Licencia de Creative Commons
La Santa Cruz como Modelo Matemático Universal
by Jesús del Pino Marín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional License

ESTA WEB ha sido sido intervenida por HACKERS que con malicia han conseguido evitar que se pudiese
comprobar el gran exito de este pequeño apostolado seglar, que se podía apreciar en los perfiles de FACEBOOK,
evitando a su vez poder compartir por controles sociales este espacio de cultura y pontificación.

+ INFO +

   
Nº Asiento Registral 16/2013/8695
 
 
 
 

El Lábaro de los Últimos Tiempos
 


Una invitación al ejercicio profético
 

Charlas y Conferencias
 

Entrevistas
 

Nuestra labor misionera
 

Tu oración y lo que puedas aportar
 

Referencias (colaboradores)
 

Acerca de esta pobre pluma, que tiene la gracia inmerecida de poder escribir aquí
 


S.O.S Hermano Protestante
Llamada a todos los Hermanos lejanos

 


Carta de presentación a las diócesis

 

PUREZA Y CASTIDAD

La ventana al conocimiento
 

Retrospectiva Antropológica en Clave para la Nueva Evangelización

 

Juntos en el Nombre de Jesús

 


Familia de los Sencillos

«Creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor hasta el menor de ellos» (Jon. 3,5).

 


Exhortación a la Unidad

Por el Triunfo del Inmaculado
Corazón de María

 

De nuevo otro David contra otro Goliath

Autoridades del orden que abusan de sus
poderes y subestiman nuestra dignidad

 

 

La supremacía del orden en los «sistemas periódicos no lineales»

 

 

 

«Hago fracasar las predicciones de los magos, y divagar a los adivinos;
hago que los sabios se retiren y que su ciencia no acierte»
 (Is 44: 25).

Los sistemas dinámicos, conocidos también como sistemas periódicos no lineales, son aquellos fenómenos de la naturaleza que, hasta el momento presente, la ciencia no ha sabido explicar la esencia de su mecánica. Esta incapacidad disimulada de la ciencia, que por sí misma no puede penetrar en el misterio del azar y de la aleatoriedad, ha hecho que estos fenómenos naturales hayan sido catalogados como sistemas caóticos. Sus observaciones derivaron en una serie de conjeturas, que finalmente dieron forma a la conocida teoría del caos. Edward Norton Lorenz (1917–2008), fue el matemático y meteorólogo estadounidense, pionero en el desarrollo de esta teoría. A pesar de que esta teoría carece de rigor científico, por no poder ser justificada de una forma empírica, desgraciadamente ha terminado por ser aceptada como una rama dentro de la ciencia.  

La importancia de poder extirpar de la ciencia este quiste, que desgraciadamente ha terminado minando multitud de principios dentro del conocimiento humano, debe de suponer especialmente  para las personas de fe una misión de vital importancia. Tenemos la necesidad y el deber de refutar con la máxima premura estos «conocimientos», que más bien han supuesto un oscurecimiento en las fronteras del saber e incluso me atrevo a decir también, para la propia Esperanza del hombre. Ahora tenemos la ocasión excepcional de poder llevar a término esta demostración, por medio de este modelo matemático y con datos objetivos.

Damos comienzo a esta parte importante de nuestro estudio,  sirviéndonos en primer lugar de los números primos, ya que en el suceso discontinuo de estos valores, de la misma manera que ha ocurrido con los «sistemas periódicos no lineales», tampoco hemos sabido comprender hasta el momento su mecánica. También hemos considerado que puede ser un referente, precisamente porque son valores absolutos, es decir, que no están sujetos a ninguna variación. De esta manera podremos comparar resultados, con respecto al resto de los datos que analizaremos, que si tienen una naturaleza variable. Ahora tomaremos los 25 primeros números primos, dentro de la escala del 1 al 100, para distribuirlos en el siguiente orden, dentro de una matriz  de 5 x 5 posiciones.

 

 

2

3

5

7

11

13

17

19

23

29

31

37

41

43

47

53

59

61

67

71

73

79

83

89

97

Tabla 21.1.1  Primeros 25 números primos.

 

    

A continuación, procederemos al análisis de estos datos, que desglosaremos en ternas. La primera prueba que haremos, va a consistir en sumar tal cual los valores de los extremos que se cruzan, que posicionaremos en la primera columna de la izquierda. La segunda prueba, consistirá en descomponer estos valores previos, para sumar sus términos de forma independiente. Y la última prueba, en la columna de la derecha, consistirá en hacer otro sumatorio, invirtiendo previamente los valores originales.                    

