuestro querido Apóstol san Pablo afirma aquello de «no soy yo el que vive, sino que es Cristo quien vive en mi» (Gal 2:20), viene a ser un signo claro y sensible de la negación de sí de san Pablo, que viene a ser principio de la «inhabitación trinitaria», que es el misterio por el cual la Santísima Trinidad habita en el corazón de la persona que está en gracia.

 

 

 

INTERESES HUMANOS; SANGUIJUELAS DEL ALMA

Los intereses humanos, vienen a ser en este caso las sanguijuelas que van quitándonos sin tener
plena conciencia el verdadero alimento que da fuerza a todas las almas:: AMOR Y LIBERTAD

Es en las palabras de contraste fuerte donde muchas personas pueden sentir el golpe a la conciencia, para poder despertar a esta vida. Tengo que reconocer que me valgo de estos contrastes fuertes en ocasiones para poder ayudar a quien pueda, siempre consciente de que de estas comparaciones en muchas ocasiones no terminan de ser bien comprendidas, lo que podrá suponer un tema que se podrá dilatar en un debate. La sangre es la vida y la fuerza del cuerpo y sabemos que existe un elenco de parásitos siempre dispuestos a ser alimentados, porque en ella se encuentran muchos nutrientes. Los intereses humanos, todos esos intereses que no son puros, que miran para sí mismos, vienen a ser en este caso estas sanguijuelas, pero en este caso para el alma. Estas sanguijuelas poco a poco también van digiriendo los nutrientes de nuestras almas, que vienen a ser el amor y la libertad. Terminamos sin darnos cuenta siendo como cadáveres fríos, que dicen hacer "lo que me apetece o me da la gana", pero en verdad llegamos a ser esclavos de nuestros gustos y deseos. Esclavos incapacitados de nuestros sentidos, es decir, que vemos pero estamos ciegos, oímos pero no escuchamos, tenemos gusto, pero no sabemos saborear lo bueno, olemos, pero no sabemos distinguir lo agradable de lo fétido y sentimos, pero somos plenamente insensibles a lo que más humanos nos hace.

 

 

 

DEJA QUE EL ESPÍRITU TE SOPLE

Espíritu, sopla este pobre instrumento, para que haga sonar una hermosa oración a tus oídos.

Un día en el que un discípulo, al verle orar, le rogó: “Maestro, enséñanos a orar” (Lc 11, 1). Como podemos observar, el Maestro no fue el que tomó la iniciativa de que querer enseñar a orar a sus discípulos, sino que fue el mismo discípulo quien lo hizo. Esto nos esta invitando a que todos nosotros hagamos lo mismo, pero ahora lo debemos de hacer con el Espíritu Santo, que nos dejó el Señor tras su partida al Padre. Cierto es que la tradición y la Escritura nos dejan verdaderos tesoros para aprender a orar, nos dan unas tablas, pero en la medida que vamos aprendiendo estas Palabras inspiradas del salmista, por ejemplo, sin desprendernos nunca de ellas, debemos de rogar al Pneuma que sople nuestros interiores y que nos ayude a vibrar, para hacer una oración agradable al Altísimo. Dejemos ser instrumentos dóciles, siempre dispuestos, afinados y seremos hermosas melodías a sus oídos.

 

 

 

 

SÓLO ME JACTO DE MI POCA INTELIGENCIA, PORQUE LOS
GRANDES POTENCIALES NO SIRVEN DE NADA, PUES NO BRILLAN.

Cuanto me gusta jactarme de mi poca inteligencia, pero que lástima me dan
todos aquellos grandes potenciales, que por estar manchados, no brillan nada.

No importa que seamos poco inteligentes, aunque desgraciadamente parece que este don natural con el que nos dotó el Creador es motivo de presunción, con el que los hombres de muchas maneras se suelen gloriar. Para comprender esta realidad que pasa muy inadvertida entre nosotros, podríamos imaginarnos un mega-almacén de alimentos, de estos que surten a los grandes superficies comerciales. Imaginemos pues por un instante que por uno o diversos motivos, este inmenso almacén se le rompen las claraboyas que permiten el paso de la luz solar para trabajar en turno de día y que el suministro eléctrico desde ese momento sea interrumpido por avería, impagos, etc. ¿De que serviría tanto género invertido en este almacén si no se le da salida? En poco tiempo el almacén se bloquearía y lo que queda en su interior comenzaría a podrirse. Bien, ¿a donde quiero ir con esto? pues simplemente que a nosotros nos pasa exactamente lo mismo, pues cuando nuestra inteligencia se mancha con la impureza, dentro de este ambiente donde tan bien prolifera desgraciadamente la industria del sexo, nuestra inteligencia se invalida a sí misma, se anula y lo peor de todo esto es que ni el olor del pecado nos despierta para dar una solución a esta situación personal de cada uno, que poco a poco como sabemos, se convierte en eso que conocemos como una estructura de pecado.

 

 

 

EL SABIO HUMILDE, ES EL VERDADERO SABIO

Si venís siempre a mi buscando consejo y ayuda, primero debéis de saber que soy un falso y un cobarde, porque con tal de evitaros un mal rato, soy capaz de creerme mis propios remedios que siempre os doy. Y segundo; spis unos tontos, porque siempre venir al mismo que de alguna manera u otra termina dandoos la razón.

Las personas que primero aprenden el error de sí mismas, son verdaderos candidatos, al menos de la verdadera sabiduría humana, que en muchas ocasiones impulsa a conseguir la sabiduría que tiene Luz propia, que es la que nos da el don del Espíritu. Subiendo estos escalones de la sabiduría, de partida debemos de saber que sólo el verdadero sabio es el que comparte la luz que le ha sido confiada, porque esa luz, como hemos dicho, no es propia y debe de ser propagada como se hace de una vela a otra. Cierto es que puede llegar un momento en que ciertas personas se acerquen para que puedas ayudarles a discernir o iluminar sus pasos. Es en este momento cuando un hombre sabio de verdad debe de llenarse de templanza y de fortaleza, para dar palabra de verdad. ¿Cuántos son esos sabios del mundo y sus discípulos necios que recurren a ellos, porque en un primer momento el sabio no tiene valor a decirles lo más correcto? Por otro lugar sus discípulos siempre terminan consultando al sabio de turno, porque de alguna manera u otra, van a terminar oyendo de él lo que ellos deseaban, es decir, tú me das categoría de sabio para alimentar mi ego y vosotros os deleitáis vuestros oídos con lo que queríais oír. Este «bucle de la necedad» es más habitual de lo que muchos podríamos pensar.

 

 

 

 

ACEPTAR LA CRUZ CADA DÍA, NOS HACE MUCHO MÁS HUMANOS

La cruz de cada uno es la mejor escuela que tiene Dios, para poder hacernos hombres.

El hombre que sube la cumbre de esta vida, despreciando y/o olvidando su cruz, la sube para buscar los éxitos, para verse grande o sentirse un hombre distinguido entre los demás. Este perfil de hombre es el que ha invertido su tiempo en vano, no ha comprendido el sentido de la vida, ni de la muerte, ni del sufrimiento, en definitiva, es el perfil de persona que puede tener 70 años, pero que aún no tiene una mente suficiente madura, pero mucho menos madura será en definitiva su correspondiente dimensión espiritual. Por lo contrario, el que estima su cruz para subir a la cumbre, en definitiva sabe que cuando se lleva con alegría, es un don de Dios, porque aunque tardemos un poco más en ascender, seremos librados de la vanagloria del éxito, de las grandezas, de querer ser personas distinguidas con gran reputación, que en verdad estos vienen a ser los residuos que deja esa ansia por el poder, el placer y el dinero. Como digo una y otra vez, con independencia a las personas que esto les pueda deslumbrar, bendito sea el dolor y el sufrimiento cuando se comprende y se acepta cada día , !! bendita sea la cruz que Dios me ha regalado !!