 

Suma en cruz      

 

Descomposición

 

Número invertido

2 + 97  =

99

 

2+9+7  =

18

 

2+79  =

81

3 + 89  =

92

 

3+8+9  =

20

 

3+98  =

101

5 + 83  =

88

 

5+8+3  =

16

 

5+38  =

43

7 + 79  =

86

 

7+7+9  =

23

 

7+97  =

104

11 + 73 =

84

 

1+1+7+3 =

12

 

11+37  =

48

13 + 71 =

84

 

1+3+7+1 =

12

 

31+17  =

48

17 + 67 =

84

 

1+7+6+7 =

21

 

71+76  =

147

19 + 61 =

80

 

1+9+6+1 =

17

 

91+16  =

107

23 + 59 =

82

 

2+3+5+9 =

19

 

32+95  =

127

29 + 53 =

82

 

2+9+5+3 =

19

 

92+35 =

127

31 + 47 =

78

 

3+1+4+7 =

15

 

13+74  =

87

37 + 43 =

80

 

3+7+4+3 =

17

 

73+34  =

107

 Tabla 21.1.2 Terna en cruz para los 25 números primos.

 

En este primer análisis, podemos apreciar de nuevo que existen diversas semejanzas o repeticiones en los resultados. Estos primeros resultados cobran cierto interés para nosotros, cuando procedemos a la segunda prueba de la terna, observando que poseen vínculos que demuestran que entre estos valores, existe una gran sincronía o coherencia. Al proceder a la tercera y última prueba de esta terna, podemos apreciar que este modelo matemático, tiene la capacidad de expresarse de maneras multiformes, para poder mostrarnos este tipo de relaciones que trascienden a nuestra lógica, pero que nos hacen comprender que en esta sucesión de valores existe un orden y una continuidad.  

Teniendo como referencia este primer ejemplo, podemos observar en los sucesivos análisis, que los valores que obtendremos de la primera y la tercera terna, en muchas ocasiones solo difieren en el orden (84 – 48). La propiedad que podríamos considerar más interesante, la encontramos en la coherencia. Esta propiedad existente entre los diferentes términos que se repiten,  podemos apreciarla, por ejemplo, en este primer análisis, en la terna: «84, 12, 48». Observamos que el número 84, (8 + 4), así como su inverso 48 (4 + 8), suman el mismo valor semejante a la segunda terna (12). De la misma manera ocurre con los valores «82, 19, 127», en los que obtendremos como resultado entre sus respectivos sumatorios el mismo valor, para cada una de las tres ternas (8 + 2 = 10), (9 + 1 = 10), (1 + 2 + 7 = 10). Debido a que nuestro análisis se limita a estudiar un suceso  concreto o rango de valores, explica la razón por la cual no encontramos entre estas cadenas sus respectivas parejas. Esto podemos intuirlo en este último ejemplo, en los valores «78, 15, 87». En este caso volvemos a tener en cuenta las propiedades que acabamos de exponer, con respecto a la coherencia, entre los diferentes valores de las ternas, comprobando que: (7 + 8 = 15), (8 + 7 = 15), para encontrar de esta manera la coherencia en el valor natural de la segunda terna, (15).


Desde este momento podemos comparar la objetividad de un método cuantitativo como es el nuestro, con respecto al método cualitativo de la teoría del caos. En primer lugar, lo haremos con el siguiente análisis sísmico, que se produjo en Granada el 04/11/2010 a las 22:08:00 h. Estas muestras han sido facilitadas por el departamento técnico del Instituto Geográfico Nacional. A continuación se detallan los datos del espacio geográfico del lugar donde se realizó la investigación (IGN, 2010).

 

Tabli

Fig.21.2. datos del espacio geográfico del lugar donde se realizó la investigación.

 

Las variables sísmicas que hemos tomado como referencia, son las 25 primeras muestras de un fichero en ASCII en formato «txt» a cinco columnas, que corresponden a 600 segundos de datos, con 100 muestras por segundo, que suman en total en este fichero, 60.000 muestras.


35

47

34

32

34

28

29

37

29

27

30

18

16

17

11

14

17

23

13

3

24

6

1

24

1

                                                  
Tabla 21.4.1. Primeras 25 muestras
de las variables sísmicas.