 

 

 

LA SANTA CRUZ COMO ESPEJO PARA VER NUESTRO INTERIOR





En los gimnasios, en cualquier espejo observaba mis progresos, que en verdad no me sirvieron para nada. Pero cuando quise cultivar mi interior, no sabía dónde podía mirarme, hasta que me fijé en un crucifijo. En él pude ver por primera vez mi gran debilidad, pero a su vez mi gran fortaleza. Ahora os hago una pregunta ¿Quienes de estos serán los que venzan al enemigo invisible?

«Y El me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí» (2 Co 12:9).

 

 

 

SIN EL PAN, CADA UNO ESTA EN GUERRA CIVIL CONSIGO MISMO

Si dios se deja partir, es para que el hombre este unido, primero en sí y después con los demás. El hombre que no se alimenta de la fracción del pan, primero esta en guerra civil consigo mismo, por tanto dividido en su ambiente familiar, social, sentimental...

Sin el Pan de la unidad estamos todos fraccionados interiormente, pues sólo si permitimos que Dios se abra, se parta en la especie del pan para poder después recibirle, podremos primeramente desfragmentarnos, es decir, ordenarnos interiormente, para que la unión interior y después con nuestros semejantes, sea verdadera y óptima. El que ignora, desprecia o le es indiferente recibir este Don del Cielo, estará condenado a vivir sin ser a penas consciente una guerra civil consigo mismo. ¿Qué supone esta desgracia? pues supone la ruina personal. Ser incapaz de madurar ninguna relación, bien sea familiar, sentimental o social. Este es el perfil de las personas se condenan a sí mismas a vivir esta vida con amargura. Por su desorden interior, es decir, por la fragmentación creada por el pecado, la situación será aún más crítica, porque serán prácticamente incapaces de reconocer cual es su verdadero problema, tirando la caña y el anzuelo en el suceso de su vidas a cualquier lugar que crean que pueden encontrar un poco de paz y bienestar. Esta "paz y bienestar" sin duda la encuentran, pero siempre por un breve periodo de tiempo, en un suceso periódico de gran inestabilidad emocional y espiritual. 

 

 

 

SE BUSCA A UN HOMBRE QUE HABLE

El mundo, ante la situación global está espectante y a la espera buscando un hombre que sepa hablar bien, pero seamos humildes y bajemos ya el listón, procurando desde este momento buscar un hombre que al menos, hable.

!! Este debe de ser tonto, pues dice buscar a hombres que hablen...!! Si, no estoy desvariando, pues tenemos necesidad de hombres que se den, que se desgasten, de esos hombres de verdad. Aquellos a los que el Señor se refería como «el buen pastor», esos hombres que demuestran su humanidad demostrando con su palabra que no le importa dar su vida por sus ovejas. Tantos son los que parece que hablan, pero detrás casi siempre hay intereses que son muy poco puros o refinados, que incluso dicen cosas muy buenas y constructivas, pero que después de cobrar su salario, se dicen ¿pies para que te quiero? Si, ciertamente el Señor nos hablaba de que los asalariados no vienen a ser tampoco precisamente los buenos pastores y de estos los hay por todos los lados. Hoy incluso ser sacerdote ya no se ve al menos aquí en España como una vocación sagrada, sino como un oficio con el que te puedes ganar la vida, donde muchos rapaces desgraciadamente encuentran un lugar y un sustento. Ciertamente, se puede decir que si la Iglesia está enferma, el mundo hoy es prácticamente un difunto. Roguemos a Dios por esos pastores que puedan perder la cabeza por su vocación, por su misión en esta vida.

 

 

 

SE ABORTA EL PECADO, NO LA VIDA !!! 

Que jamás te engañe el Demonio

Aborta el pecado, pero nunca la vida.

Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. (Ap. 12: 3). Y es que ciertamente pocos son conscientes de los tiempos en los que vivimos. Satanás no pudo devorar a la criatura que la Virgen María llevaba en su Seno Sagrado, primer Sagrario de la historia. El Dragón en su soberbia quedó completamente frustrado, pero el humo de su incendio podemos presenciarlo más que nunca en nuestros tiempos, que en verdad nos marcan este signo de los tiempos. Cada criatura débil e inocente en el vientre de su madre representa a Cristo y cada criatura abortada, además de ser un sacrificio que da fuerza al Dragón, es para él desgraciadamente una gran victoria, pues sabe el dolor que causa al Autor de la Vida y de la Bondad. Hablemos con claridad y dejémonos de miedos y medias tintas y hagamos brillar en todo momento sin temblor el esplendor de la verdad; Por favor, aborta tu pecado y no lo hagas nunca con la VIDA.

 

 

 

 

¿MOMENTOS DE CRISIS O DE BALANCE DE CONCIENCIA?

¿Estamos en momentos de crisis o son momentos para que hagamos un balance de conciencia?

Hay muchas formas de llamar las cosas y cuando a las cosas se las denomina por su nombre, son más fáciles de tratar. Por ejemplo, si un hombre se ha contagiado con una enfermedad sexual por su promiscuidad, no podemos ir al médico para decirle que nuestro síntoma es un dolor de cabeza. No, hay que ser sinceros, aunque nos cause una gran vergüenza. Ahora la crisis también nos esta enseñando las vergüenzas de muchos y nos hemos ido dando cuenta de lo que verdaderamente hemos vivido. Cierto es que yo personalmente sufro por aquellos que pagan las consecuencias injustamente, pero esto precisaba de una gran limpieza, porque todo olía a orín y a desechos humanos y prácticamente nadie nos hemos dado cuenta. Si, es el momento de hacer balance de conciencia, pues todos quizá al fin de al cabo tengamos necesidad ahora de una cura de humildad. Creo que no sería un mal comienzo tomar muy en cuenta las palabras del Apóstol Santiago, cuando nos dijo aquello de «Confesaos unos a otros vuestros pecados para que seáis salvos» (Stgo 5: 16).

Glorificad a Dios con vuestras vidas !!

 

 

 

 

!! SÓLO DE RODILLAS ME LLENO DE BURBUJAS, DE FUERZA !!

Caigo de rodillas todos los días ante tus pies, para que me levantes en el momento de la batalla.

En ocasiones, cuando hacemos, por ejemplo, oración de petición, sin ser apenas conscientes, se convierte en oración de exigencia, poniéndole a Dios incluso unos límites. Con este tipo de relación con Dios, por poner un ejemplo, si ya de por sí somos débiles, de esta forma lo seremos muchísimo más. Cualquier oración que se haga a Dios, siempre que se incline la rodilla, será un sello de garantía de nuestra madurez espiritual, por tanto de nuestro espíritu guerrero, de nuestra capacidad de lucha en esta vida. Cuando uno cae de rodillas ante Él para poder recibirle, mientras otros tienen gran reparo por llevar a cabo esta práctica, deben de saber que nunca sentirán de la misma manera la mano poderosa del Señor, cuando uno vaya a tropezar en la vida, pues si caemos ante Él en el momento oportuno, ¿en el momento que menos nos esperamos Él no nos va a levantar con fuerza, cuando estemos en medio de la dificultad?. Si el fervor ha perdido la fuerza, la presión, como cualquier refresco de cola, solo sirve vale para verterlo al sumidero, porque lo que queda, solo es un jarabe azucarado, una bebida que ya ha perdido su gracia.

 

 

 

 

HACEMOS DIFÍCILES O SENCILLAS LAS COSAS, SEGÚN...

Lo más dificil y complicado es hacer las cosas fáciles y simples y a
su vez, lo más fácil y simple es hacer las cosas difíciles y complicadas.