 

1

1

3

6

11

13

14

16

17

17

18

23

24

24

27

28

29

30

32

34

34

35

37

39

47

                                         
Tabla 21.4.2.  Muestras ordenadas
de menor a mayor.

 

 

Suma en cruz

 

Descomposición

 

Número invertido

1 + 47  =

48

 

3+4+7  =

14

 

1+74

75      

1 + 39 =

40

 

1+3+9 =

13

 

1+93

94

3 + 37 =

40

 

3+3+7 =

13

 

3+73

76

6 + 35 =

41

 

5+3+5 =

13

 

6+53

59

11 + 34 =

45

 

1+1+3+4 =

9

 

11+43

54

13 + 34 =

47

 

1+3+3+4 =

11

 

31+43

74

14 + 32 =

46

 

1+4+3+2 =

10

 

41+23

64

16 + 30 =

46

 

1+6+3+0 =

10

 

61+3

64

17 + 29 =

46

 

1+7+2+9 =

19

 

71+92

163

17 + 28 =

45

 

1+7+2+8 =

18

 

71+82

153

18 + 27 =

45

 

1+8+2+7 =

18

 

81+72

153

23 + 24 =

47

 

2+3+2+4 =

11

 

32+42

74


Tabla 21.4.3.
Relación entre las variables sísmicas.

 

 

 

Los datos con los que trabajaremos a continuación, son plenamente objetivos, ya que han sido extraídos o facilitados por medio del satélite meteorológico Euro Weather (Weather, 2012). Este satélite, nos facilitará los valores de temperatura, para tres diferentes zonas geográficas de la península ibérica (Zaragoza, Madrid y Barcelona), respectivamente.

Se dispone en la primera tabla los valores de temperatura, en grados centígrados (ºC), el día 21/6/2012 de 7:00 am a 7:00 am en la provincia de Zaragoza (España) LAT 41,66 N  LON 1.01 W  ELEV 258 m.

 

23

20

20

20

21

21

20

22

22

23

24

26

 

28

29

30

30

30

29

28

27

28

20

19

18

                
Tabla 21.5.1.  24 h de variables de temperatura
en grados centígrados ( ºC ).


18

19

20

20

20

20

20

21

21

22

22

23

 

23

24

25

26

27

28

28

29

29

30

30

30

 
Tabla 21.5.2. Variables de temperatura
ordenadas de menor a mayor. 

 

 

      Suma en cruz

 

Descomposición

 

Número invertido

18 + 30 = 

48

 

1 +8 + 3 =

12

 

81 + 3 =

84      

19 + 30 =

49

 

1 + 9 + 3 =

13

 

91 + 3 =

94

20 + 30 =

50

 

2 + 3 =

5

 

2 + 3 =

5

20 + 29 =

49

 

2 + 2 + 9 =

13

 

2 + 92 =

94

20 + 29 =

49

 

2 + 2 + 9 =

13

 

2 + 92 =

94

20 + 28 =

48

 

2 + 2 + 8 =

12

 

2 + 82 =

84

20 + 28 =

48

 

2 + 2 + 8 =

12

 

2 + 82 =

84

21 + 27 =

48

 

2 + 1 + 2 + 7 =

12

 

12 + 72 =

84

21 + 26 =

47

 

2 + 1 + 2 + 6

11

 

12 + 62 =

74

22 + 25 =

47

 

2 + 2 + 2 + 5 =

11

 

22 + 52 =

74

22 + 24 =

46

 

2 + 2 + 2 + 4 =

10

 

22 + 42 =

64

23 + 23 =

46

 

2 + 3 + 2 + 3 =

10

 

32 + 32 =

64

  Tabla 21.5.3. Relación entre las variables climáticas en Zaragoza.

 

Se dispone en la primera tabla los valores de temperatura, en grados centígrados (ºC), el día 23/6/2012 de 10:00 am a 10:00 am, en la provincia de Madrid Barajas (España) LAT 40,45 N  LON 3.55 W  ELEV 582 m.

 

27

25

24

21

19

17

18

19

21

22

22

23

 

25

29

31

32

32

32

32

32

31

30

29

28

                  
Tabla 21.6.1.  24 h de variables de temperatura  en grados centígrados ( ºC ).


17

18

19

19

21

21

22

22

23

24

25

25

 

27

28

29

29

30

31

31

32

32

32

32

32

                                 
Tabla 21.6.2. Variables de temperatura  ordenadas de menor a mayor.                  

 

                       

      Suma en cruz    

 

Descomposición

 

Número invertido

17 + 32 = 

49

 

1 + 7 + 3 + 2 =

13

 

71 + 23 =

145      

18 + 32 =

50

 

1 + 8 + 3 + 2 =

14

 

81 + 23 =

46

19 + 32 =

51

 

1 + 9 + 3 + 2 =

15

 

91 + 23 =

114

19 + 32 =

51

 

1 + 9 + 3 + 2 =

15

 

91 + 23 =

114

21 + 32 =

53

 

2 + 1 + 3 + 2 =

8

 

12 + 23 =

35

21 + 31 =

52

 

2 + 1 + 3 + 1 =

7

 

12 + 13 =

25

22 + 31 =

53

 

2 + 2 + 3 + 1 =

8

 

22 + 13 =

35

22 + 30 =

52

 

2 + 2 + 3 =

7

 

22 + 3 =

25

23 + 29 =

52

 

2 + 3 + 2 + 9 =

16

 

32 + 29 =

124

24 + 29 =

53

 

2 + 4 + 2 + 9 =

16

 

42 + 92 =

134

25 + 28 =

53

 

2 + 5 + 2 + 8 =

17

 

52 + 82 =

134

25 + 27 =

52

 

2 + 5 + 2 + 7 =

16

 

52 + 72 =

124

Tabla 21.6.3. Relación entre las variables climáticas en Madrid Barajas.

 

Se dispone en la primera tabla los valores de temperatura, en grados centígrados (ºC), el día 23/6/2012 de 10:00 am a 10:00 am en la provincia de Barcelona (España) LAT 41,28 N LON 2.07 W  ELEV 6 m.                                                                  


24

25

26

23

21

20

21

21

21

21

21

21

 

22

23

23

23

24

24

25

25

25

25

25

26

                Tabla 21.7.1. 24 h de variables de temperatura en grados centígrados ( ºC ).

 

20

21

21

21

21

21

21

21

22

23

23

23

 

23

24

24

24

25

25

25

25

25

25

26

26

                                 Tabla 21.7.2. Variables de temperatura ordenadas de menor a mayor.

 

 

 

Suma en cruz         

 

Descomposición

 

Número invertido

20 + 26 = 

46

 

2 + 2 + 6 =

10

 

2 + 62 =

64       

21 + 26 =

47

 

2 + 1 + 2 + 6 =

11

 

12 + 62 =

74

21 + 25 =

46

 

2 + 1 + 2 + 5 =

10

 

12 + 52 =

64 

21 + 25 =

46

 

2 + 1 + 2 + 5 =

10

 

12 + 52 =

64 

21 + 25 =

46

 

2 + 1 + 2 + 5 =

10

 

12 + 52 ==

64 

21 + 25 =

46

 

2 + 1 + 2 + 5 =

10

 

12 + 52 =

64 

21 + 25 =

46

 

2 + 1 + 2 + 5 =

10

 

12 + 52 ==

64 

21 + 25 =

46

 

2 + 1 + 2 + 5 =

10

 

12 + 52 =

64 

22 + 24 =

46

 

2 + 2 + 2 + 4 =

10

 

22 + 42 =

64 

23 + 24 =

47

 

2 + 3 + 2 + 4 =

11

 

32 + 42 =

74

23 + 24 =

47

 

2 + 3 + 2 + 4 =

11

 

32 + 42 =

74

23 + 23 =

46

 

2 + 3 + 2 + 3 =

10

 

32 + 32 =

64

Tabla 21.7.3. Relación entre las variables climáticas en Barcelona.

 

Estos datos extraídos del satélite que procesamos de esta manera, demuestran sin duda alguna que, aquello tan aparentemente inestable como puede ser el clima terrestre, está gobernado también por un orden. Por tanto, estos fenómenos que hasta ahora se han conocido como sistemas periódicos no lineales, si nos ceñimos a la objetividad y al rigor científico, no deberían de ser entendidos como fenómenos caóticos. Lo que nos puede suscitar mayor interés, es que nuestro modelo matemático, se hace presente de igual manera en otros fenómenos físicos, como son los tornados o tormentas tropicales. En este caso, los datos serán facilitados por el Centro Nacional de Huracanes (NHC),  que es un componente del Centro Nacional de Predicción Ambiental (NCEP), ubicado en la Universidad Internacional de Florida en Miami (AOML, 2013).                