Un sistema de control electrónico es semejante a nuestra estructura de actividad interna. Esta unidad necesita sus cuidados, pues en ocasiones estos automatismos tienden a desprogramarse y hay que desconectarlos de la alimentación. También poseen sensores que con frecuencia hay que cambiar o saber mantenerlos, porque la contaminación y el ambiente, suele deteriorarlos. Cuando un hombre es consciente con el sensor interno de la humildad, que nos estamos complicando demasiado la vida y hacemos difícil la vida de los demás, este será el momento adecuado para hacer una desconexión - aconsejo un retiro espiritual en un convento- de momento. Para limpiar los sensores, los sentidos externos y del alma, de debe de considerar una buena confesión sacramental y comenzar a frecuentar los sacramentos. Será a partir de este esfuerzo y sacrificio cuando se comience a vivir de una manera más sencilla y que este reglaje le sirva de referencia a otros para hacer un reset lo antes posible. Advertencia: La oración, la formación y las obras de caridad son las actualizaciones que se deben de hacer cada día. 

 

 

 

 

EMBELESADO PENSANDO EN EL ENCUENTRO CON CRISTO

!! Dios me perdone ya !!
Por las tonterías que voy a decir cuando me eche en sus brazos y mis
pobres ojos puedan llegar a contemplar su luminosísima y gloriosa sonrisa.

Hermano, hermana, ¿Cuántas veces al día o a la semana pensamos es ese encuentro definitivo con nuestro Bondadoso Hacedor? ¿4, 3, 2, 1... ninguna? Valla, pues si no pensamos en ese momento donde nuestro pobre ser explotará literalmente de gozo al ver el Rostro luminoso y la Sonrisa de Cristo, quizá poco a poco iremos perdiendo presión, desinflándonos pues como una rueda pinchada. ¿A caso somos cristianos pinchados? Es una meditación que cada uno debe de hacerse. Si, muchos saben que lo que veremos en el cielo, como ya sabemos... ni lo que el oído oyó, ni lo que el ojo vio, pero lo primero que debemos de buscar en el Cielo, no debe de ser la morada que Dios ha preparado para nosotros, o los verdaderos deleites celestiales, sino su Rostro, su Sonrisa luminosa, ver por ejemplo, los labios del Señor cuando pronuncie nuestro nombre. Sería bueno que en ocasiones hagamos este ejercicio, pues a mi no me gustaría pasar al otro lado desorientado y sin saber que hacer o que decir cuando tenga delante al Rey de la Gloria. Este momento no tiene porque ser un mañana distante, un tiempo relativo, un... no pues este momento puede ser para mi y para ti ya, ahora, en breve... Preparemos con cariño y dedicación el primer momento más importante de nuestra existencia.

 

 

 

 

SI EL METRO NO PUEDE MEDIR, HAGAMOS USO DE LA HUMILDAD

Podemos razonar todo lo que tiene mesura, pero todo lo que podemos medir tiene
su consistencia precisamente porque están sostenidas sobre aquello que no podemos medir.

Podemos razonar todo lo que tiene mesura, pero todo lo que podemos medir tiene su consistencia precisamente porque están sostenidas sobre aquello que no podemos medir.

¿Existe el Océano? Sí, pero no sabremos cuantos litros hay en él.
¿Existen los minerales? Sí, pero nunca podremos hacer una clasificación de todos.
¿Existen los gases? Sí, pero no sabremos jamás cual será su proporción exacta.
¿Existe la materia en el Universo? Sí, pero nunca podremos pesarla con precisión.
¿Existe Dios? Si, se hizo cercano en Cristo Jesús y a su vez es trascendente como la cantidad de agua en el Océano, en los minerales, en los gases o en la misma materia del Universo, pero en esta ocasión con una particularidad muy importante y es que su trascendencia en este caso es Infinita.

El hombre tiene necesidad de medir, en primer lugar por su necesidad de conocer, pero en ocasiones, por su inclinación al mal también lo hace porque cuando conoce con sus medidas, trata de dominar, de controlar y hacer que algo este a su servicio. Debemos tener en cuenta que el hombre, en su consciencia e inconsciencia tiene y tendrá un deseo frustrado de medir a su Creador, en un principio para compararse y después tratar de hacerse un dios, pero sin contar con Dios.

Estas personas que se empeñan en medir a Dios o provocándole afirmando pues que no existe, porque no se le puede medir, deben de saber que para comprender la transcendencia Infinita de Dios, deberíamos comenzar en primer lugar por ser más humildes, comprendiendo primero en todo caso la trascendencia del medio que nos rodea. Cierto es que no podemos medir a Dios por lo que es, pero si sus manifestaciones, pero por la lógica de estos hombres racionalistas, deben de partir que tampoco saben las medidas reales en muchos aspectos de la misma Naturaleza y ahí están. Debe de quedarnos claro que el metro con el que puede conocer un hombre para llegar a hacerse sabio, empieza con la humildad y termina en la infinita grandeza que el Dios Altísimo pueda otorgarnos por medio de sus dones.

 

 

 

NO SUBESTIMES A NADIE POR SU EXPERIENCIA

No subestimes a nadie porque tenga más o menos experiencia, porque la inteligencia que está en gracia y goza de los dones de Dios, trasciende a toda experiencia humana, por muy competente e ilustradora  que pueda llegar a ser.

Un hombre que podía haber sido sacerdote o religioso en una orden, pero recogido de igual manera en la práctica de los consejos evangélicos de la pureza, pobreza y castidad en su vida de soltero, se encuentra con un matrimonio conocido que iba de camino a casa.

Después de saludarse, caminaban los tres y el marido al parecer, no pudo reprimir la conversación que tenían antes de saludarles. Entonces el marido trataba de hacer razonar a la mujer y la mujer al marido, pero a mi parecer el motivo de discusión era completamente banal, pues más que el propio detonante, el problema era evidente que más bien estaba en su relación.

Entonces, sin querer profundizar en su problema, solo quise hacer unos comentarios que podían serles útiles para sobrellevar su relación matrimonial. Fue en este momento cuando el marido me hizo parar en medio de la calle e hinchándose para coger fuerza, salió de él un torrente de orgullo, poniendo como base y fundamento su experiencia matrimonial de 15 años. El marido le dijo a este hombre que trataba de ayudarles que él no era nadie para darle clases y que cuando estuviese casado, quizá, sólo entonces podría dar consejos, pero desde el ejemplo.

Cuando el marido, después de estos improperios al pobre hombre que quiso dar una orientación, comenzó de nuevo a seguir su paso, el hombre soltero le cogió del hombro, le paró de nuevo y sus ojos penetraron en los ojos de aquel hombre agraviado que no quería comprender nada y fue entonces cuando aquel hombre de Dios le dijo: Oiga, dice Ud. que no tengo la experiencia suficiente como para dar consejos a los hombres casados ¿No le es suficiente el conocimiento que he adquirido de muchas maneras para llegar a la conclusión de que prefiero vivir sin casarme para toda la vida? Si tengo mis razones para no casarme con una mujer, es porque gracias a Dios soy consciente de cuáles son las cosas a las que renuncio, pero a su vez consciente de las cosas que he ganado y voy ganando por esta renuncia.

Moraleja: No subestimes a nadie porque tenga más o menos experiencia, porque la inteligencia que está en gracia y goza de los dones de Dios, trasciende a toda experiencia humana, por muy competente e ilustradora que pueda llegar a ser. El camino del soltero, del matrimonio, del sacerdote o del que toma la decisión de ser religioso son todos loables, son todos buenos, pero se tome el camino que se tome, se debe de caminar como Dios nos lo pida.

 

 

 

LA BARRERA DEL TIEMPO

Dios nunca llega tarde y cuando creemos que llega tarde es para poder contemplar mejor su
grandeza y hablandar nuesttras durezas, para poder dar con grito gloria a Dios en las alturas.

Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo se que ahora Dios te concederá todo lo que le pidas. Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. ( Jn 11. 21-23).