Nos serviremos en esta ocasión de dos ejemplos, que podremos extraer de la base de datos de su página Web, en la sección de tormentas tropicales/observaciones huracanes (1851-1940), para poder procesarlos a continuación. Estos datos abiertos al público, se facilitan en hojas de cálculo, separados para cada ciclón tropical. Dentro del menú formulario, tomaremos dos tormentas tropicales del año 1940, concretamente, según su denominación «Storm 1» y «Storm 9».

 A continuación, se procede al análisis de las velocidades del viento de la tormenta tropical «Storm 1», del 21 de mayo del año 1940. Los valores que extraeremos de esta hoja de cálculo, están comprendidos entre las filas 262 a 285. Analizaremos para cada tormenta, la velocidad y la presión atmosférica del viento de forma respectiva.

 

 

 

20

5

30

25

25

25

25

20

20

20

20

20

20

20

20

15

15

15

15

15

15

15

15

15

10

      Tabla 21.8.1.  Velocidades del viento
de la tormenta tropical 1.

5

10

15

15

15

15

15

15

15

15

15

20

 

20

20

20

20

20

20

20

25

25

25

25

30

           Tabla 21.8.2.  Velocidades del viento
ordenadas de menor a mayor.

 

 

Suma en cruz

 

Descomposición

 

Número invertido

5 + 30 =

35

 

5+3+0 =

8

 

5+3 =

8

10 + 25 =

35

 

1+0+2+5 =

8

 

1+52 =

53

15 + 25 =

40

 

1+5+2+5 =

13

 

51+52 =

103

15 + 25 =

40

 

1+5+2+5 =

13

 

51+52 =

103

15 + 25 =

40

 

1+5+2+5 =

13

 

51+52 =

103

15 + 20 =

35

 

1+5+2+0 =

8

 

51+2

53

15 + 20 =

35

 

1+5+2+0 =

8

 

51+2

53

15 + 20 =

35

 

1+5+2+0 =

8

 

51+2

53

15 + 20 =

35

 

1+5+2+0 =

8

 

51+2

53

15 + 20 =

35

 

1+5+2+0 =

8

 

51+2

53

15 + 20 =

35

 

1+5+2+0 =

8

 

51+2

53

20 + 20 =

40

 

2+0+2+0 =

4

 

2+2 =

4


Tabla 21.8.3.
Relación entre las velocidades del viento de la tormenta tropical 1.

 

 

A continuación se procede al análisis de las presiones atmosféricas.

 

1010

1014

1006

1010

1011

1014

1015

999

1006

1006

1012

1014

 

1015

1020

992

1006

1012

1013

1013

1013

1014

1014

1014

1013

                                       Tabla 21.9.1. Presiones atmosféricas de la tormenta tropical 1.

 

992

999

1006

1006

1006

1006

1010

1010

1011

1012

1012

1013

 

1013

1013

1013

1014

1014

1014

1014

1014

1014

1015

1015

1020

Tabla 21.9.2. Presiones atmosféricas ordenadas de menor a mayor.

 

 


Suma en cruz

 

Descomposición

 

Número invertido

992+1020 =

2012

 

9+9+2+1+2 =

23

 

299+201

500

999+1015 =

2014

 

9+9+9+1+1+5=

34

 

999+5101

6100

1006+1015 =

2021

 

1+6+1+1+5 =

14

 

6001+5101

11102

1006+1014 =

2020

 

1+6+1+1+5 =

13

 

6001+4101

10102

1006+1014 =

2020

 

1+6+1+1+4 =

13

 

6001+4101

10102

1006+1014 =

2020

 

1+6+1+1+4

13

 

6001+4101

10102

1010+1014 =

2024

 

1+1+1+1+4 =

8

 

101+4101

4202

1010+1014 =

2024

 

1+1+1+1+4 =

8

 

101+4101

4202

1011+1014

2025

 

1+1+1+1+1+4 =

10

 

1101+4101

5202

1012+1013 =

2025

 

1+1+2+1+1+3 =

9

 

2101+3101

5202

1012+1013 =

2025

 

1+1+2+1+1+3 =

9

 

2101+3101

5202

1013+1013 =

2026

 

1+1+3+1+1+3 =

10

 

3101+3101

6202


Tabla 21.9.3. Relación entre las presiones atmosféricas de la tormenta tropical 1.