No caigamos en la frecuente tentación de limitar a Dios, es decir, de tratar de meterle en nuestro tiempo. Cristo ya estuvo en nuestro tiempo. Esta ley del universo viene a ser como el aire cuando roza un móvil, un vehículo, es decir como cuando el tiempo fricciona un cuerpo, que en este caso somos nosotros, produciendo así una pérdida de potencia y en consecuencia, creándose una fuente de calor. ¿Con que podemos comparar ésta pérdida de potencia y este desprendimiento de calor innecesario que afecta al rendimiento del cuerpo? Pues si afinamos mucho esta analogía, esto vendría a representar nada menos que el mismo sufrimiento humano. Los fenómenos físicos del universo, son plenamente adaptables a nuestra espiritualidad, pues lo que en ocasiones nos cuesta vernos interiormente, podemos observarlo también en la Naturaleza. Pero lo que ahora concierne mentar es que nos debe de quedar claro, que para Dios no existe esta ley y ello se demuestra porque precisamente Él esta presente en todo lugar, que es la cualidad que conocemos de Dios como su Omnisciencia. Debemos de superar esta barrera, esta ley física con nuestra espiritualidad en la medida de nuestras posibilidades, porque como barrera que es, puede hacernos más difícil nuestra relación con Dios. 

 

 

 

NUESTROS PADRES LO OLVIDARÁN, PERO NOSOTROS...

Todas las personas que se divorcian, de muchas maneras saben echar tierra, aunque
a los hijos les será muy difícil dejar de tener este cuerpo presente para toda su vida.

El drama de la separación y el divorcio, todo a la carta o si lo prefieres mejor de bufete. Papá y mamá saben olvidar relativamente pronto, pero a los chavales se les arranca de cuajo algo de sí mismos. Qué pena que no se hagan estadísticas en las cárceles para que sepamos de verdad cuantas victimas hay en ellas, que no hayan tenido una paternidad responsable o que hayan podido tener un poco de cariño y atención en sus días de infancia. Sociedad cruel, que mete por los ojos a los hombres débiles todo lo que concierne a la industria del sexo moviendo cantidades de dinero inalcanzables y luego lo paga el más débil, como siempre, los niños en este caso, de los que más tarde desgraciadamente tienen que morder un barrote de hierro o un correccional. Los padres sabrán echarse tierra mutuamente para olvidar su tragedia, su fracaso, pero los hijos llevarán un trauma toda la vida, muy en lo escondido en muchas ocasiones. Ellos no podrán echar tierra, sino que tendrán este "cuerpo" presente para casi toda su vida. Quizá sea duro decirlo, pero si se le diese a elegir a estas víctimas, preferirían el funeral completo, para que ellos tengan también la oportunidad de poder echar tierra, pero de verdad.

 

 

 

EL FUEGO DE LA PASIÓN HUMANA; AL SERVICIO DE LOS DEMÁS

El fuego de la pasión humana está para ponerlo al servicio de los demás como
un bien, no para que nos domine a nosotros o vivamos bajo su servidumbre.

Que buena es la dinamita y la nitroglicerina como explosivos, pero para ser usadas con el fin que fueron ideadas, en este caso, para hacer explotar los yacimientos y hacer más fácil la vida de los mineros, que conlleva al consumidor final poder abaratar los precios. Pero claro, todo lo bueno se pervierte por nuestra herida del pecado que suele terminar haciendo uso de todo lo bueno para mal, corrompiendo el sentido y significado de todo. La admiración, el amor, el odio, el deseo, la alegría, etc, son pasiones humanas que cuando se dominan, primeramente hacen un bien personal que termina ocasionando un bien que reacciona en cadena, tal como si fuese una fuerza nuclear. Por lo contrario, estas pasiones nos terminan dominando a nosotros, haciéndonos esclavos de nosotros mismos por medio de las cadenas que existen en el mundo. Terminamos haciendo con mayor o menor consciencia este mal con los demás, ocasionando un tremendo desastre que desgraciadamente no todo el mundo puede llegar a apreciar. Las pasiones son maravillosas, pues junto con la sensibilidad, nos hacen mucho más humanos, en la medida del grado que gocemos de ellas. Si, el dominio de sí, es uno de los placeres humanos más excelsos, pero no todo el mundo lo cree o tiene disponibilidad en querer llegar a comprobarlo.

 

 

 

CON LAS DROGAS TE ENTIERRAS VIVO

Tenlo muy presente, pues o vives o te drogas, pero métete en la cabeza que las dos cosas no pueden
ser y esto sólo lo comprenderás cuando algún día salgas de tu ataúd, sólo si pones de tu voluntad.

Hay que comenzar a ser un poco más humildes y más justos con aquellas criaturas que se han dado a la droga. Si, también nuestras palabras, como las del Señor, en muchas ocasiones deben de ser duras, pero la mayor causa que lleva al hombre a la droga, no son los problemas de la vida en sí como creemos, sino que hay que mirar más adentro, más atrás en el tiempo, cuando por las circunstancias que fueren, no les pudieron dar a estas personas sus padres, familiares o seres queridos una catequesis y un pequeño acompañamiento, para encontrar el sentido de la muerte, en definitiva, el sentido de esta vida. Es entonces cuando el suceso de la vida, el mundo nos estratifica, va creando capas al alma y entre ellas, desgraciadamente, va creciendo el pecado, siendo incapaces de poder ver cada vez menos nuestro pobre interior, enfermo, herido y magullado por cualquier lado que lo mires, pero amigo... eso ya es cuestión de humildad y en muchas ocasiones es el dolor o el sufrimiento el que nos puede salvar. Sólo el eco del dolor de Cristo en su Cruz, puede devolvernos la vida, por medio de su gracia. Si, la droga es una forma cobarde de evadirse de la realidad, tan cruda en muchas ocasiones para muchos, pero solo la humildad nos podrá hacer comprender, la comprensión nos ayudará a aceptar y aceptar nuestro día a día nuestro dolor y sufrimiento, nos ayudará a llevar nuestra cruz con gran alegría. Cuando veamos a alguien drogándose o con el síndrome de abstinencia, se debe de conmover nuestro corazón, porque ellos, en forma de hierba, de química o de cualquier otra forma, también están buscando a Dios, pero a ellos aún les falta purificación para que lo puedan llegar a comprender algún día, si quieren.

 

 

 

SIN ESPERANZA NO HAY VALORES Y 
SIN VALORES NO HAY ESPERANZA


No busquemos métodos rebuscados fuera de lo que conocemos. Cierto es que la creatividad para esta empresa tiene un papel clave, pero si el hombre pierde la esperanza cristiana, no podrá sembrar de nuevo los valores en esta tierra dura e infertil. Los valores deben estar unidos, como las hebras de una cuerda o los eslabones de una cadena, siguiendo una continuidad, un orden. Este orden en este caso es ocasionado por la plomada. La plomada que hace que esta cadena se haga recta y uniforme representaría a Cristo, que como sabemos es la Cabeza Angular de todo, no sólo en este caso de la virtud de la esperanza, sino del resto de las virtudes teologales, como vienen a ser la fe y la caridad. Por ello debemos dejar que el Señor nos estire por dentro, de igual manera que esta cadena, para que nos ayude a poner nuestros valores en orden, para que sean uniformes y puedan ser transmitidos de la manera más procedente al resto de la sociedad. 

 

 

 

 

ACCIONES QUE SE TRANSFORMAN EN
ORACIONES HERMOSAS PARA DIOS.

Hay muchas acciones que para Dios son oración y una familia unida es una oración muy hermosa a sus oídos.

No hay duda en eso que dicen: «se escribe AMOR y se pronuncia con OBRAS». Y de esto precisamente venimos hoy a tratar, pues la oración nos da la vida en Cristo, pero sólo las obras hacen que esta oración tenga su sentido y significado. En verdad, el lenguaje humano, aunque no lo creamos es inmensamente limitado, para expresar todo lo que tenga relación con Dios, siempre serán palabras muy cortas para tratar de expresar algo tan Alto. Pero ahí están las obras «Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Al menos, creedlo por las obras» ( Jn 14: 11). No lo debemos de dudar, pues ante los ojos de Dios no existe mejor oración que una familia unida y que a su vez lo hace rezando. La familia es la semilla del verdadero árbol que puede dar el fruto de la fe, la esperanza y la caridad. Demos el grado de prioridad que le corresponde según lo hace nuestro Hacedor.