 

A continuación, se procede al análisis de las velocidades del viento de la tormenta tropical «Storm 9», del 23 de octubre del año 1940. Los valores que extraeremos de esta hoja de cálculo, están comprendidos entre las filas 154 a 177. Analizaremos para cada tormenta, la velocidad y la presión atmosférica del viento de forma respectiva.

 

10

15

20

30

25

15

20

10

10

20

15

20

 

10

5

5

10

15

15

20

20

20

20

15

5

                          Tabla 21.10.1. Velocidades del viento de la tormenta tropical 9.

 

5

5

5

10

10

10

10

10

15

15

15

15

 

15

15

20

20

20

20

20

20

20

20

25

30

                                       Tabla 21.10.2.  Velocidades del viento ordenadas de menor a mayor.

 

                                   

Suma en cruz    

 

Descomposición

 

Número invertido

5+30 =

35

 

5+3 =

8

 

5+3 =

8

5+25 =

30

 

5+2+5 =

12

 

5+52 =

57

5+20 =

25

 

5+2 =

7

 

5+2 =

7

10+20 =

30

 

1+2 =

3

 

1+2 =

3

10+20 =

30

 

1+2 =

3

 

1+2 =

3

10+20 =

30

 

1+2 =

3

 

1+2 =

3

10+20 =

30

 

1+2 =

3

 

1+2 =

3

10+20 =

30

 

1+2 =

3

 

1+2 =

3

15+20 =

35

 

1+5+2 =

8

 

51+2 =

53

15+20

35

 

1+5+2 =

8

 

51+2 =

53

15+15 =

30

 

1+5+1+5 =

12

 

51+51 =

102

15+15 =

30

 

1+5+1+5 =

12

 

51+51 =

102


Tabla 21.10.3. Relación entre las velocidades del viento de la tormenta tropical 9.

 

 

A continuación, procedemos al análisis de las presiones atmosféricas, para la misma secuencia del análisis previo. Con el fin de simplificar los cálculos, extraemos en esta ocasión la potencia como factor común.


1014

1011

1012

1013

1009

1014

1016

1011

1014

1012

1012

1012

 

1016

1019

1016

1016

1011

1007

1012

1013

1007

1009

1012

1015

                        Tabla 21.11.1. Presiones atmosféricas de la tormenta tropical 9.

 

1007

1007

1009

1009

1011

1011

1011

1012

1012

1012

1012

1012

 

1012

1013

1013

1014

1014

1014

1015

1016

1016

1016

1016

1019

                                   Tabla 21.11.2.  Presiones atmosféricas ordenadas de menor a mayor.

 

                               

 

Suma en cruz     

 

Descomposición

 

Número invertido

7+19 =

26

 

7+1+9 =

17

 

7+91 =

98

7+16 =

23

 

7+1+6 =

14

 

7+61 =

68

9+16 =

25

 

9+1+6 =

16

 

9+61 =

70

9+16 =

25

 

9+1+6 =

16

 

9+61 =

70

11+16 =

27

 

1+1+1+6 =

9

 

11+61 =

72

11+15 =

26

 

1+1+1+5 =

8

 

11+51 =

62

11+14 =

25

 

1+1+1+4 =

7

 

11+41 =

52

12+14 =

26

 

1+2+1+4 =

8

 

21+41 =

62

12+14 =

26

 

1+2+1+4 =

8

 

21+41 =

62

12+13 =

25

 

1+2+1+3 =

7

 

21+31 =

52

12+13 =

25

 

1+2+1+3 =

7

 

21+31 =

52

12+12 =

24

 

1+2+1+2 =

6

 

21+21 =

42

Tabla 21.11.3. Relación entre las presiones atmosféricas de la tormenta tropical 9.