 

 

 

 

AMAR LA JUSTICIA CON PASIÓN, CON 
INDIFERENCIA A LA DIRECCIÓN DE CADA UNO.

La integridad de un hombre esta fuera de los intereses del centro, de la derecha, de la izquierda o de esos zorros que dicen ser librepensadores. La integridad que da al hombre su verdadera personalidad, es aquella que demuestra con pasión su amor a la Justicia por encima de todo.

El hombre íntegro, de una pieza y sin doblez es aquel hombre que la justicia la convierte en una pasión más que se funde en el crisol, junto con el amor y la verdad. Este crisol si es verdadero da como resultado esta aleación de hombre, que incluso esta dispuesto a tirarse en la piscina, aunque le pueda parecer que esta no tiene agua. Este hombre aleado con el amor y la verdad, goza de los bienes necesarios para poder tener una gran personalidad, lo cual le hará único y original. No se puede concebir una justicia sin amor, ni un amor sin justicia y, entre estos bienes sólo puede estar presente la verdad, que es la que los une, conformando una uniformidad. Un hombre que busca la justicia, encuentra el Amor y de igual manera aquel que ama, puede conocer la Justicia de Dios. Por la Justicia de Dios, debemos estar dispuestos a lo que pueda venir, porque el pecado no soporta que se predique esta virtud cardinal que viene a ser capital para avanzar en el conocimiento y en la relación con Dios. Sin justicia las mentes se nublan y el pecado encuentra una cómoda morada más entre los hombres, creando un gran desorden, una deformación mayor de nuestra conciencia y el grave problema de no saber apreciar en un estado medio o avanzado, si algo es intrínsecamente bueno o malo. 

 

 

 

 

LA MENTIRA VA MENGUANDO EL PARAÍSO.

La mentira no solo te arruina a ti, también arruina tu familia, tus amistades, tu patria, la sociedad, el mundo, la historia de la salvación… haciéndose desgraciadamente así con cada falta a la Verdad, un poco más y más pequeño el Paraíso.

«En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros» (Jn. 14, 2). Han pasado muchos siglos desde que el Señor se despidiese de nosotros antes de ascender a los cielos con este mensaje, que no puede ser de mayor gozo y esperanza. ¿Pero que ha ido ocurriendo en el suceso de los tiempos?, pues que la mentira, la falsedad, a medida que ha ido in crescendo, ha ido encogiendo a su vez el Reino de Dios. Todo aquel que de las muchas maneras posibles se haya ido sumando a la vida y adoración directa o indirecta de la antítesis de la verdad, todo aquel que haya aceptado no-ser, en vez de luchar por ser, ha ido contribuyendo a lo largo de la historia, para hacer menguar el Reino de Dios. Si, cuánto más gente siga amando la mentira, más pequeño se irá haciendo el Paraíso, pues a más mentirosos, menos gente podrá llegar a salvarse. Entre los muchos sinónimos destacados del vocablo «mentira», tenemos: farsa, quimera, apariencia, falacia, artificio, argucia, treta, calumnia, chisme, etc. Sin ser académico de las letras y ciertamente muy corto en este arte, sólo me atrevo a afirmar que la falsedad o la mentira le falta uno de los sinónimos que más se adapta a su profundo significado y, este sinónimo es «ruina». Si miento habrá ruina en mi familia, en mis amistades, en mi patria, en la sociedad, en el mundo, en la historia de la salvación. Allá donde la mentira ponga sus pies, ruina pronto verás después.

 

 

LA MÚSICA

Muere en el momento que nace del instrumento y resucita tantas veces como uno quiera !!

 

 

 

 

EL CICLO DE LA LOCURA Y LA BELLEZA

Ten cuidado con la belleza, porque esta es causa de una locura que resulta ser muy hermosa.

Nos encontramos ante uno de los ciclos de la existencia que más han pasado inadvertidos; «el ciclo de la locura y la belleza». Hay que decir que hasta el momento no hemos sido conscientes de este ciclo, porque hemos ignorado la inmensa relación entre estas dos realidades. Entonces debemos de preguntarnos si primero fue la locura o la belleza. Por un simple discernimiento, podemos llegar a la conclusión que lo primero tuvo que ser la locura, porque este es uno de los rasgos que más impactan a nuestro razonamiento, cuando de alguna manera hemos conocido con más cercanía la creatividad de ciertas personas a lo largo de la historia o en nuestro presente más cercano. Entonces ahora la pregunta es, ¿Qué hay detrás de la creatividad? Sin duda, detrás de la creatividad esta el amor, pues sin amor, tal como lo podemos deducir en el acto creativo de Dios que dio origen al Universo conocido, podemos decir que sin una correcta orientación al amor, esta vocación nunca podría dar como fruto una autentica creatividad. Ahora podemos afirmar con mayor firmeza que, fue el hombre la causa mayor por la que el Creador se volvió «Loco», dando lugar de esta forma a la belleza que muchos en mayor o menor grado podemos apreciar. Conociendo ahora el verdadero origen de la belleza, debemos de tener cuidado, porque todo aquel que observa la belleza de la creación con un corazón limpio, puede quedar impregnado de esa locura Divina, que dio el sentido y significado más profundo y trascendente de la hermosura de todo lo que es presente. Es así que en este bucle, la belleza nos lleva a la locura y a su vez la locura nos hace ver con más intensidad la belleza de todo lo que nos rodea. De esta manera, en el suceso del tiempo, uno queda más y más impregnado por esta belleza, donde se aprecia mejor la deslumbrante Bondad del Hacedor.

 

 

 

HUYEN DE LA MUERTE, RENEGANDO DE LA BUENA FILOSOFÍA.

El final es inminente, pero si en vez de huir se piensa en ello, nos ayudará a
trascender, aceptar y comprender el sentido del ser y de nuestra existencia.

Todo aquello que tiene unas limitaciones concretas, como viene a ser la materia o cualquiera de los fenómenos físicos que conocemos, tienen su principio y su fin. Todo lo contrario podemos decir si hacemos referencia al Infinito, que sólo puede ser Dios, pues en este caso tan excepcional el principio y el fin se pueden confundir, es decir, que el principio puede llegar a ser el fin o por lo contrario el fin podrá ser el principio. Si relacionamos el principio con el «todo» y el fin con «nada», el efecto podría ser semejante, es decir, que por nuestra limitación humana podemos confundir de igual manera el «todo» con esa «nada» que tanto ha hecho doler la cabeza a los filósofos y grandes pensadores. Es así que los que se abandonan en las manos de Dios, es decir, los que viven en la inmensidad de ese Infinito de Dios en el suceso de sus vidas, pero apenas sin ser conscientes de ello, sus comienzos serán su propio fin y muchos finales serán el principio de algo que no se esperaban. Así será para todos los que se abandonan en Dios hasta el día de su muerte, pues creyendo torpemente el mundo que este es el final para todos, para estos hombres confiados, será el gran principio de su vida, donde se comprenderá mejor la importancia y las dimensiones reales del ser, donde podremos llegar a conocer y adorar al Infinito encarnado en Cristo, que es la segunda Persona de la Santísima Trinidad. Si se confía en Dios, ¿Por qué debemos de tener miedo? pues poder madurar pensando en la muerte sin que tengamos que huir de este pensamiento, nos acerca la verdadera filosofía de la vida, evitando con ello ser mucho menos necios, en el caso de que hagamos lo contrario. Como para todas las cosas importantes, uno debe prepararse y para ello se exige una dedicación permanente, hasta el día que cuando Dios quiera podamos ser llamados.

 

 

 

 

NUESTRA POBRE COMPRENSIÓN DE LA GRACIA Y DE LOS DONES.

No tratemos de comprender la gracia y la bendición de Dios con nuestros pobres medios.

Se toma por defecto, como algo natural y que apenas somos conscientes para poder apreciar más adecuadamente, lo que son los dones y las gracias que Dios pone a nuestra disposición inmerecidamente, por nuestras enormes limitaciones y por las propias deformaciones que nos vamos haciendo interiormente, por nuestros propios pecados y el desorden que estos también nos van ocasionando. Pero quizá, para entender todo esto un poco mejor, podemos hacerlo ayudándonos de la era informática. Cuando Dios nos da una gracia o un don sobrenatural, pasa igual que cuando mandamos un archivo digital a un amigo. Dependiendo del tamaño, del peso de este archivo, tardará más o menos en recibirse, pero no se recibe como se suele decir «de golpe o de un plumazo», porque existen entre el emisor y el receptor unas leyes físicas, que deben de ser respetadas. Dios que en este caso es el emisor, respeta también estas leyes, pero tiene poder para revocarlas o de hacerlas mejor a su medida. Por ello, tanto tú como este servidor, podemos tener un don de Dios desde hace tiempo, pero en muchas ocasiones corre de nuestra parte tener que descubrirlo. Cierto es que los dones y las gracias de Dios son importantes, pero para que estén puestas al servicio de los demás, es decir, que tan importante es que tengamos un don de Dios o estar en gracia, como ser lo suficientemente responsables para saberse mantener en ellos, administrándolos de la forma más correcta y adecuada. Esto quiere decir que si rogamos a Dios un don, este puede estar en curso, que a efectos, es como si lo hubiésemos recibido ya. Otra opción es que por norma general no somos lo suficientemente activos como para reconocer el don que pedimos o quizá no somos buenos administradores responsables de sus regalos. Es importante que sepamos que los dones de Dios e incluso si se manejan mal, son irrevocables, por ello debemos de agudizar todo lo posible nuestro sentido de la responsabilidad.

 

 

 

 

Y AHORA VOSOTROS... ¿QUIÉN DECÍS QUE SOIS?

El les dijo: Y vosotros, ¿Quién decis que soy yo? (Mt. 16, 15)
Hoy les dijo: Y vosotros, ¿Quién decis que sois? ( S. XXI )

Buena es hoy también tu pregunta Señor, porque dependiendo de lo que lleguemos
a creer ser, podremos responder con más sinceridad a tu primera pregunta.

Señor, cuánto tiempo ha pasado hasta haber llegado a comprobar con certeza por mi mismo, ¡! que cuando yo no soy, es cuando Yo Soy ¡! Si, ciertamente nos llenamos fácilmente en esta vida de otros, que en muchas ocasiones no son precisamente ídolos humanos y de esta manera renunciamos de forma consciente o inconsciente en muchas ocasiones a ser verdaderamente nosotros mismos. ¿Cómo poder ser uno mismo? Pues en primer lugar amando la verdad, que es Cristo. !! Señor, sólo cuando tu vives en mi, puedo expresar vivamente ¡! Yo Soy ¡! Es evidente que si en nuestro interior no mora la verdad, tampoco gozaremos de la libertad, por tanto, el amor que de alguna manera podamos dar o recibir, lamentablemente quedará estéril. Cuánto cuesta vaciarse de los «Yo» de otros, para llegar a esta meta, pues sin ti Señor, nunca podremos llegar a ser alguien de verdad. Que importante comprender la profundidad de saber que somos unos «don nadie», que lo bueno se ve verdaderamente cuando se tiene como privilegio ser el último, porque la respuesta convencida que dieron tus Apóstoles a tu pregunta Señor, sabemos que no la dieron ellos directamente, pues detrás del telón del alma, estuvieron tus magistrales y sencillas enseñanzas, junto con el Espíritu, que como niños casi destetados, les comenzó a enseñar los primeros pasos en la fe, en la esperanza y en la caridad. ¿Tú Señor me preguntas hoy a mí? Pues hoy como tú Señor, quiero responderte: ¡! Yo Soy !! Gracias por ayudarme a ser lo que tú quisiste, mucho antes ya de que comenzases a crear todo. Lo diré tantas veces sea necesario, pues haz todo lo que quieras, todo, pero siempre, siempre estando Tú en mí.

 

 

 

 

LA ENFERMEDAD Y LAS ADVERSIDADES COMO REMEDIOS
EFECTIVOS PARA HACERNOS MÁS HUMANOS.

Si el hombre no procura vencer sus resistencias interiores, probablemente nunca llegaráa comprender que la enfermedad o las adversidades de esta vida, son remedios efectivos para edificar nuestro interior y hacernos un poco más humanos.

Al contrario, Dios eligió lo que el mundo tiene por necio, para confundir a los sabios; lo que el mundo tiene por débil, para confundir a los fuertes; lo que es vil y despreciable y lo que no vale nada, para aniquilar a lo que vale. (1 Co 19: 27-28).
Si Dios toma la necedad, la debilidad, lo vil y despreciable y lo que no vale nada, que es lo que el mundo no tiene deseo de ser o experimentar en su propia persona, esto será para poder llegar a truncar la razón humana. Entonces, ¿Dios no va a tomar el sufrimiento, que es nuestra cruz y que para muchos es necedad, signo de debilidad y que a su vez al mundo le parece algo vil y despreciable, para que sea en nuestro caso un revulsivo para nuestras enfermedades, que en muchas ocasiones no queremos llegar a reconocer? La enfermedad necesita ser reconocida, para que pueda ser curada, pero nuestro orgullo se superpone haciéndonos creer que gozamos de una salud integral, que no necesitamos de nadie que nos ayude y a su vez comprenden su fortaleza, que puede llegar a ser tan comparable como el tallo de una espiga de centeno. Ciertamente esta salud personal que es tan idolatrada por ellos mismos, siempre se quiebra por un soplo de viento de esta vida. La dicha del hombre no depende de que una persona sufra poco, porque sabemos que ha habido y hay muchos que en un gran sufrimiento encuentran un enorme gozo. También sabemos que hay personas con muchos medios y facilidades que apenas sufren, pero sienten el peso del mundo a sus espaldas, experimentado un sentimiento de inutilidad e inmadurez, precisamente porque aún no han aprendido a aceptar y comprender el sentido del sufrimiento en sus vidas. Y es que, la aceptación y la comprensión del sentido de la cruz de cada uno, es la que hace poner al hombre verdaderamente en camino.

 

 

EL DOLOR DE CRISTO Y SU GRACIA REPARADORA

Sólo el eco del dolor de Cristo en su Crusz, puede devolvernos la vida, por medio de su gracia.

Después de que el Rey Saúl no agradase a Dios tras haber consultado a los brujos del lugar y comenzase a tener la costumbre de invocar a los muertos, todo esto vino a ser principio de su ruina. Desde un principio el Espíritu de Dios se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo de parte de Dios. Los siervos de Saúl comenzaron a buscar a un hombre que tocara el arpa y esta fue la ocasión donde David y Saúl se conocieron. «Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl, David tomaba el arpa y tocaba con su mano; y Saúl tenía alivio y estaba mejor, y el espíritu malo se apartaba de él» (1 Sam. 16, 23). Es ahora donde podremos comprender mejor esta analogía, pues el arpa de David representa la Santa Cruz de Cristo, que ante su presencia puede curar o aliviar a los atormentados por espíritus malos. ¿Quién toca el arpa de la Santa Cruz? En este caso el músico es Cristo que con las cuerdas tensadas de su Humanidad, de su Divinidad, de su Dolor, de su Debilidad, de su Humildad, de su Amor, de su Paciencia, de su Misericordia, de su Abajamiento, de sus Llagas, de sus Heridas, de su Agua y Sangre que salieron de su costado y de su Perdón hacia nosotros, pobres hombres, encontramos el alivio a muchos de nuestros males. Sólo el eco del dolor de Cristo en su Santa Cruz, puede devolvernos la vida por medio de su gracia.