 

 

Como hemos podido comprobar, no tenemos necesidad de poseer demasiados medios tecnológicos o servirnos de métodos intelectuales aparentemente complejos que confunden o engañan a los sencillos, para poder refutar teorías de esta índole.  Después de haber podido demostrar que, el caos es un orden que la razón pura no puede comprender, o que existe un orden que debe de ser comprendido por medio del prisma de la razón y la luz de la fe conjuntamente, la pregunta que especialmente debería resonar especialmente a la comunidad científica de nuestros tiempos, podría ser: ¿Cómo son capaces de hacer esta serie de especulaciones sobre el caos, si aún no saben con certeza que es el orden? Nadie desde este momento debería de dudar que esta serie de conjeturas, son paralelas y simétricas a las cuestionables y especulativas teorías evolutivas, que en definitiva hacen de manta que cubre a la razón humana. Se recurre a esta manta,  cuando las personas repelen o rechazan la luz que interpela la verdadera naturaleza de sus actos y deseos, que en realidad no tienen nada que ver con el avance y la comprensión del conocimiento de la verdad. La gran astucia de estos hombres, se ha fundamentado en su capacidad de mezclar los aspectos de su vida personal con aquellos que no tienen nada que ver con los campos del saber, pero que de muchas maneras, les ha servido  hasta el momento para poder justificarse ante Dios y sus semejantes.  

El hombre debe de reconocer con humildad este tipo de osadías, cuando piensa que por sus propias capacidades y/o medios, puede alcanzar el conocimiento de la verdad con mesura y precisión. Debemos de comprometernos todos para romper definitivamente con ese viejo pecado de rivalidad y envidia, que impide especialmente la posibilidad de caminar juntos, si es que verdaderamente tenemos deseo de querer llegar más lejos. En este aspecto, debemos de tener en cuenta de que no se trata de querer saber más, sino de poder conocer para poder amar mejor, que es una cuestión clave y determinante para la propia madurez humana, que tiene mayor capacidad para poder reconocer que en la Unidad, la ascética del conocimiento se convierte en mística. Esto quiere decir que los esfuerzos que conlleva cada rama del conocimiento, que tan poco aprovechan cuando cada uno va por su lado, encuentran en la mística (Unidad) una fuente de vida, que nos recrea interiormente y que nos posibilitan el acceso o la penetración a los misterios con menor dificultad.   

La precisión dentro del campo de la metrología, nos ayuda a despejar mejor todas las posibles incógnitas. La razón humana, desde su base, tiene un comportamiento muy semejante al funcionamiento de un polímetro. Lo que queremos decir, es que la función principal de la razón, en un primer plano, es tomar medidas. Será nuestra propia conciencia aquella parte que analizará o discernirá la naturaleza de estos valores, para poder actuar en consecuencia. Dependiendo de la precisión del polímetro y de la correcta elección de los valores adquiridos en las mediciones o experiencias de la vida, podremos superar y afrontar nuestras dudas e incertidumbres. En función de nuestra capacidad de poder unir todos los polímetros posibles en serie o en paralelo, incrementará la posibilidad de mayor precisión, para poder alcanzar y comprender todos los misterios.

 

 

Descargar muestras sísmicas y datos de las tormentas tropicales ropicales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 

La Ciencia de Dios
Don del Espíritu Santo

 


¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! (Mt. 23, 24)

Muchos buscan vida en otros lugares, pero no
terminan de ser conscientes de que el Universo en
su debido grado, también viene a ser otro ser vivo

 


Ellos también buscaron un Patrón Único, una pauta en el Universo que pudiese llegar a explicarlo todo

 

El cífrado más antiguo y a su vez
más novedoso de la creación
 

La Santa Cruz en el arco iris
 

El caos no es un caos, es un orden que hasta ahora no comprendíamos
 

El azar existe, pero no es la solución a todo, como erróneamente se cree.
 


Dimensión pedagógica y escatológica de este Misterio
en la creación de Dios

 

El hombre gris y el misterio
de la Cruz Orlada

Llega ya el día y la hora en el que el «monstruo» materia estallará con sus armas y se derrumbará ante la exacta verdad. ¡Cristo! - Ante su Santa «Cruz Orlada» y ante el bendecido amor. –Llega la hora del Sol!-

 


Nueva Generación de Adoradores Proféticos

hacia la plena manifestación de los hijos de Dios

combate escatológico

 

Misión de un apóstol de María

 

 
 
 
Licencia de Creative Commons

Nº Asiento Registral 16/2013/8695

Inicio   Conferencias Referencias Descargas Contacto
Sobre el autor Objetivos Entrevistas La Voz Profética Mapa del sitio  
Donaciones Nuestra pancarta Grupo de apoyo
en redes sociales.
Suscripción Amigos
de la Santa Cruz
 
No a la corrupción Blog Talitha Qumi  

 
 

 

«Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis» (Mt 10: 8).