 

 

 

 

ORACIÓN POR LOS AMIGOS DE LA SANTA CRUZ 

Recupero esta oración del año pasado, para renovar de nuevo esta petición al Señor, en este día tan señalado para nosotros.

Te doy gracias Señor, como si ya hubiésemos recibido todo esto que este servidor te ruega, en nombre de todos los que estamos suscritos a este grupo. 

Te ruego además, que sigas dando tu bendición a este grupo, para que con la asistencia de tu Santo Espíritu, sea una fuente de alimento espiritual y sigamos todos creciendo en gracia, estatura y sabiduría.

AMÉN

 

 

 

CRISTO Y SU CRUZ, VERDAD Y SUFRIMIENTO

Más vale saber la verdad y sufrir un poco, que vivir engañado toda la vida.

El átomo y sus electrones que orbitan a su alrededor, la materia y su poder de atracción magnética, el sol y su desprendimiento de luz y de calor, Cristo y su Cruz, la verdad y el sufrimiento. Se pueden exponer muchos más ejemplos semejantes a este tipo de binomios que acabamos de citar, de los cuales nosotros los hombres, apreciamos y percibimos sensitivamente de muchas maneras, pero hoy trataremos de centrarnos en este último binomio, tan presente en la realidad del hombre de todos los tiempos y que tanto nos queda aún por aprender de él. La búsqueda de la verdad hace nacer en el hombre su vocación aventurera, que en un principio le hace salir de su morada permanente, que viene a ser la morada de sí mismo, para poder emprender la búsqueda de la verdad. Cuando esta búsqueda es comprometida y sincera, comienza a convertirse cada vez más en una necesidad, viene a ser nada menos que el auténtico alimento para el ser. Como todo alimento para poder crecer, se precisa un esfuerzo, un sacrificio, que al fin de al cabo, no solo nos hace tener un mejor estado cuando nos alimentamos de ella, sino que además, su alto contenido proteico para el alma se hace imprescindible y esencial para la vida. Cuando se nos dan las cosas fáciles, tenemos muchas más probabilidades de pervertirnos y de caer en la tiranía, por ello es preciso y merece la pena sufrir un poco, para poder conocer mejor la verdad. Podemos entonces deducir por este sencillo razonamiento que, debemos preferir la verdad ante todo, que vivir engañados, pues al fin de al cabo, aunque no nos guste, el sufrimiento es un buen educador, un buen maestro si nosotros le dejamos. Entonces ahora te pregunto, ¿Has vivido muchos desengaños en esta vida? Felicidades, pues deja que el sufrimiento te ayude a purificar tus sentidos e inteligencia y poco a poco orbitarás alrededor de ese núcleo que te magnetiza, de ese sol que te quiere iluminar y darte vida con su calor, de esa Cruz que te lleva a Cristo, que es la Verdad y que ante su presencia he tratado que aquí le conozcas, para que no te lo pienses más y te lances también a la aventura.

 

 

 

 

CRÍTICA a la vox pópuli 

 

 

 

Una leyenda al descubierto.

Así dice esta leyenda si... pero la realidad es que Cristo nos enseñó que con el Espíritu, la Palabra dejaba una huella en el tiempo, que aún no se ha borrado en más dos milenios. Este artefacto legendario se usó, porque era más rápido y aparentemente más práctico que tener que aprender y poner en obra la sana doctrina.

 

 

 

 

CRISTO ES LUZ EN TODAS NUESTRAS OSCURIDADES

Contra toda tempestad y marea, rememos juntos sin miedo hacia la vida
en plenitud, pues Cristo es nuestra Luz en todas nuestras oscuridades.

 

 

 

 

!!! Feliz Pascua de Resurrección !!

!! Ha resucitado !!

!! Aleluya !!

 

 

 

 

SOMOS LA VELA QUE PORTA LA VERDAD, SOMOS LA IGLESIA

El Señor es la Luz y nosotros somos la cera, que se consume hacia la vida en plenitud.
Somos la Iglesia de Cristo, la Iglesia Universal que porta la Verdad, somos Católicos !!



Mantengamos esta vela siempre encendida en nuestros corazones, porque cada uno, somos gránulos de esta cera, que se consume para alcanzar la vida en plenitud, la vida prometida por Cristo, la vida eterna de gozo y bienaventuranza. Toca sufrir un poco, pues esta consumación en esta vida no es estanca, no podemos mantenernos herméticos en un frasco, porque la vela necesita el aire, el oxígeno de la oración, de los sacramentos y de la vida activa, que se fundamenta en prender la llama en otras velitas apagadas, que desgraciadamente, por una parte o por la otra, ni tan siquiera saben lo que son, porque viven sin luz, viven en la oscuridad. Cuando tengan en su mecha, en su corazón a Cristo, sabrán como tú y como este servidor lo que somos en verdad, lo que supone saber a lo que cada uno somos llamados, que es vivir lo que nos queda de esta vida, con un gran gozo en medio de la adversidad y el dolor. 

!! Feliz Pascua de Resurrección !!

 

 

 

 

PIDAMOS TODOS PERDÓN Y BURLÉMOSNOS DEL MAL !!!

Si todas las personas del mundo nos pusiésemos de acuerdo para
perdonarnos, el mal terminaría por aburrirse y nos dejaría en paz.

Ohh Cristo, con tu perdón en la Cruz, después de tanto mal que te hicimos, después de dejarnos llevar por nuestros enemigos invisibles, rompiste las puertas del infierno para clavar tu Cetro de Hierro. Tú nos has marcado con tu Cruz Señor y ellos ya no tienen poder sobre nosotros, porque con tu perdón a la humanidad heriste de muerte al enemigo, como un cochino sin raza. Si, cierto es que un cochino herido es muy peligroso, pero ahora sabemos que sólo le falta el golpe de gracia, el golpe que se hace fuerte en los sacramentos, en la oración, en la perfección de las virtudes, en la perfección de amor a nuestro prójimo, en agradarte ahora y en cada momento de nuestras vidas, ofreciéndote nuestras pobrezas y miserias. Este es el golpe de gracia, que tan poca gracia hace a Satanás. Es el momento de burlarnos del mal ¿Cómo? haciendo un sacrificio por perdonar, rogando al Señor que nos perfeccione en la humildad, aceptando con ello no tener en adelante ningún miedo a cualquier tipo de padecimiento, al desprecio, a la humillación, ni mucho menos al paso de esta vida a la vida que le espera al hombre bienaventurado que ha puesto en práctica el perdón, que sólo puede ponerse en obra por medio de la gracia de Dios.

 

 

 

 

¿A QUIÉN CREES QUE PRIMERO ABANDONAS? PUES A TI...

¿Abandonas a tu mujer, hijos, familia, amigos? No, teaboandonas primero a ti mismo.

No tenemos que irnos a los casos extremos, donde un familiar abandona el hogar, dejando atrás a una esposa, un marido, hijos, etc. No, pues han sido muchos los jóvenes los que desde este momento hacia atrás en la historia han abandonado, casi diríamos de una manera formal su seno familiar. ¿Razones?, pues esencialmente la mayor razón viene a poner de manifiesto que la huida viene a ser lo más sencillo, además de suponer un menor compromiso del que nos exige el amor de verdad, soportando de esta manera a unos y a otros. Pero es ahora donde viene lo peor, cuando esta misma persona más adelante tiene pensamiento de formar una familia propia. Seamos coherentes con la verdad, pues ¿pensamos que después de renunciar a ser aprendices, vamos a poder ser unos buenos maestros? Desde luego que no, pues por puro razonamiento esto no podría sostenerse y digo por pura razón, porque en esta circunstancia tan latente en nuestra sociedad, pero tan silenciosa a su vez, no cabe otra cosa, ya que renunciamos tiempo atrás a ser aprendices del amor, evitando sobrellevar nuestra relación con nuestros hermanos, padres, etc. Si, este tipo de abandono formal del hogar, es lo que en muchas ocasiones hemos mal llamado emancipación, donde el verdadero perjudicado no ha dejado atrás a nadie, sino que es uno mismo en un principio el que se abandonó al vacío del mundo, fuera del calor familiar, que viene a ser la primera escuela del amor.

 

 

 

 

ANALFABETISMO RELIGIOSO Y ESPIRITUAL 

La Iglesia es rica en dones y gracias.
Quienes no poseen estas riquezas de
la Iglesia, ven el brillo de sus tesoros
dónde precisamente estos no están.

Cierto es que ser un analfabeto religioso hace mucho mal, primero a sí mismo, pero creo que cuando se junta este mal con el analfabetismo espiritual, es como hacer la mezcla entre el nitrógeno y la glicerina, es decir, un peligroso e inestable explosivo. El lenguaje humano, la ciencia o la cultura, forman parte de la historia del hombre y a pesar de la urticaria que a muchos les produce la religión, esta faceta es tan inherente a la historia del hombre como las que acabamos de citar e incluso mucho más. En estos últimos siglos, hemos tratado consciente o inconscientemente de borrar nuestro instinto más nuclear, que viene a ser nuestro deseo por trascender, de abandonarnos en el infinito, de mirar más allá y no quedarnos solamente en el más acá. Si, cuanto analfabetismo encuentra uno cuando te echan en cara, por ejemplo, aquello de «los tesoros de la Iglesia», claro, es que este tesoro no pertenece a todos los millones de católicos que formamos parte de la Iglesia hoy en día, sino además de otros miles de millones que ya pasaron a mejor vida, gracias a Dios. Pero no, esto es demasiado frívolo, pues hay que explicarles que el verdadero brillo no esta donde ellos tienen puestos sus tesoros, sino en la Eucaristía. Los ojos del mundo, sólo ven los brillos donde les interesa, pero nosotros, en una exposición del Santísimo, es decir, en la adoración, sentimos esa radiación luminosa, que nos restaura, que nos regenera, que nos quita las capas de escoria que la vida va depositando en nuestras pobres almas de muchas formas. Aunque cierto es que si en un momento nos apuran ante esta frívola acusación para hacernos sentir mal, siempre nos quedarán las palabras de San Lorenzo antes de ser martirizado, cuando le pidieron que reuniera en tres días los tesoros de la Iglesia. Al tercer día el santo se presentó al emperador con los pobres, enfermos, incapacitados, personas abandonadas, […], pues en verdad, éste es también nuestro verdadero tesoro, porque en ellos brilla también el rostro sufriente de Ntro. Señor Jesucristo.

 

 

 

 

LA LOCURA ¿APARIENCIA O ENTREGA SINCERA?

La locura... una apariencia incomprensible para los que lo ven desde fuera, pero un corazón entregado por dentro.

Que fácil es quedarnos con lo más superficial, que a la hora de la verdad, sólo es el papel que se examina para el juicio de los hombres de este mundo. Tratar de dar las valoraciones fáciles que no llevan ningún ejercicio de apenas un razonamiento o con una perspectiva espiritual, porque en muchas ocasiones esto se confunde incluso con una enfermedad mental. Para el que lo pueda experimentar en primera persona, esto es una cruz pesada al principio, una cruz que se va convirtiendo en caramelo por el camino, en pura dulzura. Si, además no deja de ser interesante tener una piel «camaleónica», que al fin de al cabo, es una de las facetas que después hacen confundir a los sabios de este mundo, pues esto no lo dice un cualquiera, sino la Palabra de Dios, pues «ha escogido Dios más bien a los locos del mundo para confundir a los sabios. Y ha escogido Dios a los débiles del mundo, para confundir a los fuertes» (1 Co. 1, 27). En definitiva, en esas apariencias que incluso llegan a ser despreciables por parte del mundo hacia estas personas, en verdad es el efecto de un corazón entregado, que viene a ser el corazón de un hombre con una libertad extremadamente genuina. Se podría decir que son personas que muestran un gran respeto hacia los demás, pero que a su vez están asilvestrados, que dan frutos exquisitos y bravíos a tiempo y a destiempo.

 

 

 

La hermosura sólo puede ser fruto de la locura de un Creador,
que mana de un amor sin límites hacia su obra más amada.

Veni Creator Spiritus

La hermosura solo puede ser fruto de la locura de un Creador, que mana de un amor sin límites hacia su obra más amada.

 

 

 

 

FASES DE EQUILIBRIO FÍSICO, MENTAL Y ESPIRITUAL.

Me atrevo a decir que prácticamente todas las personas maduras, sabemos qué es la inteligencia. Si, ciertamente todos podemos saber que es este don natural que tenemos, pero no precisamente por nuestra propia experiencia, sino más bien por intuición o bien porque hemos oído hablar de la inteligencia humana, pero si no hacemos uso de ella, a efectos no sabemos de forma particular que es la inteligencia. Lo mismo ocurre con la humildad, por lo que la mayoría termina diciendo que son inteligentes y humildes. Llegados a este extremo, lo primero que no fluye adecuadamente es nuestra inteligencia, porque si fuésemos inteligentes de verdad, reconoceríamos sin dificultad nuestro orgullo, para comenzar desde ese momento a ser un poco más humildes. En verdad el orgullo es sólo un concepto que indica una falta de humildad, que es la que mide la verdad, porque ciertamente el orgullo es algo ficticio, una grandeza falsa que cada uno de los hombres nos hemos creado de nosotros mismos. Partiendo de estas premisas, podemos proceder a la explicación de esta sencilla representación inspirada en la atracción y repulsión de las cargas magnéticas, que terminarán ocasionando una fuerza favorable que une o complementa y aquello que vendría a ser contrario que sería la repulsión, que es la que terminaría desestabilizando en este caso nuestro cuerpo, mente y espíritu. Esto en definitiva dependerá de nuestro pecado, de nuestra capacidad de reconocerlo, como lo debemos de reconocer con nuestra inteligencia, tal como acabamos de explicar cuando reconocemos humildemente nuestro orgullo. Tenemos el caso más favorable e ideal, donde la inteligencia tiene una tendencia positiva, que crece gracias a la práctica de una humildad favorable, que la va a enriquecer mucho más, produciendo en nuestro interior una aproximación a lo que entenderíamos como una armonía o equilibrio. Finalmente, los dos últimos casos dan pie a pensar que hay dos tipos de orgullo, pero no, ya que el efecto en ambos es semejante, aunque aquí entran las diferencias entre cada persona, pues en verdad el presente razonamiento sólo tendría un carácter genérico, que establecería únicamente estas primeras bases. La inteligencia o la humildad, tanto en un caso como en otro, tendrán tendencias más o menos favorables, aunque como podemos observar, en este caso se imposibilita la unión o su correspondiente complementación ideal entre la inteligencia y la humildad, creando en este caso una inestabilidad integral, que si se me permite la expresión, nos induce a llevar una vida cada vez más necia, haciéndonos a su vez mucho más torpes e inútiles, pero aún más con la gran desgracia de no poder reconocerlo, para que en un momento dado pueda ser remediado. En verdad todos somos necios, torpes e inútiles en diferentes grados, pero el grado más grave vendrá a ser aquel que se da en el hombre que le es todo indiferente, que se niega o que posiblemente tenga una gran dificultad para poder reconocer ésta gran verdad, para poder llegar a ser verdaderamente humilde, por tanto, verdaderamente inteligente.

 

 

 

 

 

 

Pag. « 20 , 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29 »

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).